viernes, 30 de mayo de 2014

Cuba comienza otra aventura mundialista sub.20

El matancero Brian Rosales uno de los
pilares de la nueva Sub 20 cubana
Por Osmany Torres
Cuba vivirá un verano de marcado matiz futbolístico cuando a partir del 12 de junio comience a rodar el balón del Mundial de Brasil 2014. En medio de todo el jolgorio por la principal competición del mundo a nivel de selecciones nacionales, un grupo de jóvenes cubanos comenzará a escribir su suerte en las eliminatorias  de CONCACAF rumbo al mundial sub.20 de 2015.
Desde el 22 y hasta el 30 de junio el Estadio Nacional Pedro Marrero, acogerá uno de los grupos eliminatorias del Caribe que otorgará al ganador de la llave un boleto a la segunda ronda regional.
Bajo la égida de William Bennett entrenan desde el 12 de mayo un total de 28 futbolistas, de los cuales solo 18 harán el grado para esta primera fase eliminatoria. Los criollos tendrán como rivales a las selecciones de Barbados, San Vicente y Las Granadinas y Martinica, siendo este último el rival de mayor consideración.
La preparación para el torneo marcha según lo previsto por el cuerpo técnico aunque el volumen de juego está lejos de lo deseado para esta etapa. En declaraciones exclusivas el preparador físico del conjunto, Miguel Ángel Díaz, señaló que tras dos micros de acumulación de cargas se encuentran ahora en la etapa de transformación previa al momento competitivo.
En el horizonte no se vislumbran partidos internacionales de preparación, un mal recurrente del fútbol cubano de cara a eliminatorias mundialistas. Los seleccionados nacionales vienen de disputar un efímero campeonato juvenil y esperan disputar par de encuentros con el equipo sub.21 que se concentrará en los primeros días de junio.
La Habana es la provincia que mayor cantidad de futbolistas aporta al plantel con (6), dada su condición de titular insular de la categoría.
Roberto Peraza y Eddy Luis Sanamé destacan entre los capitalinos llamados a filas. Peraza debutó este año en el Nacional Primera División, mientras Sanamé se incluyó en la lista de reservas del cuadro de Dariem Díaz.
Otro que fue llamado por Díaz a la preselección del equipo grande de la capital  y en estos momentos lucha por un sitio dentro de la sub.20 es José Félix Pérez. Los demás habaneros en el elenco de Bennett  son Daniel Alarcón, Yoan Humberto Godínez y Lázaro Iván Bicet.
Detrás de La Habana, Villa Clara es la región con más presencia en el equipo. Entre los cinco villaclareños sobresalen los nombres del portero Delvis Lumpuig, el delantero Osmani Capote y Roberney Castillo.
Estos dos futbolistas no serán los únicos mundialistas sub.20 presentes en el cuadro antillano donde también estarán el arquero pinareño Elier Pozo, junto a los zagueros David Urgellés (Guantánamo) y Brian Rosales (Matanzas).
Junto a estos cinco nombres habrá que seguir la actuación del cienfueguero Frank Manuel López,  protagonista con su equipo provinciale de Primera de Categoría en el 99 Campeonato Nacional de Fútbol.
Junto a Bennet y el mencionado Díaz, estarán en el cuerpo de dirección Clemente Reinoso, asistente, Pablo Alomá, entrenador de porteros, y Manuel “el zurdo” Rodríguez, en funciones de asesor.
A criterios de especialistas este grupo generacional tienen mayor talento que los asistentes al Mundial de Turquía en el verano de 2013. Sin embargo, su historia aun está por escribir y habrá que ver si los presagios se cumplen en el terreno de juego.
Clasificar a un mundial no es coser y cantar por lo que la Asociación de Fútbol de Cuba tendrá que hacer un esfuerzo superior al anterior proceso para garantizar la adecuada preparación de este conjunto.
Cuba no puede darse el lujo de acumular más generaciones perdidas. El momento es hoy, mañana podría ser tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario