viernes, 30 de mayo de 2014

Yaikel Pérez el mejor en miércoles negro.

El pasado fue un miércoles negro para los equipos de los jugadores cubanos que participan en la Copa Abierta de los Estados Unidos: Lamar Hunt, pues de los tres equipos que salieron a buscar su pase a la siguiente ronda sólo uno logró su cometido: el Orlando City de Yordany Álvarez.

No pudieron el Charleston Battery (USL-Pro) ni el Fort Lauderdale Strikers (NASL) sobrepasar una fase en la que a priori lucía como los candidatos a dejar en el camino a sus rivales.

La gran novedad de la noche fue sin duda la inclusión en el once titular de los Strikers del capitalino Yaikel Pérez para enfrentar al Laredo Heat (PDL), en el cual Pérez militó hace unos años, en lo que fue la revancha de hace un año atrás cuando los Strikers dejaron fuera de la competencia al equipo roji-negro.

Yaikel quien este año no ha tenido muchas oportunidades de mostrarse aprovechó su ocasión en el once titular para apuntarse en la pizarra con su primer gol del año a los 12 minutos de juego y que en ese momento significaba el 2-0 para los locales quienes ocho minutos más tarde se quedaban con sólo 10 hombres y no podían contener al conjunto de Laredo que le daba vuelta al partido llevándose la victoria 3:2.

Mientras eso ocurría en el sur floridano en Carolina del Sur el Charleston Battery recibía al conjunto Sub 23 del Orlando City con la ausencia esperada de Cooper en la portería pero con Heviel Cordovés y Maikel Chang en el once titular.

Fueron los visitantes los que sorprendieron poniéndose en ventaja tras una melé dentro del área muy bien aprovechada por el internacional jamaiquino y conocido de los cubanos, Romario Williams.

Tras el gol en contra el equipo aurinegro comenzó a carburar y poner presión sobre el marco visitante apoyados en el gran trabajo de Maikel Chang que con balones filtrados a Cordovés y el Jamaiquino Kelly puso en jaque a la defensa morada.

El partido pareció emparejarse cuando Chang recibió un balón a las espaldas de la defensa y centró para que Cordovés mandara el cuero al fondo de la red, pero el línea levantó la bandera y el central validó un fuera de juego de Chang bastante dudoso.

Sin poder definir las ocasiones el Battery vio como el Sub 23 de Orlando doblaba el liderato antes de irse al descanso en un contragolpe que pescó al sustituto de Cooper, Eric Shannon adelantado.

Para la segunda parte el Charleston apretó el acelerador, aunque llamó la atención la temprana sustitución de Chang por el jamaiquino Lewis quien estuvo muy lejos de la actuación del capitalino con lo que los locales perdieron mucho mordiente, aun así lograron empatar el partido y prolongarlo al tiempo extra y a una casi interminable tanda de penalties en la que el Motor no pudo convertir el suyo en un momento en el que de haberlo anotado su equipo hubiese conseguido su pase a la siguiente ronda misma a la que pasaría el equipo floridano, cuando Dane Kelly autor de los dos goles del Battery en la noche voló su tercer penalti del partido.

Por último en el clásico de la I-4, autopista que une las ciudades de Orlando y Tampa, el equipo del Orlando City le pasó por encima al Tampa Rowdies de la NASL en lo que a priori parecía con el duelo más cerrado de los tres.


Categórico 4-1 para el equipo de Orlando en el que nuevamente Yordany Álvarez se lució en la media cancha controlando los tiempos del partido y los amagues de reacción del equipo de Tampa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario