domingo, 18 de agosto de 2013

De la historia: 1957 Casino Español - Coral Gables. La Serie


El Campeón Cubano de 1955 el Casino Español viajó a Miami el Sábado 4 de Mayo de 1957 para enfrentar al Coral Gables Soccer Club de esa ciudad por el Trofeo del Miami Spring Festival.

Los cubanos abrieron la serie con un empate a dos goles el domingo 5 de Mayo en un encuentro efectuado en el Curtis Park ubicado en la 20 calle del noroeste y la 24 avenida, de la ciudad floridana y dos días después el martes 7 de Mayo, más descansados, salieron al terreno en busca de una victoria que les entregara el trofeo en disputa.

Sin embargo los muchachos de Pipa Cordero se vieron sorprendidos por el ímpetu de los locales que lograron tomar ventaja de 2-0 en los primeros 21 minutos de partido.

Fue sin embargo esa misma intensidad de los primeros minutos el mayor enemigo del Gables que de a poco se fue quedando sin físico y vio como el Casino, con un juego rápido y vistoso se fue adueñando del balón y el marcador.

Los floridanos abrieron el marcador apenas a los 10 minutos cuando su capitán Bill Pena aprovechó un rebote tras un disparo de Moffit Camat y agregaron el segundo a través del mismo jugador al minuto 21.

Con un Celedonio Basanta excelso en labores defensivas y la peligrosidad constante de José Doce, los casinistas comenzaron a demostrar el por qué de su título de Campeones de Cuba y a los pocos minutos descontaron por intermedio de Oscar D’Toffoli que aprovechó un confusión dentro del área del conjunto local. El mismo D’Toffoli se encargaría de poner el empate antes del medio tiempo aprovechando muy bien un centro de José González.

Sería González el autor de los dos goles cubanos en la segunda mitad el primero cuando faltaban 14 minutos para el final y el 4-2 definitivo sólo cuatro minutos más tarde.

Dos meses más tarde los del Coral Gables viajaban a La Habana con deseos de devolverles  la “cortesía” a los muchachos dirigidos por Pipa Cordero y que habían terminado un decepcionante Campeonato Provincial en el cual habían quedado por fuera de los tres primeros lugares.

Con solo dos norteamericanos, de los 19 jugadores que conformaban su escuadra: Phil Ferreira y Joe O’Brien, el conjunto de Coral Gables, era una amalgama de nacionalidades, 8 en total,  que hubiera podido hacer palidecer de envidia a la ONU.

El 14 de Julio salen a la cancha del Gram Stadium Cerveza Tropical con el sueco Obense bajo los tres palos, el inglés Ken Fowler como defensa derecho, el húngaro Ed Stauber como central, mientras que por la derecha aparecía el italiano Ernie Di Leonardo. En la zona de volantes formaban el cubano Tony Esquivel y el escocés Cotty Lamond. Dejando el ataque para los ecuatorianos Carlos Alvarez y  Bill Pena, De La Torre, el chileno Jorge Guajardo, el portugués Foffit Camat

Por su parte Pipa Cordero mandaba al terreno a Suco en la puerta, Sergio Álvarez, Hernández, Sixto García, Basanta, Sergio Padrón (refuerzo del San Francisco), Planas (refuerzo del Giro de Pieles), Pepe González, Coloma “Baracaldo”, Doce y Tino

Esta vez no hubo sorpresas, y los casinistas que aprendieron muy bien la lección tras el viaje a Miami, salieron a hacer respetar su terreno y a los tres minutos Tino, rebasó a sus marcadores y habilitó a Pepe González que pone el 1-0 a favor de los locales.

La avalancha de los cubanos sigue y Baracaldo falla ante el meta norteamericano, minutos después tino se combina con Doce pero el disparo de este último es desviado a tiro de esquina por el guardameta visitante.

A los 20 minutos, el interior izquierdo del casino, Doce hace lujo de su técnica para con un taconazo mandar al fondo de las piolas un balón servido por Pepe, para el 2-0.

El Casino no le da respiro a los del Cora Gables y su juego se agranda trayendo una y otra vez peligro sobre el marco rival, con su centro delantero: Baracaldo convertido en una verdadera pesadilla para el portero visitante. A los 25 el vizcaino suelta un disparo que el cancerbero escupe dejando el balón suelto para que Pepe entrando a toda velocidad ponga el tres a cero a favor de los del Pipa.

Diez minutos más tarde Tino aprovecha un rebote a un disparo suyo en la defensa visitante para de contrarremate poner el 4-0, un nuevo rebote del portero a un minuto de finalizar el primer tiempo permite que los casinistas se vayan al descanso con marcador de 5-0.

Con el partido ya en el bolsillo los del casino bajaron su intensidad y permitieron al Coral Gables algunas libertades, a los 20 minutos Pepe y Di Leonardo saltan a cabecear un centro dentro del área del Coral Gables y se produce una colisi´øn entre ambos jugadores que tienen que salir del Campo, y mientras los norteamericanos remplazan a su hombre con la entrada del cubano Tony Esquivel, quien ya había sido sustituido por Julio Moreira, los del Pipa se quedan con 10 hombres sobre el terreno.

Sin embargo la inferioridad numérica no impide que 12 minutos más tarde, Planas, Doce y Baracaldo se combinen y que este último consiga el sexto gol de la tarde para los del Casino con lo que se sellaba la victoria y la obtención del Trofeo puesto en disputa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario