viernes, 14 de junio de 2013

98 CNF. La Final.



Tributo a La Habana FC, por Arian Alejandro

Si algo he aprendido en estos casi cuatro años que lleva de existencia este Blog es que ha quedado en las manos de los fieles fanáticos del Futbol Cubano, la labor de difundir nuestro futbol pues si esperamos por la inepta Federación Cubana y algunos de sus fieles lamebotas que tienen el poco valor de llamarse periodistas jamás supiéramos que ocurren en los potreros donde hoy en día se juega el Campeonato Nacional de Futbol Cubano, pésele a quien le pese el más antiguo de Cuba a pesar de los intentos fallidos por eliminarlos.
Contados son aquellos profesionales de la prensa que intentan hacer su trabajo e informar sobre un deporte que atrae a muchísimos cubanos, pero sus esfuerzos se ven mutilados o lanzados a la basura por editores más interesados en el chovinismo beisbolero, que en la pasión que desatan las gambetas y goles, sin importarles el inmenso esfuerzo que deben realizar estos jóvenes para obtener esa información.
Es por ello, que hoy decidimos traer el homenaje realizado por uno de esos miles de aficionados del futbol cubano al equipo de sus amores. Trabajo ante el cual me quito el sombrero, hago reverencia y de paso pido disculpas a sus autor por no haberlo publicado antes, aunque en mi defensa debo aclarar que fueron dificultades técnicas y no de ánimo las que me impidieron traer dicho homenaje con antelación a nuestras páginas.

martes, 11 de junio de 2013

¡Villa Clara Campeón!



Se cumplió el trámite y el Expreso arroyó a Pinar del Río en Zulueta para proclamarse por tercera vez consecutiva como Campeón de Cuba y obtener así su decimo tercera Corona.

Un cuatro a cero más contundente que en el partido de ida terminó sellando una de las finales más disparejas de la historia de nuestro futbol.

Muy cuesta arriba había quedado la eliminatoria tras el 3-0 en los terrenos de la EIDE pinareña y en el Camilo Cienfuegos, temprano, muy temprano se pusieron aun peor, cuando al minuto 14 Francisco Salazar, aprovechó una habilitación del Jugador Más Valioso de la Final: Ariel Martínez, para poner el 1-0, y el cuatro cero global.

Villa Clara sabía que su presa estaba herida de muerte y aprovechó para rematarla de inmediato, sin darle tiempo a los verdes de digerir el gol de Salazar, Luis Villegas puso el 2-0 a los 17 minutos y a los 24 José Dairon Macías, uno de los grandes ausentes de la preselección nacional cubana, ponía el 3:0.

El gol del cierre no podía tener mejor autor que el hombre que tiró del Expreso durante casi todo el año, el Capitán Yenier Márquez, Francisco Salazar le entregó un balón a Luis Alberto Villegas por la izquierda quien remata a puerta pero el portero pinareño Alejandro Guerra logra contener el disparo pero el rebote le cae al Croki que la envía al fondo de las piolas para asegurar, de paso, su título de Campeón de goleo en este Campeonato Nacional.

Un gran triunfo para el mejor equipo de Cuba que supo explotar sus virtudes y aprovechar los defectos de sus contrarios para ganar a la hora buena y hacerse con un más que merecido título.

¡El Rey está vivo! ¡Viva el Rey! ¡VILLA CLARA!

Sub 20 cubana cae ante Suecia.


Abel Martínez marcó el gol cubano

La selección cubana Sub 20 que desde el sábado se encuentra en la ciudad de Marbella en España como parte de su última fase de preparación con vistas al mundial del Turquía, cayó hoy con marcador de 3-1 ante la selección Sub 21 de Suecia.

El equipo sueco que venía de ganarle al equipo suizo 3:2 hace cinco días, se puso pronto al  frente cuando a los 10 minutos Alecander Milosevic envió el balón al fondo de las redes cubanas.

Trece minutos más tarde Dardan Rexhepi marcaba el 2-0, marcador con el que se irían al descanso.

A cuatro minutos del final Nicklas Barrkroth pondría el 3-0 que parecía definitivo, pero el defensor central cubano Abel Martínez Colón descontaría para los nuestros para el 1-3 definitivo.

Terminado el encuentro, el entrenador sueco elogió a los nuestros” “Fue un equipo interesante, con un juego duro y un estilo europerisado. Muy fuerte físicamente y con un grupo de jugadores muy buenos y maduros”.

lunes, 10 de junio de 2013

Una sombra que nadie necesitaba.

Lo que debió ser una fiesta, se ha convertido en motivo de discordia entre los aficionados de dos de las provincias más futboleras de nuestro país gracias a la ineptitud y mala fe de una Federación Nacional que se olvidó del evento y al que ningún medio le está dando cobertura informativa, no solo por  la dejadez de algunos miembros del periodismo Nacional sino también porque la Federación Cubana no garantizó el transporte de los interesados a cubrir la final.
Una final entre pinareños y villareños se antojaba para frotarse las manos y lamerse los labios pues más allá de las diferencias cualitativas entre ambos, una Villa Clara madura llena de figuras de gran calidad y que vienen jugando juntas por muchos años y superior hombre por hombre sobre su rival, un Pinar que logró rescatar algunos veteranos para juntarlos con un grupo de talentosos jóvenes inexpertos en torneos nacionales, había logrado sobreponerse a momentos adversos durante todo el torneo para llegar a esta final que hoy más que nunca pinta de color naranja.
Un naranja que debió ser de color intenso y que hoy a los ojos de muchos tendrá un color más opaco por las circunstancias extra cancha que han rodeado esta final.
Incompresiblemente y pese a haber sido Pinar del Río haber terminado por encima de Villa Clara en la tabla final de posiciones y de haberle ganado la subserie particular, para usar un tono beisbolero y estar a tono con esta estructura beisbolera que nos han impuesto, a Villa Clara se decidió que el partido de ida se jugara en Pinar del Río y el de vuelta en el Camilo Cienfuegos de Zulueta, cuando lo correcto hubiese sido al revés, tal y como se hizo en las series semifinales donde los equipos con mejor ubicación cerraron en casa las eliminatorias.
De poco sirvieron los reclamos de la directiva verde pues La Habana se mostró intransigente argumentando que ya eso estaba estipulado de esa manera, y que Villa Clara jugaría de local por haberle ganado a Camagüey que había sido el equipo que más puntos había acumulado durante la clasificatoria, respuesta tan ofensiva como ridícula y que nos hace preguntarnos ¿qué pasaría si La Habana hubiese derrotado a los Verdes y se hubiese instalado en la final junto a Villa Clara? ¿Habrían usado la misma lógica? Estoy seguro de que no y que los naranjas hubiesen tenido que jugar el de vuelta en El Marrero.
¿Manipulación, arreglo? ¿Castigo por haber tenido la osadía de eliminar a los azules? No sé, quiero pensar que no, que esto es solo obra de la ineptitud de este grupejo y no un acto de mala fe, pero es que después de tantos años mi paranoia futbolera me hace pensar más en lo segundo que en lo primero.
Por si el golpe no fuese aun no hubiese sido lo suficientemente demoledor psicológicamente, para un grupo de jóvenes no acostumbrados a los oscuros manejos de la Federación, la madre naturaleza se encargo de darles el tiro de gracia, con las torrenciales lluvias caídas sobre la cola del Caimán y que obligó a posponer el juego hasta la mañana dominical.
Sin terrenos donde entrenar el conjunto de vueltaabajo se vio obligado a prepararse para tal crucial partido en el tabloncillo del Nancy Uranga, en donde en tenis y sin zapatos trataron de dar lo mejor de si, con las ganas que aún le quedaban, para alistarse a recibir al Expreso, que llegó a Pinar el sábado no solo tras haber cumplido sus jornadas de entrenamiento habitual sino de incluso haber jugado un partido amistoso de preparación.
Caminos diferentes a la final que terminaron impactando una final que debió recibir más respeto por parte de la Federación y ojo que no estamos buscando justificaciones pues sobre la cancha de la EIDE Osmany Arenado ganó el MEJOR, el de mejor actitud, pues mientras Pinar salía jugar con el espíritu de estar enfrentando un partido más, los naranjas, si lo asumían con el carácter de lo que se jugaba: Una FINAL.
Ganó Villa Clara porque supo, como GRAN CAMPEON que es, estudiar al enemigo y aprovechar sus debilidades para darle la estocada en el momento necesario. Pinar duró una hora y dos goles en contra, pues el penal cobrado por Ariel Martínez fue una lápida muy pesada para la fuerza psicológica de esos muchachos que terminaron desplomándose y dejando que Villa Clara con Yenier Marquez como conductor diera un concierto de pases en el gramado del Osmany Arenado.
El Expreso acaricia la decimo tercera estrella, que deberán levantar si la Federación Cubana no saca de debajo de la manga una de esas cartas que siempre guarda para destruir sueños crear rensillas y separaciones y amargar la fiesta del futbol.
Villa Clara tiene la trece en las manos y en Zulueta el carnaval está listo pero si para los suyos el Naranja será intenso, para el resto siempre tendrá la sombra oscura de la Federación Cubana pegada a ella.

Villa Clara acaricia el título en nacional de fútbol



Villa Clara acaricia su decimotercer título nacional luego de golear 3x0 a Pinar del Río en el partido de ida de la 98 edición del Campeonato de Fútbol de Primera División. La vuelta se jugará mañana en Zulueta y salvó un milagro el Expreso volverá a festejar una nueva corona de la isla.

Las constantes suspensiones a causa de la lluvia han desdibujado una final que prometía ser emocionante y las informaciones sobre lo sucedido en la EIDE Osmani Arenado de la capital pinareña son escasas. Sin dudas, la comunicación y difusión del certamen, es una asignatura pendiente para el comité organizador de la competición de cara a la versión 99 del torneo doméstico más longevo del país.

De vuelta a lo sucedido este domingo en tierras vueltabajeras, según trascendió, los actuales campeones nacionales se adelantaron en el marcador por un autogol del zaguero Michel Márquez y en menos de 10 minutos pusieron cifras definitivas al encuentro con un tanto de Ariel Martínez. El refuerzo espirituano aprovechó el cobro de una pena máxima para anotar su segunda diana en igual número de partidos. Cuando todo parecía indicar que el desafío concluiría con ese marcador volvió a aparecer el talentoso volante de la selección nacional para teñir la final de color naranja. Toda una obra de arte de Ariel Martínez que tiró bicicletas y un túnel antes de batir a Alejandro Guerra en el 86 para consumar su doblete. El 3x0 final parece lapidario para los sorprendentes futbolistas pinareños.  

Las condiciones de la grama de la EIDE pinareña no eran las mejores y el partido fue bastante deslucido en opinión del delegado del plantel verde, Lorenzo Martínez. El miembro del cuerpo técnico de los occidentales comentó que los dirigidos por Pablo Elier Sánchez a penas pudieron entrenar durante la semana para encarar tan importante choque. “Pinar solo pudo entrenar en el tabloncillo del Fajardo, en tenis, o sin zapatos.”

Con todos esos precedentes y otros aun sin salir a la palestra pública, mañana los finalistas del fútbol cubano volverán a verse las caras en Zulueta. En la “catedral” el ambiente será espectacular, con todo un pueblo volcado en el Camilo Cienfuegos para ovacionar a los suyos. El tricampeonato está cerca y los festejos se repetirán un año después. Hoy ya no está el creador de este fantástico grupo de jugadores pero seguro el título será dedicado a su persona. Ariel Álvarez transformó en ganadores a un colectivo de futbolistas talentosos pero faltos de confianza.

Para Pinar todos los elogios del mundo al realizar una temporada de ensueño donde fueron de menos a más y superaron a cada uno de los favoritos precompetencia. De no tener terrenos para entrenar, lugar donde descansar, o perder varios futbolistas por la división político – administrativa, a llegar a la final del principal torneo de casa. Sin dudas, al margen del resultado de mañana, también son ganadores.






Inapelable.

Un tres- cero contundente e inapelable le recetó hoy el Expreso del Centro, actual Campeón Nacional, a la joven escuadra de Pinar del Río, que según las muy pocas informaciones que existen hasta este momento, terminó pagando por su inexperiencia.

Diez minutos le bastaron a los naranjas para definir la eliminatoria y empezar a preparar las fiestas en de celebración, un autogol pinareño y un penal muy bien cobrado por Ariel Martínez, en ese lapso, durante la segunda mitad pusieron un dos cero que complicaba sobremanera para el conjunto verde.

Sin embargo el ariete yayabero aun no había terminado su faena y a los 86 dio lo que a estas alturas parece el tiro de gracia al conjunto pinareño con su segundo gol del día y de paso siguió acumulando puntos para ser considerado el Jugador Más Valioso de estas finales y apuntalar su inclusión en la Selección Nacional que participará en la venidera Copa Oro.

Ahora el conjunto de la más occidentales de la provincias de Cuba deberá trasladarse hasta la Cuna del Futbol y buscar una remontada histórica frente a un público delirante que de seguro llenará el Camilo para a ritmo de Conga celebrar una nueva estrella