lunes, 9 de diciembre de 2013

Y el Balón de Oro cubano es para ….


Ariel Martínez:

A nuestro entender el jugador espirituano es el mejor jugador del año en Cuba, jugador inteligente, rápido con una gran gambeta y buen disparo con ambas piernas, Ariel se convirtió este año en un jugador vital para sus equipos. Con sus tres goles, de los cuatro en total que marcó Sancti Spíritus, en la Primera Vuelta del Campeonato Nacional, mantuvo las esperanzas yayaberas de clasificar para el Torneo de Clausura hasta la última jornada. Adoptado por el Expreso de Villa Clara se fue abriendo de a poco un paso en el once inicial, hasta convertirse con sus goles y asistencias en el jugador Más Valioso del cuadro Naranja en las semifinales y Finales camino a la obtención de su décimo tercera corona.

Convocado a la selección que participó en la Copa de Oro en Estados Unidos, Ariel fue sin duda de lo más remarcable en los dos primeros partidos de Cuba, en los que sumó una asistencia, antes de su apoteósico desempeño frente al conjunto de Belice encaminando con un triplete (primer cubano en lograr un Hat Trick en dicha competición) el pase de Cuba a los Cuartos de Final del Torneo por segunda vez en su historia.

Osvaldo Alonso (Balón de Plata):


Otro gran año para el muchacho de San Cristóbal, a pesar de haberse perdido varios partidos por lesión, Ozzie volvió a ser seleccionado, cuarta vez consecutiva, como el Jugador Más Valioso de su equipo. Osvaldo fue la figura clave dentro del mediocampo del Sounders en su carrera hasta los play off de la MLS, en los que marcó el único gol de su equipo. Ozzie se convirtió además en el primer jugador en la historia de su equipo en llegar a 110 partidos como titular y más de diez mil minutos jugados.

En total Ozzie jugó este año 26 partidos de Liga, acumulando 2179 minutos, acumulando un 88 porciento de efectividad en sus pases, el más alto en la MLS, y su equipo ganó 45 de los 52 puntos en disputa cuando Alonso fue titular.

Odisnel Cooper (Balón de Bronce)


Pudiera sorprender a algunos la nominación de San Cooper como el tercer integrante del podio, pero el muchacho de Guernica, hizo a nuestro entender méritos para esta nominación. Cooper fue nominado como el Novato del Año en su equipo y con grandes actuaciones bajo los tres palos ayudó a su equipo el Charleston Battery a llegar hasta las semifinales de la USL-pro.

En su primer año como profesional, en una Liga Muy fuerte físicamente y jugada a la vieja ultranza inglesa con delanteros fuertes y mucho forcejeo en el área, Cooper, con sólo 21 años, demostró una gran personalidad y seguridad que pronto le granjearon respeto entre los curtidos jugadores rivales.

Fue además el gran protagonista en las victorias de su equipo contra el Houston Dinamo, en la Copa de la Carolinas y el San José Earthquakes en la Copa de los Estados Unidos.

Estadísticamente hablando, Cooper participó en 22 juegos en los que acumuló 1980 minutos (séptimo entre los arqueros), fue sexto en menos goles recibido con 24, lo que le sirvió para ser el tercer portero con mejor promedio de goles en contra con un 1.090, tercero igualmente con más victorias (11), así como cuarto en más partidos sin recibir goles en contra (7), recibiendo en total 144 de los cuales sus tenazas evitaron 50 veces que estos terminaran en sus redes.

Entrenador del Año:


Raúl González Triana: Difícil ir en contra del avileños este año, ya que a pesar de todas las dificultades que encontró en su camino al Premundial sub 20 guió a la nave cubana a su primera clasificación cubana a un Mundial Sub 20, en el cual aunque el equipo tuvo una actuación modesta, puso en apuros al seleccionado de Corea del Sur, Campeón asiático de la categoría al que estuvo derrotando un gol por cero durante una gran parte del partido.

Mejor Jugador Juvenil:


Daniel Luis Sáez: Difícil fue la selección del jugador Juvenil Cubano del año debido a la presencia de varios jugadores con gran talento y méritos para recibir el galardón este año, Dani Luiz fue el artífice en el mediocampo cubano durante el Premundial de Puebla en el cual supo imponer su tremenda presencia física en la labores de recuperación además de mostrarse como el más pulcro de los contenciones cubanos a la hora de salir con el balón y distribuir el juego, además de ser un peligro constante dentro del área en los balones parados, vía por la que consiguió uno de los goles cubanos frente a Nicaragua en ese torneo.

Su impacto llegó además con el Habana en el Campeonato Nacional, durante el breve espacio de tiempo en el que se les permitió a los Sub 20 cubanos participar en este torneo con el que marcó dos goles que le entregaron una victoria y un empate a los azules.

EL Regreso del Año.


José Ciprían Alfonso: Categoría nueva esta y en la que sin dudas el hombre de Los Palacios no tuvo rival, tras dos años alejado del Campeonato Nacional, Ciprián regreso al conjunto de Pinar del Río, y desde el mismo arranque se mantuvo entre los máximos goleadores del torneo, siendo el gran artífice en el segundo Marrerazo, que supuso la clasificación pinareña, contra todo pronóstico sobre La Habana para la final del Campeonato Nacional, actuación que le valió para ser llamado, por primera vez al equipo Cuba, con el que marcó dos goles (frente a Estados Unidos y Panamá) en la Copa Oro del 2013.

Mejor Jugador de Futbol Sala

Jhonet Stalin Martínez: Para muchos el jugador más completo del futbol sala cubano en estos momentos, Stalin fue uno de los pilares del equipo Habana que se proclamó Campeón del último Campeonato Nacional, con elevado nivel de juego, Stalin lideró al Campeón Nacional: La Habana, con 8 goles

Mejor jugadora de Futbol Femenino

Yoana Calderón: La artemiseña fue la gran figura de la selección juvenil cubana que participó en la eliminatoria mundialista en la que terminó como líder goleadora a demás de ser la única jugadora cubana en ser nombrada en el once inicial.

1 comentario:

  1. Estoy completamente de acuerdo con la Selección.
    Un abrazo, Ney

    ResponderEliminar