viernes, 21 de febrero de 2014

Duelo de endeudados

El que se ha de vivir en el Rogelio Palacios de Guantánamo, pues allí se han de ver las caras Villa Clara y Guantánamo, dos equipos que han quedado en deuda no solo con sus aficionados sino también con el futbol y es que uno espera que dos de los equipos con más jugadores en las selecciones nacionales cubanas hubiesen tenido un mejor arranque y es que si bien los guantanameros aun se mantienen invictos, solo han podido conseguir un gol en cuatro partidos mientras que los naranjas solo han podido conseguir dos anotaciones y lo que es más alarmante mostrando muy poco futbol.

Si bien la temporada pasada los villaclareños tuvieron un arranque lento en el Clausura, la situación en este torneo es completamente diferente, pues si bien hace un año sólo interesaba quedar entre los cuatro primeros para definir el Campeonato, en este no existe ese lujo y hay que tratar de obtener todos los puntos en disputa, porque puntos dejados en el camino pueden pesar mucho al final y dar al traste con el sueño de una nueva estrella.

Y si el presente no es nada alagueño para la tropa del Centro, la historia nos dice que el Rogelio Palacios en un verdadero campo de espinas para los naranjas ya que en sus últimas tres visitas han podido sacar una sola victoria, por 1-0, para terminar de definir el título del 96 CNF en su favor, victoria tras la cual van, además, en desventaja en los enfrentamientos con los del Guaso pues suman en general, dos derrotas, dos empates y un partido ganado además de haber sido goleados (0-3) en la temporada del 2012 en los predios guantanameros.

Alexei Zuaznábal, mejor goleador de los guantanameros frente al Expreso, buscará abrir su cuenta goleadora frente a los naranjas, mismo que tratará de hacer el líder goleador del torneo anterior el villaclareño Yenier Márquez quien por demás le ha marcado cinco de los 9 goles que el conjunto anaranjado le ha marcado a sus rivales de mañana en los últimos 10 partidos.

Con un mediocampo recio de ambos lados y delanteros con la mira limada, el juego podría convertirse en un empate donde abunden los bostezos si ambos técnicos no mueven sus fichas para revitalizar sus equipos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario