domingo, 2 de febrero de 2014

99 CNF. Cuatro mandan

En juego con dominio local, en el que una vez más se hizo valedera la vieja sentencia futbolística ("al que no anota le anotan"), Cienfuegos debió remontar para empatar in extremis a un gol frente al once de La Habana en la segunda fecha del 99 Campeonato cubano de fútbol.

Los apodados Marineros -por la añeja tradición nacida aquí a finales del siglo XIX en la barriada de Reina, poblada en lo fundamental por familias de pescadores y hombres del puerto- redondearon de esta manera su segunda igualada en dos salidas frente a su público, la de hoy de mucha más valía por lograrla viniendo de abajo y nada menos que frente al conjunto goleador de la primera fecha.

La anotación, a cargo del mundialista sub-20 Daniel Luis Saéz, se produjo al minuto 67 del encuentro durante un contragolpe en el cual hubo deficiencias de la zaga y el meta Arael Argüelles, quien po pudo impedir que el esférico, con apenas fuerza para rodar, terminara besando las redes de casa.

Tras el lance, y después de un cruce de palabras al calor del duelo, resultaron expulsados con roja directa el defensor cienfueguero Didier Castillo y el delantero capitalino Yaudel Lahera, en una discutible decisión del principal Armando Casañas, quien bien pudo amonestar y no llegar a extremos en el colmo de una errática impartición de justicia, cuyo clímax pudo desatar la de San Quintín cuando en descuento anuló el empate por el también integrante del Cuba al Mundial de Turquía, Yordan Santa Cruz, para decretar un penal por manos -las reglas establecen que en esa situación prevalece el gol-, aunque afortunadamente la paridad llegó con la ejecución impecable de Francisco Alexei Carrazana desde el manchón de los doce pasos.

La ruptura del marcador se había sucedido justo en los minutos posteriores al reinicio tras el intermedio, cuando los locales y cuatro veces campeones de Cuba asediaban la cabaña visitante.

Según las estadísticas del colaborador Roberto Ripoll, en esa parte del complementario los Marineros realizaron ocho cobros de esquina, en el tercero de los cuales, al 57', Reinier "El Coco" Cerdeira falló un martillazo de cabeza cuya trayectoria rozó por milímetros el segundo palo. Con el yerro del certero mediocampista parecía confirmarse una maldición sobre los hombres encargados de meter goles por Cienfuegos, equipo que en los siguientes tres fines de semana saldrá a la carretera para cumplir sus compromisos frente a Pinar del Río, Ciego de Ávila y Las Tunas, por ese orden.

 Con el resultado de esta tarde en el "Luis Pérez Lozano", de Bonneval, los Leones de La Habana completaron la suma de cuatro puntos, los mismos que totalizan Villa Clara y Las Tunas tras su empate sin goles en la cancha Ovidio Torres, de Manatí, y también el once de Guantánamo, victimario 1x0 de Camagüey en el "Rogelio Palacios", gol mediante Reinier Correoso, al 42'. Llegaron a tres y marchan segundos en puntuación, los autores de la segunda sorpresa a costa del actual subtitular de Cuba, porque en Morón el local Ciego de Ávila le endosó sonada goleada 3x0 a Pinar del Río, sorprendido ya en la fecha inaugural por la recién ascendida selección de Las Tunas. Los avileños contaron con dos rápidas dianas de Ángel y Jesús Rodríguez, en los minutos 13 y 15, mientras el delantero Adrián Hernández ponía cifras definitivas en el 80'.

Otro resultado que tampoco contaba en los pronósticos, fue el 2x0 conseguido en rol de visitante en la grama de Banes por el cuadro de Sancti Spíritus, el segundo conjunto con boleto a la división élite tras ganarse el derecho en el llamado Torneo de Ascenso. Las dianas por los del Yayabo a cargo de Randy Rojas (15') y Ariel Martínez (76', de penal), considerado el mejor futbolista cubano en el año 2013.(Tomado de Fanal Cubano)

No hay comentarios:

Publicar un comentario