sábado, 7 de junio de 2014

Mundial Brasil 2014. México mejoró, pero cerró con derrota ante Portugal

El cambio de actitud de la Selección Mexicana no se vio reflejado en el marcador y sus problemas para anotar fueron castigados por una Portugal que logró romper el cero sobre el final para sellar con derrota de 1-0 el último partido de preparación del Tri antes del Mundial.
El tanto de los lusitanos vino al minuto 90+3 en tiro libre. El defensor le ganó la marca a Francisco 'Maza' Rodríguez, quien no siguió la marca, y conectó cabezazo que derrotó a Guillermo Ochoa.
Miguel Herrera cumplió su palabra y probó 45 minutos a los dos porteros que se disputan la titularidad. Jesús Corona, en el primer tiempo, tuvo un encuentro sin contratiempos; mientras tanto, el ex portero de Ajaccio y América destacó más, pues el rival fue más ofensivo en la parte complementaria, aunque vio caer su arco en los instantes finales.
Las pruebas en amistoso culminaron con esta derrota y ahora el Tri viajará rumbo a Brasil para debutar el próximo viernes 13 de junio ante su similar de Camerún.
 LO QUE DEJÓ EL PARTIDO
El Tri mostró variantes y llegó de varias formas al ataque, pero la poca precisión de los atacantes convirtieron en centro de atracción al portero Eduardo.
Los contendientes no se dedicaron a romper las virtudes de sus rivales y en los primeros minutos del encuentro México y Portugal mostraron sus argumentos para culminar las jugadas.
Fue una auténtica disputa por el protagonismo del partido y Portugal atrajo las miradas a los 13 minutos de juego, al dejar confundido a Miguel Layún con un amague que le permitió internarse al área por la banda por la banda izquierda. La jugada terminó con un tiro a primer poste que no se permitió la intención de sorprender a Jesús Corona.
Pero si la anterior fue la mejor jugada de los lusitanos, vendría una buena oportunidad para el Tricolor, pero justo cuando Oribe Peralta estaba por cerrar la piza, llegó una barrida de Neto que salvó lo que parecía el primer gol del partido.
México tuvo sus mejores momentos hacia los 20 minutos de juego. La presión era precisa y asfixiante como para recuperar el balón en la cancha de Portugal, en lo que faltó constancia fue en el último toque, a pesar de las variantes mostradas con disparos de media distancia y centros.
Las labores defensivas de la selección estuvieron finas en este último partido de preparación antes del Mundial. Así se resumió con la autoridad de Paul Aguilar por derecha frenando a Nani y en un disparo de Eder, quien aprovechó que el balón le llegó de frente a la portería, para buscar clarear a Corona, pero Márquez metió la pierna para que el portero pudiera manotear el tiro estropeado.
Juego atípico para la Selección Mexicana. Los hombres más regulares en los últimos tiempos como Miguel Layún y Oribe Peralta estuvieron erráticos y otros como Guardado o Herrera estuvieron certeros; sin embargo, el jugador del Porto sería el que tendría más luces y sombras.
Para el segundo tiempo ingresó el portero Guilleromo Ochoa, como estaba planeado antes del cotejo y lució con atajadas, la más vistosa ante Fabio Coentrao, en su última oportunidad para convencer a Miguel Herrera.
El equipo mexicano fue mejorando en su juego colectivo y encontró sus mejores oportunidades. Incluso armaron una triangulación larga, pero calibrada. Las parábolas aéreas terminaron en los pies de Herrera, quien tiro apurado, cerca del poste izquierdo del portero, pero que terminó en la humanidad del cancerbero.
El arquero portugués Eduardo fue adquiriendo protagonismo al frustrar otro intento de Herrera, esta vez de media distancia, y mandarlo a tiro de esquina a los 68’.
Cinco minutos después, un balón rebelde llegó a Peralta, quien se vio sorprendido al tener el balón en sus pies, cuando estaba a escasos paso del portero, por lo que no le pudo dar dirección a su tiro, que nuevamente rebotó en el arquero.
Pero el magnético arquero luso volvería a mostrar esa atracción en la mejor oportunidad de México, a los 73 minutos. Javier Hernández, quien ingresó en el segundo tiempo por Giovani dos Santos, tomó el balón delante de los defensores y trajo la marca de dos, generó un hueco por el centro por el que apareció Alan Pulido.
El encuentro terminó sin goles para México, pues en esa última jugada, Pulido no pudo bajar la velocidad y su tiro, de nuevo, golpeó en el cancerbero.
Pero si bien el Tri se iría del juego sin goles, Portugal sí aprovechó una última. En un tiro de castigo, Bruno Alves corrió para encontrar un balón frontal en el área y giró la cabeza para mandarlo al fondo de la red, a donde Ochoa ya no pudo llegar.
La selección mexicana mostró un mejor rostro, pero ni siquiera las jugadas más elaboradas pusieron meter el balón a la red. Quedan seis días para remediarlo (FOX)

No hay comentarios:

Publicar un comentario