lunes, 3 de marzo de 2014

La peor cara de los Miuras

Textos y Fotos: Raúl A del Pino Salfrán

La cancha de Sebastopoll, del municipio de Minas, acogió este sábado un partido de fútbol donde Ciego de Ávila y Camagüey exhibieron su mejor y peor cara, respectivamente, y la visita se llevó la victoria por la mínima, a pesar de jugar con un hombre de menos durante más de 45 minutos.

Todos los fantasmas que han asechado a la selección de esta provincia en los momentos cruciales de las últimas temporadas, hicieron presencia sobre el verde pasto mineño en la sexta jornada del Nacional. Se vio un Camagüey impotente en ataque e inseguro en defensa, con un medio campo que apenas lograba dominar el balón. La presión se hizo evidente en todas las líneas de juego.

Los avileños, por su parte, demostraron por qué ocupan hoy el primer lugar de la tabla de posiciones y desplegaron una autoestima arrasadora durante todo el compromiso, encabezados siempre por ese inmenso jugador llamado Alain Cervantes.

Si bien los anfitriones se adueñaron de la redonda en los compases iniciales, los primeros 25 minutos transcurrieron sin ocasiones claras de gol. El desafío se disputaba en la media cancha mientras, de vez en cuando, un balonazo hacía inquietar a las zagas de ambas partes.

En el ´27 Ciego apretó el acelerador y consiguió una seguidilla de tres córners. En el segundo, aquella máxima de que dos cabezazos en el área nunca terminan bien se cumplió cuando Orisbel Leiva estrelló la esférica de palomita en el poste izquierdo de Daniló Baró.

La defensa camagüeyana se las arregló para mandarla nuevamente al tiro de esquina y el posterior centro avileño fue hacia la borde exterior del área grande. De allí devolvieron otro pase aéreo al mismo palo de la anterior jugada y el balón le cayó en las piernas a Cervantes, quien lo empujó sin ninguna dificultad hasta el fondo de la valla local, para conseguir su segunda perforación del certamen.

Armando Cruz intentó reorganizar a sus jugadores pero muy poco cambió en el juego de los Miuras, hasta que en la fracción 44, el avileño Yaser Francis recibió la segunda cartulina amarilla que lo obligó a abandonar el cotejo. Aquí se corroboró nuevamente la falta de autoridad de los árbitros cubanos, cuando el propio atleta expulsado no acataba la decisión del principal cienfueguero Asniel Quintana. Debieron intervenir futbolistas y el cuerpo técnico avileño para evitar males mayores.

Con un hombre de más y una grada desbordando algarabía, todo indicaba que Camagüey sería capaz de revertir el marcador en el complementario. Para ello entraron a la cancha los rapidísimos volantes Dagoberto Quesada y Liván Pérez.

Sin embargo, fueron los visitantes quienes en par de oportunidades estuvieron a punto de subir el 2-0 a la pizarra. La genialidad de Cervantes, junto a la calidad técnica del centrocampista Jesús Rodríguez y la capacidad atlética del centro delantero Ángel Rodríguez, apagaron por varios minutos las voces en la tribuna del “Sebastopoll”, aunque al final fuera solo un susto.

En la medida que avanzaba el reloj, Camagüey se adueñaba más del balón, pero sin mostrar ideas concretas en la creación de jugadas de peligro. El desafío se tornó monótono y el portero de los actuales líderes apenas tenía trabajo bajo sus tres palos, a pesar de tener su área rodeada constantemente.

Solo un disparo desde la derecha de Quesada en los minutos finales amenazó la invulnerabilidad de la cabaña visitante. Fuera de ese momento, la estrategia camagüeyana consistió en lanzar pelotazos desde los extremos para que la defensa rival los despejara sin dificultad.
 
El de este sábado fue el partido más malo de Camagüey que este reportero ha presenciado en las últimas campañas. Resulta difícil de creer que un equipo con una plantilla rebosante de hombres cuya calidad está por encima de la media del fútbol cubano actual, sea capaz de desplegar un juego tan pobre, tan insípido.

De nada sirvió que Cruz moviera a Keyler García hasta la derecha, donde se siente más cómodo, e incorporara al once titular al veterano atacante Osmany Montero. De nada sirvió que dispusiera de un doble pivote en la contención para detener a Cervantes, cuando ese es un jugador al que se le debe marcar de forma personal.

Afortunadamente, no todo está perdido para los camagüeyanos, pues restan todavía 12 fechas en el calendario para corregir el rumbo. Con esta derrota, caen hasta quinto puesto con ocho puntos, pero ven como sus verdugos de la sexta fecha se alejan en la cima con 15 unidades. Y para más comodidad de ellos, La Habana, su más cercano escolta en la tabla de posiciones, no pudo pasar de un 0-0 como visitantes ante Cienfuegos y se queda en 11 rayitas.

Tampoco pudo hacerse justicia el monarca vigente Villa Clara al firmar un amisticio sin goles en el “Luis Pérez Lozano” cienfueguero. Las Tunas cayó una vez mal como local, esta vez 3-2 frente a Sancti Spíritus, mientras los holguineros hicieron su primera cruz del torneo al derrotar a domicilio 2-0 a un alicaído Pinar del Río.

El próximo fin de semana no se celebrará ningún desafío, pues esos días corresponden a fechas FIFA.

Tabla de posiciones luego de Fecha 6
Equipos
JJ
JG
JE
JP
GF
GC
Dif
Ptos
Ciego de Ávila
6
5
0
1
10
5
6
15
La Habana
6
3
2
1
12
6
6
11
Villa Clara
6
2
3
1
5
2
3
9
Sancti Spíritus
6
2
2
2
8
7
1
8
Camagüey
6
2
2
2
3
3
-
8
Cienguegos
6
1
4
1
2
2
-
7
Guantánamo
6
1
4
1
2
4
-2
6
Las Tunas
6
1
2
3
4
6
-2
5
Holguín
6
1
2
3
3
8
-5
5
Pinar del Río
6
0
3
3
1
7
-6
3
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario