jueves, 26 de septiembre de 2013

La Habana es el mejor equipo de futsal en Cuba



La victoria de La Habana en el recién finalizado campeonato nacional de futsal generó diversas reacciones en las redes sociales y algunos comentarios de los foristas en el sitio digital Cubadebate dudan de la veracidad de los hechos. Para poner en contexto lo realizado por Freddy Herrera y sus muchachos este redactor se valdrá de las estadísticas compiladas por el entrenador Yoelvis Sánchez para el análisis y preparación de los diferentes partidos de la competencia.

En los 7 partidos disputados por los capitalinos desde la etapa de clasificación hasta el duelo final ante Cienfuegos, el número de tiros al arco se situó en los 257,  de los cuales 117 fueron entre los tres palos. La media de disparos a puerta por encuentro fue de 37, de ellos 17 por dentro de los límites de la meta. En lo individual Isven Román fue el que más tiros realizó con 82, seguido de Luis Junior Portal con 50 y Jhonet Stalin con 39.

El primer tiempo vio mayor acción de los habaneros de cara al gol con 144 intentos, mientras en el complemento llegaban en 113 oportunidades. El número de pelotas perdidas dada su marcada propuesta de fútbol ofensivo se ubicó en 188, a una media de 27 por partido. En el caso de la recuperación los guarismos estuvieron en los 139 balones interceptados para un promedio de 20 por choque.

La mayor tenencia del cuero hace que La Habana pierda más balones de los que recupere, pues siempre aboga por los pases más agresivos para buscar la profundidad en el ataque, explicó el entrenador Yoelvis Sánchez. Para el estratega el equipo que defiende siempre va a recuperar más balones que el plantel atacante.

En el apartado de goles los de Freddy Herrera perforaron las redes en 31 ocasiones, a ritmo de 4.42 dianas por desafío. Mientras, sus rivales solo conseguían batir la valla custodiada por Wilfredo Carbó y Brende Suárez cuatro veces para un efímero 0.57 goles por partido.

El único equipo capaz de anotarle más de un tanto a los habaneros fue Industriales en el primer partido del zonal occidental. Por su parte, solo Holguín se llevó el mérito de no encajar ninguna diana de los campeones nacionales.

El dominio de los titulares insulares fue tal que sus rivales a penas lograron dispararle 53 veces en 280 minutos de juego en tiempo real. La media de 7 tiros a gol por partido resulta irrisoria si la comparamos con el promedio de balones entre los tres palos, 2.01. ¡Solo 15 remates entre los dos metros de alto por los tres de ancho que tiene la portería de futsal!

Industriales y Cienfuegos fueron las selecciones que más peligro llevaron a la valla de los de Freddy Herrera con 12 tiros a gol cada uno, mientras Villa Clara llegaba a 11. Holguín el único en no recibir de los habaneros archivó 10, de ellos 4 de tiro libre.

De los 31 goles anotados por los capitalinos en el nacional, 23 fueron en asistencias lo que demuestra la apuesta por el juego colectivo del plantel por encima de la calidad individual de sus elementos. Solo uno de los 9 jugadores de campo que actuaron en el torneo no dio un pase a gol.

El ala pívot Jhonet Stalin Martínez anotó en 8 oportunidades para erigirse como el goleador del equipo por delante de Isven Román (5) y Luis Junior Portal (5). Resaltar que todos los jugadores de La Habana anotaron gol durante este certamen nacional.

Como bien demuestran los números, muchas veces fríos, pero sin dudas esclarecedores de lo que sucede en los partidos, La Habana fue de principio a fin el mejor equipo de la reciente versión del Campeonato Nacional de Futsal. Sin pecar de regionalismo o parcialidad, la verdad es una sola y es que la cuna de esta disciplina en Cuba es la sala Kid Chocolate donde todo el año se realizan diferentes competencias para mantener y elevar el nivel de jugadores y técnicos. En próximos trabajos difundiremos la opinión de algunos especialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario