martes, 24 de junio de 2014

1-4: Colombia se da un festín de goles a ritmo de Jackson


Colombia presentó un once con variantes después de tener asegurada la clasificación para octavos. Pekerman se permitió dosificar a sus intocables y a pesar de todo el equipo siguió mostrando buenas sensaciones.

Al cuarto de hora, buenas noticias para los cafeteros. Penalti de Konno a Ramos y Cuadrado, que no descansa nunca, se encargó de transformarlo. Fuerte y por el centro, a asegurar. Pero Japón no se arrugó porque necesitaba ganar para intentar colarse en la siguiente fase. El primer aviso llegó de los pies de Kagawa, que con la derecha puso a prueba a Ospina. Pasada la media hora lo probó Honda, con un libre directo que salió lamiendo el palo derecho del arco colombiano. Incluso Okubo se atrevió con una chilena que salió desviada. Hasta al final se rompió el cantaro y los nipones igualaron. Honda la puso desde la derecha al corazón del área y Okazaki, tirándose en plancha, conectó un cabezazo que acabó en la red.

Jackson se estrena
Pero en el inicio de la segunda parte, Colombia volvío a coger el mando gracias a la entrada de James en el descanso. De el jugador del Mónaco salió la primera ocasión. Su centro no lo conectaron ni Ramos ni Jackson Martínez. Eso sí, Martínez no perdonó la siguiente opción que tuvo. Por fin, Jackson logró su primer gol con la selección tras cinco años vistiendo la camiseta amarilla.

Y siguiendo el guión del primer tiempo, los nipones se volcaron en ataque. Honda, de nuevo de falta directa, hizo lucirse a Ospina y Okubo, con todo a favor, remató alto un pase de la muerte de Uchida. Pero esta vez no llegó el empate. Al revés. Jackson, con un golazo, sentenció a Japón y aseguró el primer puesto de grupo. Recorte dentro del área y con la izquierda la puso al palo largo, lejos de Ospina.

Mondragón, veterano histórico
Finalmente, Pekerman dejó que Mondragón se uniera a la fiesta. Dio entrada al portero de 43 años y 3 días que se convirtió en el jugador más veterano en disputar un partido en un Mundial, superando al camerunés Roger Milla (42 años y 39 días).

Pero faltaba la delicatessen de James. Tras una fantástica jugada, picó el balón por encima del portero para redondear el marcador. (Mundo Deportivo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario