miércoles, 4 de diciembre de 2013

El Chino empieza a carburar.

La del 2013, no fue la temporada del Maikel Chang, las lesiones atacaron muy temprano al talentoso jugador capitalino que vio con el pasar de los días como sus posibilidades de brillar junto a sus compañeros Odisnel Cooper y Heviel Cordovés, con la casaca del Charleston Battery se esfumaban culpa de una pertinaz lesión en el muslo, que no solo limitó sus minutos de juego, sino que provocó un prematuro final de su primer año como profesional.

Fueron tiempos para el muchacho de la capital, quien incluso pensó en abandonar la práctica del futbol pensamientos que se fueron esfumando gracias al apoyo de sus amigos de aventura, con mucho que demostrar en busca de volver a las filas del Battery, Chang viajó hasta Wichita, junto a Heviel Cordovés para unirse a la franquicia de futbol rápida de esa ciudad, el B-52.


Desaparecido el dolor, la confianza y la magia volvieron poco a poco a los botines del Chino, quien tras pasar desapercibido en el primer partido del equipo apretó el paso en el segundo donde mantuvo bien ocupado al portero rival con seis disparos a puerta, aunque el balón caprichoso no quiso besar la red.

Si bien el tercer fue un desastre para los b-52, para Chang las luces al final del túnel parecieron aparecer apuntándose con un gol y una asistencia, presencia ofensiva que volvió a repetir en los juegos cinco y seis de la temporada (el pasado fin de semana), siendo el principal baluarte de la victoria del equipo de Wichita con dos goles a lo que añadió otro en la derrota 5-9 del domingo.


Actuaciones estas que le han valido para convertirse en uno de los jugadores más importantes de su club siendo el tercer mejor goleador con 4, además de aparecer cuarto en puntos y disparos a puerta con 5 y 24 respectivamente, números que aunque temprano en la temporada nos hace mirar con esperanza el futuro de unos de los jugadores cubanos más talentosos de los últimos tiempos.


1 comentario:

  1. espero que este sea el princiopio de un buen año para el chinito. el se merese estar aun mas alto.

    ResponderEliminar