sábado, 25 de enero de 2014

Arranca la fiesta

Con encuentros en cinco localidades arranca, este sábado el 99 Campeonato Nacional de Futbol Cubano, en el que como siempre nuestros jugadores tendrán que vérselas no sólo contra sus rivales, sino también con las pésimas condiciones de los terrenos donde se jugarán los partidos así como a los tradicionales problemas organizativos y logísticos que año tras año se repiten sin que nadie, hasta ahora les haya podido encontrar solución.
Amén de lo difícil que resulta hacer un análisis objetivo de lo que pueda suceder en el torneo, al no tener a mano los rosters de los 10 conjuntos participantes, no hay que ser adivinos para darse cuenta que el Campeonato Nacional cubano parece cosa de Villa Clara y nueve más, con el vigente Campeón como claro favorito para llevarse el cuarto título consecutivo en estas lides.
Los naranjas con un equipo sólido en todas las líneas han añadido poder a su ya letal sector ofensivo con la inclusión del pinero Yoandir Puga, además de poder contar con la presencia de Arichel Hernández ausente en años anteriores en muchos de los encuentros debido a su estancia con la Sub 20 cubana, recibirán este sábado al recién ascendido equipo de Sancti Spíritus, equipo que ha purgado 4 años en la segunda división cubana y que tratará de sorprender a los archifavoritos.
La historia estará de espaldas para los visitantes, que si bien sacaron un punto del Camilo Cienfuegos, en su última temporada en primera división, en la temporada 2009/10, ya que los anaranjados, desde la temporada 2004/05 no han perdido en la jornada inaugural y no pierden en su debut desde la 2005/06, temporada esa en la que descansaron en la jornada de apertura y no debutaron hasta la segunda fecha, precisamente esa derrota fue a mano de los espirituanos que descarrilaron al Expreso con gol de Yanosky Alcantara en la Formadora. La única victoria yayabera, desde el 2004 hacia acá,  en tierras villaclareñas proviene también de ese 2005/06 cuando vencieron a los naranjas con goles Zanetti y Ariel Martínez.
Por su parte los subcampeones nacionales: Pinar del Río tratarán de demostrar que el renacimiento mostrado el año pasado no fue obra de la casualidad y buscará en sus predios obtener los tres puntos contra el otro ascendido de la Segunda División Las Tunas.
Será esta la primera vez que el equipo tunero visite, al menos en los últimos 10 años la nueva sede de los verdes, ya que su última incursión por vueltaabajo se produjo el 6 de Febrero del 2010, cuando Pinar aun tenía como sede a La Bombonera de San Cristobal y allí los tuneros no estuvieron creyendo en bombones y le pasaron la aplanadora a los locales con marcadr de 4-1, con dos goles a la cuenta de Maikel Celada y uno percapita del Zorro Ayala y Armando Trejo.
Sin embargo y a pesar de que los orientales vienen con el impulso competitivo parece que será mu difícil que se repita este resultado pues los dirigidos por Pablo Elier parecen haberse adaptado muy bien a su nueva casa, la Ciudad de Pinar del Río donde perdieron solo cuatro encuentros de los 17 que efectuaron marcando 18 goles y recibiendo 16, seis de ellos en dos juegos, las derrotas 0-3 ante Villa Clara y Ciego de Avila.
Cierto es que la mayoría de esos éxitos se produjeron en los terrenos de la Nancy Uranga, pues en los predios de la EIDE Osmani Arenado, donde se jugará el choque los verdes empataron uno y perdieron otro de los dos juegos que allí efectuaron.
Otro de los candidatos, el equipo de La Habana tendrá un duro rival en su casa cuando reciba a un conjunto de Ciego de Ávila que ha recuperado a varias de sus figuras más importantes como es el caso de Alain Cervantes, Sánder Fernández además de la posibilidad de que uno de los más talentosos y querido futbolista cubano de los últimos años: Leonel Duarte, este de nuevo con los muchachos de la piña.
Más allá de las reincorporaciones que puedan traer los avileños, los de Dariem Díaz tratarán de mantener el ritmo que han impuesto sobre sus rivales de turno, de los últimos años. Tres derrotas, 2 goles a favor y 10 en contra resumen las últimas cuatro visitas de Ciego de Ávila a predios azules, en donde no ganan desde el 28 de Noviembre del 2009, ocasión en la que triunfaron con marcador de 2-0 perforaciones conseguidas por Keko y Leo.
Los Miuras de Armando Cruz estrenarán casa nueva en el municipio de Minas, en donde ya habían jugado en ocasiones anteriores, pero solo como una sede alternativa y este año, tras la no aceptación del Lumumba como sede por no poseer las medidas mínimas para un partido oficial, Minas y Nuevitas alternarán la sede para la tropa camagüeyana.
Protagonistas, siempre, durante los últimos años donde su presencia entre los cuatro grandes de Cuba ha sido una regla, al conjunto de Camagüey le ha faltado la tranquilidad para definir en el momento grande, para ganar el “bueno” y se ha quedado siempre a la orilla de un título que les es esquivo desde 1977 cuando Granjeros se llevó el trofeo a casa.
El regreso de Keyler García y la dupla que pueda formar con el talentoso y letal Armando Coroneaux pueden ser sin duda ese tris que necesitan los Miuras para obtener el ansiado título, siempre y cuando el Chino conserve la cabeza fría y no caiga en indisciplinas que en ocasiones anteriores le han costado su puesto en la Selección Nacional y el mismo Camagüey.
Su rival será el conjunto de las Panteras Rojinegras de Holguín, quien el año pasado aprovecharon muy bien el cambio de estructura y colarse entre los ocho equipos que disputaron el torneo Clausura, con lo que además aseguraron, de carambola,  su puesto en torneo de Primera División de este año.
Tras una pobre demostración en la Copa Loredo recientemente finalizada en la capital cubana los holguineros tratarán de hacer lo que no han podido desde el 2007, ganarle a los camagüeyanos, pero para lograr repetir aqueya gesta deberán conseguir los goles que le han sido esquivos en los siete partidos desde aquella victoria, solo han marcado dos y tratar de contener a un Osmani Montero quien ha sido su máximo verdugo al mandar el balón en cuatro ocasiones al fondo de sus redes.
Imposible hablar de un Cienfuegos – Guantánamo sin hacer referencia al Guantánamazo, a pesar de los años transcurridos y es que los tristes hechos ocurridos el 25 de Noviembre del 2009, en la capital guantanamera dejaron marcados para siempre los encuentros entre Marineros y los muchachos del Guaso.
Impulsado por la maravillosa y talentosa generación Carrazana el conjunto Marinero parecía destinado a ser uno de esos equipos que marcarían una época de dominio dentro del futbol cubano, dos títulos en los dos últimos años y la exquisitez en el juego sureño así lo presagiaban, pero las tensiones entre la Federación Cubana y el conjunto Cienfueros fueron escalando tras el triunfo Marinero en Zulueta y la riña en tierras guantanameras, en la que incluso un jugador cienfueguero fue herido, fueron la escusa que necesitaba la Federación Cubana, para terminar de decapitar a aquel conjunto mágico con la sanción de cinco jugadores por dos años incluyendo a uno que nunca hizo el viaje a predios guantanameros.
Tras aquellos acontecimientos lo que pudo ser nunca más lo fue y a las deserciones de algunas figuras se sumó el éxodo interno de sus principales figuras decepcionadas por el entorno y el trato recibido a lo que con el tiempo se fueron sumando indisciplinas y contradicciones dentro del grupo relegando a equipo hasta la segunda división de la cual regresó inmediatamente pero donde no pudo dejar los problemas internos.
El Pérez Lozano acogerá pues a un conjunto del Guaso que de haberse perdido la temporada del 2004, tras jugar apenas 2 partidos en una triangular con los desaparecidos equipos de Provincia Habana y Azucareros a ser uno de los más importantes del país y uno de los que más aporta a la selección nacional, además de contar en sus filas con el mejor jugador de Cuba en el 2012: Alberto “Beto” Gómez.
No pudieron sin embargo los representantes de la más oriental de las provincias cubana, perforar la meta cienfueguera durante todo el 2013 y tras dos empates a cero cayeron derrotados 0-2, en la capital cienfueguera, cortesía de los goles de Gabriel Villa y el Kiki Villaurrutia, fue también el cuartel general de los Marineros el testigo del último triunfo guantanamero en el enfrentamiento particular misma que se produjo en el segundo partido entre ambos en la temporada del 2012 1-2 gracias a los goles de Aliannis Urgellés a los 17 y 69 minutos, este, el último que le han permitido los Marineros a los del guaso.
De Cumplirse los vaticinios y la historia, Villa Clara, La Habana y Camagüey debieran arrancar con victorias, Guantánamo y Cienfuegos dividir el  punto y el Pinar vs Las Tunas pronóstico reservado, aunque la localía podría voltear la balanza a favor de los verdes.
Empieza a rodar el balón en Cuba, ojalá y esta vez sí sea una fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario