domingo, 11 de agosto de 2013

No se pueden pedir peras al olmo ...



me decían de pequeño mis abuelos y hoy eso fue precisamente lo que sucedió en el partido frente a Colombia.

La improvisación rara vez da buen resultado y en ese afán de querer demostrar que se está haciendo algo se termina haciendo el ridículo, como ocurrió hoy en la Ciudad de México, lamentablemente ese saco cae en los jugadores y cuerpo técnico y no en quienes debe caer.

Más allá de lo cuestionable que puede ser la experiencia del cuerpo técnico del plantel, lo que sí es cierto es la total inexperiencia de nuestros muchachos así como la ínfima cantidad de partidos jugados por los fiñes cubanos tanto a nivel nacional como camino a este torneo.

Cinco partidos en casi dos meses jugados a principios del mes de julio como parte de la final del Campeonato Nacional de la categoría, doce días de “preparación” y sólo 90 minutos de juego “juntos” es el aval con que se presentaba la selección cubana ante los cafeteros. Si a esto le sumamos que los nuestros no han tenido la posibilidad de adaptarse a la altura de la capital mexicana pues la ecuación solo puede dar como resultado un desastre.

El resultado es solo una muestra más de lo ineficaz y obsoleto que se ha vuelto el sistema deportivo cubano que cual dinosaurio, reinó por algunos años pero al ser incapaz de evolucionar terminó condenándose el mismo a la muerte y con él arrastró a todos.

El resultado, alarmante no solo por lo abultado, sino por la edad en que se produce deja nuevamente en claro que la masividad no es sinónimo de calidad y que esta no es la clave para el desarrollo a nivel competitivo de un deporte, porque de nada sirve tener cientos de personas practicando un deporte, tal y como ocurre con el futbol en Cuba en estos momentos, si no se busca a los talentos, a esos pepitas de oro dentro del barrial, sino se hace un trabajo serio y respetuoso con ellos, si no se estimula a esos talentos y a quienes hacen ese trabajo de búsqueda, de formación.

Se habla constantemente del robo de cerebros, de talentos pero no se dice nada al regalo del mismo, esa política de enviar fuera del país a nuestros mejores entrenadores para que otros países se aprovechen de su talento, progresen y obtengan éxitos a costa de los nuestros, acúsenme de chovinista si quieren pero para mi, lo MIO ES LO PRIMERO, mi bandera en lo más alto y la cubanía latiendo a mil por horas en mi corazón. Cuba debe estar primero y a aquellos que realmente la enaltecen se les debe respaldar y gratificar, para que el talento o se vaya a escondidas o con visa en pasaporte.

Se impone la seriedad, el trabajo bien planificado, torneos de futbol continuos de mayor cantidad de juego, de mejor preparación de nuestros atletas, mejor planificación de cara a los torneos para buscar ser protagonistas y no sólo participar por participar, porque aquel cuentecito que nos contaron de niños “que lo importante es participar” no sirve de nada y aquellos mismos que nos quisieron adormilar con esa edulcorante píldora nos han demostrado que lo importante es GANAR, el colorcito de las medallas.

Cuba fue vapuleado por Colombia y más allá de la ilusión de jugar contra los mejores era un resultado esperado, predecible, nuestros muchachitos fueron puestos frente al paredón de fusilamiento cafetero, sin la más mínima misericordia, en una edad en la cual las derrotas y las victorias se sufren como a ninguna otra, esperemos que el daño no sea irreparable y que en los años por venir no tengamos que lamentar esta nueva salvajada de nuestra Federación de Futbol

1 comentario:

  1. Mario,es fustrante y triste esto,como siempre escribo mientras no se haga el transito al profesionalismo,estaremos jo di dos! no podemos hablar de desarrollo si no hay estimulos,el deporte siempre a sido un expertaculo,donde el publico paga por ver,a Cuba le apremia el cambio,los mejores atletas estan abandonando la Isla en busca de sus sueños,con este sistema que tienen cada dia les sera mas dificil conseguir y mal formal atletas,talentos hay muchos en las calles,pero,estos tienen prioridades ,por eso siempre e dicho lo mismo ,el profesionalismo es el camino correcto ,la auto finanzas hace que te esmeres saca lo mejor de ti,a estos talentos los apapacha los estimula proteje y desarrolla y con esto garantiza el expertaculo

    ResponderEliminar