domingo, 20 de julio de 2014

Redonda.

Ozzie Alonso sin dudas el mejor jugador cubano del momento
Así ha sido la semana para el sancristobaleño Osvaldo Alonso pues a su llamado para el Juego de las Estrellas de la MLS acaba de sumar una gran actuación frente al Tottenham Hotspur de la Liga Premier Inglesa.

Alonso quien durante los últimos años se ha convertido en el rostro del futbol cubano a nivel internacional, gracias a sus actuaciones aprovechó un fin de semana en los que los nuestros no pudieron brillar para con su gran actuación frente al Hotspur dejar bien arriba el nombre de  nuestro futbol.

La semana comenzó para Ozzie con el llamado para el Juego de las Estrellas de la MLS a efectuarse el próximo 6 de Agosto en Portland y en el que las estrellas de la Liga Norteamericana se enfrentaran al Bayer Munich de Pep Guardiola y en el que estarán varios Campeones de la última Copa del Mundo.

Alonso quien ha sido titular en 17 de los 18 juegos del Seattle Sounders es el segundo jugador del conjunto escarlata con más minutos jugados en lo que va de temporada con 1522 minutos jugados, lo cual sumado a sus previas temporada lo convierten en el jugador con más minutos (13 361), partidos jugados (156), 152 como titular, también líder, además de ser nombrado cuatro años consecutivos como el Jugador Más Valioso del equipo.

En pleno calor por el nombramiento, el muchacho de San Cristóbal saltó al terreno de juego, como de costumbre, en el once inicial del Sounders para enfrentar al encopetado rival y pronto los visitantes pudieron darse cuenta que el cubanito no venía a repartir rosas y si espinas en el medio campo escarlata.
Así reflejó Marca el gol del cubano

Alonso no demoró en mostrar su garra, su hambre por el balón y se convirtió en una roca en el zapato de los jugadores del Hotspur quienes en más de una ocasión debieron recurrir a las faltas para detener al “6”.

Pero Ozzie fue más que el acostumbrado recuperador de balón, Ozzie hizo de la sencillez del juego un arte y con excelentes primeros toques descolocó a la defensa rival que en ocasiones vio al cubanito caracolear en vez de sus acostumbrados “balones de primera”.

Tras el primer gol inglés, Alonso mostró que su peligro iba más allá de su trabajo defensivo y colocó un centro milimétrico sobre la cabeza de Clint Dempsey, pero “The Deuce” cabeceó apenas separado del segundo poste cuando ya los más de sesenta mil aficionados cantaban el gol.

Fue sólo una muestra de lo que vendría, la pincelada que lo exaltaría para ser nombrado el jugador del partido, un golazo que bien pagaba la entrada y que varios sitios web se encargaron de diseminar rápidamente.

Alonso recibió un balón a unas 35 yardas de la portería se coló entre dos defensas y viendo al portero del Hotspur adelantado de tres dedos soltó un escopetazo que sobrepasó el vano vuelo de Friedel y besando la parte interna del largero fue a besar al tejido para lo que fue el 2-1 transitorio de un partido que de amistoso tuvo poco y en el que el nuestro le mostró, a la hora de la guapería que en esa tampoco le iban a ganar.


Partidazo de Alonso que cerró una semana Redonda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario