viernes, 7 de marzo de 2014

¿Por qué no jugamos?


La pregunta me la han venido haciendo, amigos cubanos y no cubanos, desde que se supo que Cuba no jugaría en la única fecha internacional FIFA antes del Mundial. Una pregunta a la que sólo la Federación Cubana de Futbol tiene respuesta pero como ellos no se molestarán en contestarla, nosotros basados en la historia, podemos especular sobre las posibles causas de la nueva promesa incumplida.

Y es que en esto de prometer y no cumplir, son expertos estos elementos de la AFC, quienes hace un año atrás y en medio de la Copa Oro prometieron a los jugadores jugar todas las fechas FIFA, algo que claramente no se cumplió y que este año al anunciar el calendario del Futbol cubano para el 2014, se volvió a prometer, usándose incluso nombres altisonantes y de gran prestigio como México, para dejarnos como siempre: sin fútbol.

Eso para no hablar ya, de lo ocurrido a finales del año pasado con la selección mundialista Sub 20, ya sub 21, concentrada desde Septiembre en La Habana y a la que se le fueron cayendo, una a una todas la promesas de giras y topes internacionales, primero Venezuela, después Panamá y así sucesivamente hasta dejar a los muchachos en la misma rutina de siempre, entrenando en el Marrero y con topes de poca monta con los equipos provinciales que apenas iniciaban su fase precompetitiva.

A buen entendedor con pocas palabras bastaría, pues los ejemplos ya dados demuestran con claridad, la total inhabilidad de los directivos cubanos para conseguir amistosos, ya sea por su poca capacidad negociadora o por su ya consabida y multidicha falta de motivación y deseos de ayudar al desarrollo del futbol en nuestro país.

Pero la situación va mucho más allá y que a estas cualidades se une la de deshacer cualquier proyecto que llegue a sus manos, tal y como ocurre en estos momentos.

Desde hace varias semanas hemos estado monitoreando una posibilidad traída por un empresario canadiense y la cual incluía una estancia de 10 días en España y un partido contra una selección nacional asiática, cuyo nombre se escapa ahora a mi mente, con la estadía paga en tierras españolas, y donde Cuba solo tendría que correr con los gastos del pasaje de los atletas y colectivo técnico, una propuesta que sonaba bien, interesante y que habría las posibilidades de los muchachos de jugar después de que nuestros federativos no fueran capaces de “amarrar” el amistoso con El Salvador.

Y digo sonaba, pues desde que el proyecto cayó en manos de Yero la gira ha estado en jaque y la posibilidad de que se la absoluta viaje a cumplir con ese compromiso parece muy remota y la idea hoy está más cerca del cementerio que de realizarse.

Conocer los detalles más íntimos de las negociaciones pues una vez llegada a manos de Yero y la Federación Nacional de Futbol, se ha levantado la cortina de hierro alrededor de la misma y se censura y amenaza a todo el que pueda dar informaciones sobre el proyecto algo muy típico de la dictadura implantada por Luis Hernández desde hace muchos años y que se ha mantenido o arreciado desde que René Pérez se convirtió en la figura visible de la AFC.

Y es que tan “analíticos” como son estos muchachos no deben haber demorado en encontrar el punto negativo de la propuesta canadiense: había que PAGAR el viaje, y PAGAR no es una palbra que aparezca en el directorio de la AFC ¿Recuerdan a Reinhold Fanz?.

Y realmente entiendo a Yero y sus sequitos, no se puede estar “malgastando” el dinero entregado por la FIFA, en viajecitos de la selección a España, cuadrar un amistoso o inscribir al Campeón Cubano en la Liga del Caribe, cuando hay cosas “mucho más importantes” como son los viajes de los directivos a “negociar” los amistosos que nunca terminan cuajando, o los viajes y estadía de Luis en Suiza, u otras cuestiones de índole personal de los directivos cubanos, siempre claro, muy bien camuflajeadas y justificadas con la “compra” de tacos, balones, etc, que nunca aparecen y cuando lo hacen no llegan a los futbolistas pues suelen quedarse en el Marrero en donde el mejor postor puede llevárselos a casa después de soltar el billetico que va a parar a los bolsillos de quienes ya sabemos.

¿Por qué no jugamos? Para mí está claro, tan claro como el agua. Porque tenemos una Federación plagada de gente a los que no les importa el futbol y si su interés personal. Pero ya que ellos son asiduos lectores de este Blog, yo les paso la pregunta.

Luisito, René, Yero, Garcés ¿Por qué no jugamos?

2 comentarios:

  1. es imposible tener buenos resultados en el futbol si no son capaz de jugar un simple amistoso en fecha fifa. países mas pobres que el nuestro jugaron en esta fecha, países africanos por ejemplo o el mismo Haití que bien conocemos se dio el lujo de jugar con un equipo europeo. no solo el futbol se derrumba en nuestro pais sino todo el deporte ya que para las autoridades que tienen que ver con esto ya no les importa el progreso del deporte nacional.

    ResponderEliminar
  2. Coño, no tendrán un poco de verguenza?, y lo más lindo es que toda la gente vinculada al fútbol de Cuba lo sabe, saben que ellos son los que se hechan el billete y no invierten en lo que tienen que invertir para levantar el fútbol cubano. Pero bueno, como bien dice el artículo, una dictadura federativa es lo que tienen ahí y los muchachones siguen ahí haciendo lo que pueden por amor al deporte. Que falta hace un cambio pero yaaaaaa!!!

    ResponderEliminar