viernes, 27 de septiembre de 2013

Atajadas de Carbó encumbraron a La Habana

Por: José Luis López Sado
Hay atletas a quienes, por su constante y férrea entrega en el diario entrenamiento, parece que el transitar de los años no los deteriora. Todo lo contrario. Siguen tan efectivos como en sus años “más mozos” y sus respectivos equipos les tributan toda la confianza en pos de un digno resultado.

La selección de La Habana, pletórica de integrantes del equipo Cuba, acaba de retener el título del Campeonato Nacional de Fútsal, tras vencer en la final cerradamente 2-1 a Cienfuegos.

Y sin dudas, la figura descollante en el partido decisivo fue el veterano portero de 43 años Wilfredo Carbó, quien ha asistido a las cuatro Copas del Mundo de esta modalidad en las cuales ha competido Cuba.

Tras el cotejo por el oro, y bajo la inmensa euforia del público que colmó la sala capitalina Kid Chocolate, el carismático Carbó accedió a conversar con Cubahora.

- ¿Qué valoración tienes del torneo?

- Nuevamente, se caracterizó por ser muy corto. Nosotros, que jugamos la final, solo efectuamos tres partidos en la fase eliminatoria y otros tres en esta última etapa en busca del título. Todos queremos que sea más extenso y que la euforia del fútsal no muera aquí, cuando se acaba el certamen nacional. Se hace necesario organizar más torneos, porque tenemos muy buenos jugadores.

- ¿Cómo se preparó el equipo de La Habana en pos de retener el título nacional?

- La preparación fue muy seria, con nuestro director técnico Freddy Herrera. Hubo mucho trabajo físico, técnico y táctico, en un colectivo que presenta siete jugadores miembros de la selección nacional. Esa fue una ventaja que nosotros teníamos sobre el resto de los equipos. Solo había que perfeccionar lo que sabemos y llevarlo al campo de juego. Personalmente, hice todo el entrenamiento como uno más del grupo. No hubo nada especial conmigo.

- ¿Qué opinión tienes del equipo cienfueguero?

- Yo los había visto jugar antes de esta final. No improvisan nada sobre la cancha, tienen muy buen manejo del balón y muy definida la estrategia de juego, con mucha organización. Además, contaron con un refuerzo como el matancero Eduardo Morales, un pivot muy peligroso, integrante también de la escuadra nacional. Pero supimos sobreponernos al primer gol que nos anotaron, y logramos el triunfo. No obstante, se batieron de tú a tú contra un equipo lleno de jugadores experimentados.  

-Tras cuatro participaciones en Copas del Mundo de Fútsal, Cuba no pudo clasificar para la última edición. ¿Crees que se está avejentando el equipo?

- Ciertamente, el grupo principal no ha cambiado en los últimos años. En el futuro se vislumbran los Juegos Centroamericanos del 2014 y los Juegos Panamericanos del 2015. Creo que lo más saludable será hacer una preselección grande, de muchos jugadores, y probar desde ahora a un grupo de figuras jóvenes de mucho talento. Además, se hace vital el tope internacional, ese importante roce con equipos de nivel. La carencia de partidos contra rivales de calidad, fue uno de los factores que determinó que no clasificáramos para la última Copa del Mundo.

(Tomado de Cubahora)

No hay comentarios:

Publicar un comentario