lunes, 17 de febrero de 2014

99 CNF. Las Tunas cede ante los Marineros de Cienfuegos

  • Escrito por Dúbler Vázquez Colomé
Las Tunas: Arribar a la ciudad después del aguacero parecía un presagio, por esa incómoda sensación de vacío, de haber llegado demasiado tarde a algún convite. Y exactamente eso le sucedió este sábado al fútbol, ausente casi todo el tiempo a su propia fiesta, excepto en los momentos en que un muchacho de nombre Yordan Santa Cruz y coherente número 10 en la espalda repartía regates por igual para la defensa tunera y la afición del estadio Ovidio Torres, en Manatí, al tiempo que regalaba destellos del antiguo esplendor de los Marineros de Cienfuegos.

El volante de la Perla del Sur, capitán de la Selección Nacional sub-20 que jugó la Copa Mundial el pasado año, mereció varios goles, aunque no marcó ninguno; y fue el hombre del partido que su equipo le ganó a Las Tunas, aun cuando el defensor Yendri Torres se llevó la gloria del único gol de la tarde. Pero antes del desenlace, en una hora larga de juego, sucedieron muchas cosas: Las Tunas volvió a salir con una autodestructiva defensa de tres y el arriesgado planteamiento desnudó nuevamente la lentitud de una zaga irreconocible por las ausencias; el exinternacional Enrique Villaurrutia le cedió sus galones al jovencito Santa Cruz en una especie de inevitable relevo generacional; el cuerpo arbitral mostró un desconcierto alarmante a la hora de conducir el partido; y, sobre la cancha, ambos equipos evidenciaron carencias tácticas que no por repetidas sorprenden menos.

Apenas habían transcurrido cuatro minutos y ya le defensa local era retratada por un pase al espacio que el delantero Yoelvis Almenteros no supo concretar ante la puerta del internacional Sandy Sánchez. Era el primer aviso y funcionó como despertador para el equipo de Manuel Cutiño, que venía de caer 2-1 en su visita a Ciego de Ávila. La respuesta fueron dos cuchilladas rápidas, ambas de cabeza: la primera del refuerzo granmense Yeinier Rosabal a la salida de un córner y la segunda del delantero Dainier Lorenzo, luego de un centro medido del volante Eduardo Carmenate.

Los primeros compases del partido fueron un adelanto de lo que depararía la primera mitad, 45 minutos de oportunidades para ambos bandos, marcados por la habilidad de los atacantes cienfuegueros para ganarle la espalda a una zaga que sigue extrañando la clase del lesionado central Édgar Márquez y que, demasiado preocupada por desactivar a Villaurrutia, dejó sueltas las marcas del resto de los jugadores visitantes. Aun así, Las Tunas tuvo las oportunidades más claras de adelantarse en el marcador, como el rebote que se encontró en el balcón del área Reynier Leyva pasada la primera media hora. El remate se fue rosando el larguero del meta Arael Argüelles, quien había detenido antes un disparo de Dayron Blanco y otro cabezazo de Dainier Lorenzo.

Cumplida la primera parte, ambos técnicos hicieron sus cuentas y recompusieron lo mejor que pudieron a sus equipos. El cienfueguero Diosvel Lara mostró un poco más de cautela después de que en el minuto 37 tuviera que hacer su primer cambio por el lesionado Yusniel Benítez; mientras que el local Manuel Cutiño intentó revolucionar a su elenco con una doble sustitución: el volante de creación Yúnior González por Sajay Herrera (de gris actuación una vez más), y Geovanys Ayala por el zaguero Éder Márquez, el punto más bajo del equipo en el primer parcial. Sin embargo, la entrada del veterano atacante descompuso el dibujo del técnico tunero, quien debió retrasar a Rosabal hasta la línea de zaga y renunció a la velocidad de Lorenzo en una delantera que se resintió la lentitud de Ayala y Máikel Celada juntos.

