viernes, 14 de marzo de 2014

Sin margen de error.

Los equipo de La Habana y Villa Clara se enfrentan este sábado, en la reanudación de Campeonato Nacional de Futbol, en un partido en el que no se pueden dar el lujo de cometer errores, pues una derrota alejaría muchos sus posibilidades de levantar la corona del futbol cubano este año.
 
Capitalinos y villaclareños arrancaron este año, junto al conjunto de Camagüey, como los tres grandes favoritos a llevarse el título sin embargo un arranque dubitativo con altas y bajas tiene a ambos conjuntos unicados hoy como segundos y terceros de la clasificación general con los de Dariem a 4 puntos de los líderes mientras que el Expreso duerme a seis de los avileños.
 
La situación es aun más delicada si se tiene en cuenta que ambos conjuntos ya se enfrentaron a Cervantes y su banda como locales y la próxima vez que se vean las caras será en predios moronenses en donde los actuales líderes contarán con un gran respaldo.
 
A la espera de lo que suceda en La Formadora espirituana, la consigna de ambos equipos en Zulueta es: ganar, por lo que la ya vieja rivalidad entre estos dos grandes seleccionados alcanzará este sábado tintes de final, con 90 minutos de intensa lucha en la que habrá que ver quien se lleva los tres puntos en disputa si la juventud del conjunto azul o la madurez de los naranjas, dice un viejo argot del futbol que los “Jóvenes te ayudan a ganar partidos, pero los veteranos a ganar Campeonatos” habrá que ver si la cancha le da validez al dicho.
 
Pero el morbo del partido entre capitalinos y villaclareños va más allá de la rivalidad colectiva o las posiciones en la tabla, ya que en el gramado del Camilo Cienfuegos debe estar presente el pinero Yoandir Puga, quien de anotar algún gol se convertiría en el primer jugador en anotar un gol con ambos equipos en el clásico, ya que el Rifle fue autor de dos de los cuatros goles con los que el equipo de La Habana se impuso a Villa Clara, 4-1, en la última visita de los dirigidos por Dariem Díaz al Camilo Cienfuegos, los otros dos a la cuenta de Jossel Perdomo y un autogol de Silvio Pedro, mientras que por los locales lo hacía Luis Alberto Villegas.
 
Sin embargo la holgada victoria habanera ha sido más que la regla, la excepción en los últimos encuentros entre ambos, tanto en la diferencia de goles como en el ganador ya que esta fue la primera vez en los últimos nueve encuentros que los habaneros se llevaron los tres puntos pues en ese lapso de tiempo los naranjas dominan con 4 victorias y 4 empates en partidos en los que la mayor diferencia entre ambos fue de dos anotaciones, victoria naranja 2-0.

 
Con mucho en juego y una gran cantidad de jugadores que han pasado por las filas de las diferentes selecciones nacionales cubanas, el del sábado en Zulueta, hubiese sido la excusa perfecta para que la televisión cubana saliera de la comodidad de La Habana y no regalara la transmisión de lo que sin dudas debe ser uno de los partidos más interesantes del 99 Campeonato Nacional de Futbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario