domingo, 8 de diciembre de 2013

FUTBOL CUBANO EN LA HISTORIA DEL ANGOLANO



Por: José Francisco Reinoso.
El futbol cubano atesora algunas vivencias importantes para la historia del deporte en la Mayor Isla del Caribe, como la visita solidaria a la República Popular de Angola, matizada por un hito en esa nación africana que el primero de junio de 1977 presentó a su primera selección nacional


Constituyó aquella una jornada de fiesta en todo el país, que aunque vivía una confrontación militar ante fuerzas opositoras internas, organizó el inusitado hecho para el principal pasatiempo de angolanos y angolanas, e inauguraba así el estadio de la Ciudadela Deportiva, devenido en estadio Nacional de Futbol, ubicado en Luanda, la capital.


La instalación resultó pequeña para recepcionar a más de cincuenta mil espectadores, entre quienes se encontraban también nuestros compatriotas militares que acompañaban a los locales en la lucha por la erradicación de las bandas, encabezado por el entonces Presidente Agostinho Neto. 


Sin duda que aquella constituyo una tarde inolvidable ya que entre las figuras de Angola en su primer partido internacional a nivel de selección se encontraba el ídolo Joaquim António Dinis, quien se desempeñaba como profesional en la liga portuguesa.


Dinis, jugador alto, delantero hábil, entonces con treinta años de edad, capitán del equipo y con extraordinaria y merecida aureola en su tránsito por el fútbol de la antigua Metrópoli, mostraba así su identificación con la tierra de nacimiento, junto a una serie de valores nuevos.


Emisoras radiales, especialistas del Jornal de Angola y de muchos otros medios reportaron el suceso y el performance de los anfitriones frente a los visitantes, entre los que estaban los defensas Luis Hormaza, Lorenzo Sotomayor, Carlos Loredo y Luis Manuel “Bufalito” Sánchez, los mediocampistas Jorge Massó y Julio Cepero, el capitán de nuestra selección Andrés Roldan, el goleador tunero Ramón Núñez y los arqueros Hugo Madera y el san cristobalense Calixto Martínez.


Angola debutaba internacionalmente con su equipo nacional con una cerrada victoria de un gol por cero frente a nuestro seleccionado tricolor que se entregó en aras del triunfo pero no pudo alcanzarlo pero justo es reconocer los calificativos de buenos jugadores dado al estilista Massó, a Núñez y a Roldán.


No obstante la derrota, es adecuado destacar esa contribución modesta del futbol cubano que al igual que en su visita a Viet Nam en 1970, en plena guerra, y en Etiopía, también en 1977 país que experimentaba asimismo una conflagración y llegamos a jugar a unos 60 kilómetros donde luchaban etíopes unidos a los cubanos. El balance en Etiopia fue de dos empates y dos reveses en cuatro presentaciones



En Angola logramos un solo triunfo ante dos derrotas en las tres presentaciones frente al seleccionado nacional con el que se fortalecieron vínculos estrechos pues visito Cuba y jugó en el estadio Latinoamericano de La Habana y varias otras provincias.


Lo trascendental de aquel intercambio quedó en el gesto solidario del pueblo cubano, la disposición de los futbolistas y en las estadísticas para los anales de tal acontecimiento. (Tomado del Grupo: Por amor al fútbol cubano y mundial de FB)


No hay comentarios:

Publicar un comentario