martes, 11 de marzo de 2014

Ozzie y el Motor mandan la parada.

Con dos grandes actuaciones, Osvaldo Alonso y Heviel Cordovés fueron los futbolistas cubanos más sobresalientes en el pasado fin de semana, en el cual también vieron acción Andy Ramos, Maikel Chang y Joel Apesteguía.

Tras una primera mitad sin poder lucir todo su arsenal, por la posición en la que fue ubicado por su DT, Ozzie regresó para la segunda mitad en su posición dando una gran disertación en el medio campo y anulando el trabajo del cerebro organizador del Sporting Kansas City y de la selección estadounidense Grahan Suzi.

La sólida labor de Ozzie no se resumen solamente a los 14 balones recuperados para su equipo, o a completar 52 de los 64 pases que intentó, está también el valor táctico de la tarjeta amarilla que recibiera al cortar, como último hombre, un avance del Kansas City en la primera mitad que de otra manera hubiese podido terminar en gol además ser el alma de la jugada que decidiría la suerte del partido, al interceptar un balón en la agonía del encuentro avanzar desde su terreno hasta un poco más de la mitad del terreno y entregar a un compañero el balón desencadenando la sucesión de eventos que terminarían con el gol del Sounders y los tres primeros puntos del equipo escarlata.

Pero si bien estuvo el sancristobalense, el Motor no se quedó atrás y con un par de perlas le dio la victoria al Charleston Battery sobre el NAIA All-Star en partido de pretemporada.

Compuesto por la muchos de los jugadores que buscan un puesto en el grupo final y en el que lo mas destacable fue la aparición de Chang por la banda, el Battery no pudo romper el cero durante la primera mitad de su partido del viernes, pero las cosas cambiaron en la segunda mitad, en la que además de Cordo, Andy Ramos vio acción.

Con la reputación de poseer un cañón en su pierna izquierda y de no ser un jugador muy rápido, Cordovés demostró , ahora en mejor estado físico, que además de la potencia tiene magia en el toque y lo de la lentitud es sólo un mito.

Apenas iniciada la segunda mitad Prince envió un balón filtrado para Cordovés quien le ganó la posición a su marcador iniciando una galopada hacia el marco contrario, con el defensor del NAIA All Star tironeando de la camiseta al capitalino y el portero contrario reduciéndole el espacio imposibilitando accionar la pierna derecha, el Motor frotó la lámpara y de zurda levantó el balón por encima del cancerbero en una vaselina que fue a incrustarse al fondo de la redes para el 1-0.

Varios minutos después otro balón filtrado entre los defensores sobre la punta izquierda y con el balón casi sobre la línea de fondo y el portero cerrándole el ángulo, Cordovés volvió a frotar la lámpara y con su potente pierna pinchó nuevamente el balón en otra vaselina imposible que descansó en el fondo de las piolas. Dos golazos para abrir su cuenta goleadora en este 2014 con el Charleston Battery.

Por su parte Ramos completó otros 45 minutos sin permitir goles y hoy frente a Wilminton tratará de asegurar su puesto en el roster final del equipo para el 2014.


Mientras que en Europa el Tigre Apesteguía entraba a los 78 minutos de juego en el empate a un gol en partido válido por la Superliga albanesa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario