jueves, 14 de agosto de 2014

Cooper le salva la noche al Charleston.

Con un par de tapadas prodigiosas Odisnel Cooper volvió a salvarle la noche a un Charleston Battery que volvió a dormirse y comprometer un partido que parecía tener liquidado.

En lo que parecía podía convertirse en un duelo de cubanos con Maykel Chang y Heviel Cordovés en el frente de ataque del Battery y Erlys García como máximo referente en la línea defensiva del Blues, terminó siendo un casi monólogo de Odisnel Cooper, único de los cuatro cubanos en aparecer en los onces iniciales.

Si bien la no presencia del Motor entre los titulares era esperada, ya que el coach de Charleston le ha dado al muchacho de La Habana la función de salir del banco a rematar los partidos y levantar al equipo, o salvarle los chelines cuando la cosa se pone fea. La de Chang y Erlys si fue sorpresiva aunque la del primero podría deberse a que el equipo aurinegro debe enfrentar este viernes al Rochester Rhinos, un equipo duro y rival directo por los puestos clasificatorios para los play offs.

Sin Erlys en la retaguardia la defensa del Blues se vio muy vulnerable y lenta algo que pudo costarle desde muy temprano el partido al equipo del oeste del país de no ser porque del otro lado la defensa del Battery lució de papel y dejaron a Cooper en varias ocasiones a merced de los delanteros rivales que en par de ocasiones fusilaron al cancerbero camagüeyano que nada pudo hacer para detener los dos goles que le convirtieron en la noche.

Con el partido complicándosele y los tres puntos en la cornisa, el coach del Battery echó mano de su hombre más peligroso en la banca: Heviel Cordovés quien tal y como esperaba su entrenador creó caos en la defensa visitante, pero la ansiedad por querer aprovechar los pocos minutos de juego le jugaron una mala pasada al capitalino que se vio en instantes impreciso y buscando a toda costa acomodarse el balón a su pierna izquierda algo que lo hizo predecible para sus marcadores y que no le permitió irse del partido con por lo menos un gol.


Noche amarga en Charleston para los que esperábamos ver más de los nuestros, pero que demostró una vez más que Cooper es de los mejores porteros de la Liga en estos momentos, y que Cordovés esta para mucho más que cinco minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario