jueves, 19 de diciembre de 2013

Sin casa para el más universal

AMAURY M. VALDIVIA FERNÁNDEZ / FOTO: ORLANDO DURÁN HERNÁNDEZ
Camagüey.- Como la mítica Estela de Moby Dick, la aspiración de contar con un estadio propio ha sido el espejismo que desde hace años persigue el fútbol provincial.
La historia de postergaciones parecía haber llegado a su fin hace algunas semanas, cuando la dirección del Partido Comunista en la provincia orientó emprender la construcción de una nueva cancha de juegos, en las inmediaciones de la Ciudad Escolar Ignacio Agramonte.
“Para la primera etapa de la inversión, que debía inaugurarse el próximo 2 de febrero, se aprobó un presupuesto de 200 mil pesos destinados a la preparación del terreno y su drenaje, y la colocación del cercado perimetral”, explicó a Adelante Digital Alexander Zunzunegui Miranda, comisionado provincial de fútbol.
Con esos recursos, y la incorporación del Grupo AZCUBA en Florida, las primeras tareas avanzaron con rapidez, y se completaron el movimiento de tierra y la determinación de los niveles y medidas del campo.
Y ahí quedó todo. Sucede que hasta la fecha nadie parece responsable por continuar los trabajos, que demandan fuerzas especializadas del Ministerio de la Construcción.
“Los tubos para el drenaje deben colocarse de forma simultánea con la cerca que delimitará el perímetro. Si no se hace así, la población continuará transitando por el lugar y se deteriorará todo lo que se ejecute” resaltó Zunzunegui Miranda. “Eso, por no hablar de la cancha, que aun después de terminada necesita de varios meses para que el césped 'prenda'”.
Los atrasos ya cobraron su primera “víctima”: la ciudad de Camagüey no acogerá ninguno de los partidos del venidero Campeonato Nacional de Fútbol. Los Miuras jugarán todos sus encuentros como locales en Minas y Nuevitas, debido a la suspensión de la cancha Patricio Lumumba por parte de la Comisión Nacional.
El nuevo terreno de Ciudad Escolar hubiera sido la alternativa ante esa situación, que se veía venir desde hace tiempo.
GRANDES SUEÑOS... POSIBLES
El proyecto para la futura casa del fútbol camagüeyano va mucho más allá de un terreno y unos cuantos metros de cerca. Sus tres etapas incluyen la academia del más universal en la provincia, un alojamiento para atletas y entrenadores, e incluso gradas y un sistema alumbrado que haría posible lo que hoy parece una utopía: juegos nocturnos.
“También proyectamos una pistilla para carreras, canchas de voleibol y un terreno de minifútbol, que beneficiarían mucho a la comunidad”, comentó el comisionado local. (Tomado de Adelante Digital)

No hay comentarios:

Publicar un comentario