La improvisada defensa local, más desubicada aun por las modificaciones tácticas, no estuvo nunca a la altura de las circunstancias y acusó una falta de comunicación que estuvo a punto de costarle el primer gol, cuando en el minuto 50 Yeinier Rosabal no se entendió con el guardametas Sánchez y envió una cesión del balón a su propio larguero. Sin tiempo para reponerse del susto, los más de 3 mil aficionados reunidos en la cancha manatiense volvieron a quedarse de piedra ante una jugada coral de la visita que concluyó con un remate de cabeza al palo y un rebote que, sobre la línea de gol, Jannier Puig empujó con la mano cuando disponía de todo el tiempo del mundo para marcar.

Ya con el partido roto, convertido en un festival de llegadas, de errores en la marca y de oportunidades fallidas, los tuneros disfrutaron de la mejor ocasión de la tarde con una contra letal que Ayala no pudo resolver en el mano a mano y Dainier Lorenzo no fue capaz de cerrar en la segunda jugada, enviando el contraremate por encima del larguero.

Era el minuto 61 y la suerte estaba a punto de decantarse, ayudada por la velocidad y el dinamismo de Yordan Santa Cruz, un verdadero tormento para los defensores de casa. Precisamente de sus botines surgieron las dos acciones consecutivas que provocarían el desenlace del choque. Sobre la fracción 65 de juego, el talentoso jugador dejó solo ante el portero a Jannier Puig y el guardametas tunero respondió con una parada antológica. Dos minutos después, un libre directo del 10 cienfueguero llegó envenenado al área chica y obligó a Sánchez a dar rebote, para que Yendri Torres rompiera las redes tuneras y le diera a su equipo la primera victoria de la temporada.

En los poco más de 20 minutos que mediaron hasta el final, Las Tunas buscó el empate con más voluntad que tino y las ausencias de Karel Pagés y Géiser Blanco adquirieron relevancia, sobre todo por el pobre partido que firmaron Dayron Blanco y Reynier Leyva, dos piezas claves en la creación de juego. La segunda derrota consecutiva envía al equipo de Manuel Cutiño a la parte baja de la tabla con solo cuatro puntos en igual número de jornadas y les mantiene sin goles ante su afición, tras la igualada a cero de la segunda fecha frente a Villa Clara.

Con una semana por delante para recomponerse, los tuneros esperarán el próximo sábado por el peligroso Camagüey, ya obligados a olvidarse de la inédita tonalidad blanca de su nueva camiseta y comenzar a mostrar ante su público un juego mucho más colorido.

Las Tunas: Sandy Sánchez; Éder Márquez (Geovanys Ayala, ´46), Jorge L. Mendoza, Héctor Rondón; Yeinier Rosabal, Dayron Blanco, Eduardo Carmenate, Reynier Leyva, Sajay Herrera (Yúnior González, ´46); Máikel Celada, Dainier Lorenzo.

Cienfuegos: Arael Argüelles, Yusniel Benítez, Denis Suárez, Dayán Hernández, Yendri Torres; Enrique Villaurrutia, José Dayron Pérez, Yordan Santa Cruz, Jannier Puig; Yoelvis Almenteros, Yasniel la Rosa.

Gol: Yendri Torres, minuto 67.

Estadio: Ovidio Torres, Manatí, Las Tunas. Asistencia: 3 mil aficionados.

Resultados de la cuarta jornada:
Villa Clara-Ciego de Ávila (1-2); Holguín-Guantánamo (0-0); La Habana-Sancti Spíritus (3-2), Camagüey-Pinar del Río (1-1).

Posiciones: Ciego de Ávila (9 puntos), La Habana y Camagüey (7), Cienfuegos (6), Villa Clara y Guantánamo (5), Las Tunas y Sancti Spíritus (4), Holguín y Pinar del Río (2).

Partidos de la quinta jornada: Guantánamo-Villa Clara, Ciego de Ávila-Cienfuegos, La Habana-Holguín, Las Tunas-Camagüey y Sancti Spíritus-Pinar del Río.

No hay comentarios:

Publicar un comentario