miércoles, 18 de junio de 2014

CHI-CHI-LE-LE


Eduardo Vargas grita el primer gol de Chile frente a España
 Un Chile de vértigo dejó fuera a la aún Campeona del Mundo y de paso puso fin a un ciclo español que incluyó dos títulos de Europa y una Copa del Mundo.

Chile demostró el porque el temor que se vivía en España desde que la Roja austral fue puesta en su grupo eliminatorio, el equipo de Sampaoli demostró una garra y un corazón a toda prueba durante los 90 minutos frente a un equipo español que lució nervioso frustrado y demasiado lento para la rapidez de los chilenos que tal como hizo Holanda demostró las debilidades y lentitud de la zaga española cuando se lanzaban al contragolpe, y que en poco o nada mejoró con la inclusión de Javi Martínez por Piqué.

España tenía la obligación y salió a tratar de recuperar la honra mancillada en el primer encuentro y cual su costumbre se hizo del balón pero su juego horizontal poco asustó a los chilenos que tras un contragolpe se pusieron en ventaja por intermedio de Eduardo Vargas quien tras recibir dentro del área evita la barrida de Casillas con un amague hacia la derecha y ante el cierre desesperado de Ramos define con un puntazo para clavar el dardo envenenado en el corazón español.

España nunca reaccionó ante el presión constante de Chile que de a poco se iba creciendo apoyada en hombres como Vidal, Medel y Alexis Sánchez y se fue adormilando en su propio juego, adormecimiento que pagarían muy caro a los 43 minutos cuando tras el rechace con los puños por parte de Iker Casillas, tras el cobro de un tiro libre,  Charles Aranguiz le ganó a toda la defensa española se hizo del balón y venció a Iker para matar a España.

Dos cero lapidario para una España no solo por los dos goles de diferencia sino porque el juego mostrado por los de Vicente del Bosque hasta ese momento.

Un dos cero que sería propio premio para Chile tras lo que se vio en la segunda mitad, misma en la que ni la inclusión del Niño Torres por un Diego Costa estático y falto de ritmo, logró mejorar las cosas para España que siempre estuvo mas cerca del 3-0 que del 1-2 a pesar del disparo de media distancia de Iniesta o un cobro de tiro libre de Cazorla posteriormente.

Una España que se desesperó en su necesidad y que debió haber terminado con 9 si el colegiado norteamericano no le hubiese perdonado la segunda amarilla a Xavi Alonso y la Roja directa a Sergio Ramos.

Chile ganó con autoridad con suficiencia y ahora buscará repetir frente a una Holanda peligrosa al ataque y muy vulnerable en defensa y que además no podrá contar con el goleador del Manchester United Robin Van Pierse

No hay comentarios:

Publicar un comentario