sábado, 21 de septiembre de 2013

De la Historia: Visita del Municipal de Guatemala a La Habana (2)


Envalentonados por sus primeras actuaciones llegaban los chapines al sábado 28 de Junio para enfrentar a  uno de los equipos más emblemáticos del futbol cubano: el Juventud Asturiana.
Fue esta vez Juan José Ayra quien se encargaría de cuidar el pórtico cubano, aunque en la segunda parte sería remplazado por Nicolás, Jacinto Barquín, otro ex-mundialista en la defensa, (fue sustituido por Ramón Cruz posteriormente) junto a Enrique Martínez. En la medular José Ovide, Minsal y Francisco Álvarez (sustituido por Granados) se encargaban de suministrar balones a la delantera compuesta por Roure, Antonio Rico Mederos  (Melón), Jesús “Pito” Villalón, Luis Gironella “Carnerita” (Manuel Brioso) y Buxadera.
Por su parte el Municipal lo hacía con Segura (De León), Lobos, Morales, Flores, Marroquín, Sandoval, Camposeco, Durán, Toledo, Aqueche (González), De León (Carlos Reiche), todos bajo la supervisión de Juan Tapia.
Apenas sonó el pitazo inicial los Toros envistieron a su rival y a los 30 segundos ya habían abierto el marcador gracias a un soberbio disparo de Pito a pase de Rico, las cosas empeoraron para la visita cuando a los 10 minutos su portero titular y gran figura en los primeros partidos salía lesionado tras un choque con Roure ocupando su lugar Juan De León.
A los 17  minutos Buxadera centra para Pito que habilita a Rico para que de media vuelta y con la izquierda ponga el dos a cero, tanto al que responden los visitantes obligando a Ayra a realizar una salvada, pero casi inmediatamente la respuesta cubana termina con el tercer gol cuando Rico se quita la marca de unos rivales y logra mandar el balón a las mallas.
La media del Asturiana sigue carburando y Minsal manda un trazo largo para la carrera de Roure que sobre la marcha centra para que Pito mande la de gajos al fondo para el cuarto.
A los 30 llegaba el descuento visitante cuando Toledo culminaba una jugada tejida por Aqueche y Efraín de León para el 1-4.
Los Toros no demoraron en ripostar y Carnerita encontró a Roure que centró para que Rico volviera a perforar el marco visitante.
A los 40, nuevo ataque asturiano, Pito le filtra un pase a Carnerita que se enfrasca en un forcejeo con el defensa Lobos, que hace contacto con el balón con tan mala fortuna que la de gajos se eleva y vence a su meta para el sexto gol cubano y último de  la primera mitad.
Con el partido ya resuelto el técnico cubano le dio paso a Nicolás en lugar de Ayra y si en la puerta cubana hubo cambios, no así en la intensidad de juego de los locales que vieron esfumarse varias  ocasiones de gol en los pies de Buxadera y Rico cuando ya el estadio cantaba los goles.
Brioso sustituyó a uno de los mejores jugadores de la cancha: Carnerita que se fue ovacionado por el respetable.
A los 76 Buxadera centra retrasado para Brioso que dribla a un defensor y con potente disparo cruzado pone el 7-1. Gol tras el cual los asturianos envían al banco a dos de sus piezas más importantes, Rico es sustituido por Melón, Mientras cruz sustituye al veterano Barquín en el sector defensivo y minutos más tarde Granados sustituye a Alvarez.
Los cambios y lo cómodo del marcador hicieron que los locales bajaran el ritmo algo que aprovecharon los guatemaltecos para hacerse del control del partido con un juego lento pero sin llevar peligro a los predios de Nicolás, pese al dominio visitante los asturianos lograron redondear la goleada de 9-1 gracias a un disparo cruzado de Pito y un cañonazo desde fuera del área de Brioso.
Para el cierre de la serie se había anunciado al Deportivo Puentes Grandes, que recién unos días atrás se había reincorporado a la Federación de Futbol de La Habana, sin embargo el conjunto puentegrandino no se trasladó hasta los predios de La Tropical pues había insistido en usar jugadores pertenecientes a su Sindicato algo que no le fue permitido por lo que a última hora los organizadores tuvieron que echarle mano a la Selección Cubana que daba sus últimos toques con vistas a su participación en el Primer Torneo Norteamericano de Futbol.
Así las cosas los seleccionados alinearon con Nicolás Torroella; Kaiser y Enrique Martínez; Lino, Granados y Francisco Álvarez; Roure, Antonio Rico Mederos, Jesús “Pito” Villalón, Vicente Pérez (Luis Gironel “Carnerita”), Ñico y Buxadera, mientras que el Municipal lo hacía con De León; Flores y Morales; M. Fernández, Marroquín y Obregón (Sandoval y Lobos), Reiche, Durán, Toledo, González (Camposeco), León (Aqueche)
Nuevamente fueron los locales los primeros en marcar, esta vez a los 16 minutos, Buxadera se internó y envió un centro largo y pasado, Pito buscó rematarlo, mientras que el portero guatemalteco buscó despejar pero ninguno de los dos logró conectar el balón y este, caprichoso, fue a dar al fondo de las piolas.
Después del gol local el partido se trabó en el medio campo, sin dominio claro de ninguno de los dos equipos, la media cubana se mostraba muy eficaz en el corte de juego, pero deficiente en la entrega mientras que los chapines eran otro rosario de errores.
Para la segunda mitad la selección cubana pareció haberse sacudido la modorra de los primeros 45 y comenzó impetuosa poniendo en peligro constante la meta visitante que se salvó del segundo de puro milagro, sin embargo con el correr de los minutos el partido se fue emparejando y las jugadas de peligro se cernieron sobre ambos marcos.
Hasta que a los 30 un mal despeje de la defensa cubana le cae a los pies de Reiche que solo tiene que empujarla para el empate a un gol, tan solo un minuto más tarde Pito cobra una falta que es rechazada por la defensa chapina y que es recogida por Rico que vuelve a adelantar a los locales.
Tras el gol cubano los equipos se alternaron el control del balón y el gol rondaba andas porterías, hasta caer en marco cubano, cuando Reiche aprovechó un error de Kaiser para vencer a Nicolás y decretar el 2-2 definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario