viernes, 20 de septiembre de 2013

De la Historia: Visita del Municipal de Guatemala a La Habana (1)


Precedido por una gran fama gracias a victorias en México, Costa Rica y Barranquilla llegaba a La Habana, el 16 de Junio de 1947, la avanzada del conjunto Municipal de Guatemala para una serie con los más importantes clubs de la capital cubana, aunque decir “clubs” sería un tanto faltar a la verdad pues los mismos estaban constituidos por los preseleccionados cubanos para el Primer Campeonato Norteamericano de Futbol y las alineaciones frente a los guatemaltecos constituían básicamente las mismas, con el cambio de uno o dos jugadores en dependencia del “club” de turno.
Presidido por el Tesorero de la Federación Nacional de Futbol de Guatemala, el señor Juan Isidro Fernández y entrenado por Manuel Carrera, llegaron 16 jugadores, reservándose para un día después la llegada del Capitán del equipo Guillermo Marroquín, el también jugador Augusto “Hoyito” Sandoval y el masajista.
Además de Marroquín y Sandoval, el equipo contaba en la portería con José Pedro “Tarzán” Segura, y el refuerzo proveniente del Hércules: Juan De León. Los defensores Federico “Chapuda” Morales, Guillermo Lobos, Miguel A. “Lelo” González.
En la media los ya mencionados Marroquín y Sandoval, Miguel Fernández, Leonidas Flores, Antonio Obregón así como los delanteros Mario Camposeco, Carlos Reiche, Armando Durán, Carlos H. “Pepino” Toledo, Esteban “Neco” González, Efraín De León, Francisco “Chipillín” Domínguez y Rubén Aqueche, perteneciente este último al Club España.
Apenas tres días después de su llegada los centroamericanos saltaban a los terrenos del Gran Stadium La Tropical para medirse al Club Deportivo Centro Gallego, mismo que había terminado invicto solo unos meses antes en su serie contra el Club La Liberta de Costa Rica.
Pero más allá del partido esta era una noche histórica para los visitantes ya que por primera vez en su historia jugaban un partido nocturno y para el mismo mandaron a la cancha a Segura, Lobo, Morales, Fernández, Marroquín, Sandoval, Camposeco, Durá, Toledo, González y De León.
Por su parte el Centro Gallego formaba con Nicolás Torroella, Kaiser, Enrique, Francisco Álvarez, Granados, Lino, Ardilla, Rico (Sustituido por Ñico en la segunda mitad), Jesús “Pito” Villalón, Vicente (sustituido por Luis Gironella “Carnerita” en  la segunda mitad) y Buxadera.
Los galaicos comenzaron con un gran ímpetu y Pito Villalón los adelantó cuando apenas transcurrían seis minutos de juego, los visitantes reaccionaron y a los 16 minutos Toledo empataba el partido y a los 27 Camposeco le daba la vuelta al partido, y apenas dos minutos más tarde Toledo volvía a perforar el marco cubano para estirar la ventaja a 3-1.
A los 35 se produjo el hecho anecdótico de la tarde cuando el referee del cotejo: José Tapia se acalambró y tuvo que ser sustituido por Fernández Pin, mientras se recuperaba junto a la línea de banda.
Pito volvió a hacerse presente en el marcador, a los cuarenta para apretar el cotejo, pero León volvía hacer la diferencia de dos con su gol a los 43, mismo que Vicente se encargaba de recortar un minuto más tarde para el 4-3, con el que se irían a los vestuarios.
La segunda mitad si bien no fue productiva en goles, si lo fue en emociones adornadas de grandes jugadas y constante peligros en ambas metas, fue nuevamente Pito quien llevó la alegría a las gradas de La Tropical con su gol a los 27 minutos para nivelar el encuentro, alegría que duraría apenas seis minutos ya que Toledo lo imitaba con un potente disparo a la ángulo izquierdo de la portería de Nicolás para el 5-4 definitivo a favor del Municipal.
Tras su victoria en el debut, los guatemaltecos volvieron a los terrenos de La Tropical el domingo 22 de junio para verse frente a frente con el Hispano América.
Los aurinegros de La Habana pusieron sobre la cancha a un once casi idéntico al que tres días antes habían colocado los celestes del Gallego, con Nicolás Torroella en la puerta, Kaiser, Enrique Martínez, Lino, Granados, Francisco Álvarez, Ardilla, Antonio Rico Mederos, Jesús “Pito” Villalón, Luis Gironella “Carnerita” y Pupito.
Por su parte los muchachos del Municipal formaban su once con Segura, Lobos, Morales, Leonidas, Marroquín, Sandoval, Camposeco, Durán, Toledo, González (sustituido posteriormente por Aqueche) y De León.
Fue este sin embargo un partido de menor intensidad que el primero sobre todo en la primera mitad, donde los jugadores parecieron sufrir de la canícula vespertina de La Habana, aunque la misma no impidió que los cubanos se adelantaran a los 25 minutos cuando Rico culminó muy bien un pase de Pito para el 1-0, que duraría apenas cinco minutos ya que De León capitalizaba muy bien, de cabeza, un tiro de esquina levantado por Camposeco, para el 1-1 con que terminaría el primer segmento.
El nivel de juego subió en la segunda mitad y el remplazo Aqueche puso en ventaja a los suyos a los 28 minutos de juego, tras el gol, los hispanófilos buscaron el del empate desesperadamente, obligando a Segura a grandes intervenciones redimiéndose así de su actuación en el partido inaugural, evitando la caída de marco una y otra vez, y cuando parecía que los visitantes se llevarían su segunda victoria apareció Pito Villalón para colgar el empate, justo segundos antes del que el central Federico Guardia diera por concluido el cotejo.
Bajo la dirección del central Salvador de la Cueva, el miércoles 25 de Junio los chapines se vieron las caras frente a los Leones del Iberia en un encuentro en el que el guardameta visitante se erigió como la gran figura controlando a la impetuosa delantera iberista.
Además de Segura los visitantes formaron con Morales, Flores, Fernández, Miguel, Marroquín, Sandoval, Carlos Reiche, Camposeco (Durán), Rodríguez (Toledo), Aqueche (González), De León. Por su parte los del Iberia lo hacían con Nicolás Torroella, Kaiser, Enrique Martínez, Lino, Granados (Bebo), Francisco Álvarez, Pedrito Ferrer (Prieto), Antonio Rico Mederos, Jesús “Pito”Villalón, Vicente Pérez (Luis Gironella “Carnerita”) y Buxadera.
Por primera vez en la serie fueron los visitantes los primeros en marcar cuando a los 18 minutos Rubén Aqueche venció con un disparo cruzado a Nicolás, los cubanos lograrían empatar en los primeros compases del segundo tiempo cuando Pito aprovechaba una melé dentro del área visitante para clavar su quinto gol en la serie.
Minutos más tarde Carlos Reiche devolvía la ventaja a los del Municipal con disparo a la derecha del portero cubano lo cual hizo que los locales se lanzaran en busca del empate, en medio de la presión iberista y con 10 hombres, tras la expulsión de Toledo,  Durán agarró a los Leones a contrapié para marcar el tercero y final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario