miércoles, 25 de septiembre de 2013

La Habana retiene título en nacional de futsal



Un autogol de Daniel Hernández en la segunda mitad del partido definió la final del Campeonato Nacional de Futsal a favor de La Habana. Los cienfuegueros fueron un digno rival pero el empuje de los internacionales habaneros terminó imponiéndose en un encuentro de elevado nivel técnico táctico y ritmo frenético. En los próximos días se dará a conocer la nueva preselección nacional de cara a futuras confrontaciones extrafronteras.

Gradas llenas, entorno ensordecedor y un calor abrasador, marcaban el ambiente de la sala Kid Chocolate a la hora de iniciar el choque definitivo del nacional de futsal. De un lado La Habana, campeón defensor y principal favorito por la calidad individual de sus elementos. Por el otro Cienfuegos, un gran equipo pero lastrado por la escasa experiencia de sus jugadores.

El duelo comenzó de cara a los anfitriones capitalinos con habitual presencia en el área de Luis Emilio Lam. Al minuto 2´el cierre Ronald Egozcue mandó la esférica al poste y luego el capitán Isven Román se encontró con la figura de Lam para tapar su disparo. Los movimientos iniciales auguraban una holgada victoria de los habaneros pero tras el vendaval de los primeros minutos Cienfuegos se asentó en la cancha.

Una desatención defensiva de La Habana casi termina en gol cuando el balón fue a parar a los pies de Eduardo “Angola” Morales, mas ahí apareció la figura de Wilfredo “La Roca” Carbó para evitar la caída de su arco. A pesar del dominio territorial, un nuevo fallo en la salida de los locales abrió las puertas del gol a los de la Perla del Sur. El ala-pívot Eduardo Leyva sacó un potente disparo raso que el meta de 43 años no pudo contener para el 1x0 de los visitantes.

El silencio se apoderó de la Kid Chocolate y desde la zona técnica Freddy Herrera pedía calma y más movilidad a sus jugadores. La tranquilidad a las huestes capitalinas llegó en los compases finales de la primera parte cuando un remate de Isven Román fue conectado por Luis Yunior Portal en el segundo palo para el empate parcial.

Entre aplausos y vítores para el goleador Portal concluyeron los primeros 20 minutos de juego. El descanso se fue volando y la temperatura volvió a subir con el regreso de los futbolistas al tabloncillo. Desde el silbatazo del principal, La Habana salió impetuosa en busca de la ventaja. La presión en toda la cancha desde la salida no dejaba muchas opciones a los cienfuegueros que no encontraban como capear el temporal.

En una de las embestidas de los capitalinos llegó la jugada que definiría a la postre el encuentro. El cierre Daniel Hernández en su intento de cortar un pase de Isven Román para Reinier Fiallo terminó mandando la pelota al fondo de las redes. El 2x1 subía al marcador en medio del desconcierto de los sureños y el enfado de Hernández.

La anotación desmoralizó momentáneamente a los cienfuegueros y los habaneros comenzaron a bombardear la valla de Luis Emilio Lam. La sucesión de oportunidades erradas casi cuesta caro a los locales que en el tramo final sufrieron más de lo esperado por el ímpetu de los sureños en igualar las acciones. Fue entonces cuando erigió la figura de “La Roca” Carbó. Primero para sacar a mano cambiada un libre directo y luego para achicar bien los espacios a Eduardo Leyva cuando marchaba solo hacia la puerta.

El último susto para la afición local llegó a 3 minutos del final. La sexta falta en el pizarrón anunciaba el cobró de un tiro libre a 10 metros. Detrás de la pelota por los cienfuegueros Libak Abou, bajo los tres palos “La Roca”, y en las gradas en público batiendo palmas para alentar al meta habanero. Abou no aguantó la presión y remató fuera para el alivio de los cientos de aficionados presentes en la Kid Chocolate.

Cienfuegos no volvió a tener otra ocasión como la desaprovechada por Labak Abou y la euforia se apoderó de la sala de la Habana Vieja cuando el principal decretó el final de los 40 minutos de juego. Merecido triunfo para los de Freddy Herrera que fueron el mejor conjunto de principio a fin de la contienda.

Con la premiación de los acápites individuales y la entrega del trofeo al equipo campeón cerraron las acciones del este Campeonato Nacional de Futsal. El portero Brende Suárez de La Habana resultó el de mejor promedio de efectividad, Eduardo “Angola Morales” se quejó con el premio al líder goleador (10 goles), mientras Isven Román era elegido el futbolista más valioso del certamen. El entrenador capitalino Freddy Herrera ganó el elogio entre los ocupantes del banquillo.

Una nueva era comienza para el futsal cubano con el objetivo de regresar a un mundial. La decisión de retomar la competición doméstica demostró que existen buenos futbolistas de salón en la isla y una renovación en las filas del equipo nacional no sería descabellada. El reto ahora está en mantener los torneos para mayores y buscar las estrategias para implementar un certamen para la cantera juvenil. El balón no se detiene y nuevos goles esperan ser celebrados.


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario