viernes, 9 de agosto de 2013

Chus Alonso, de La Habana a Madrid



14 de Diciembre de 1947. El Nuevo Estadio de Chamartín (renombrado después como Santiago Bernabéu) es inaugurado. Aquella tarde, el Real Madrid se impone al equipo portugués de Os Belenenses por tres goles a uno. Sabino Barinaga pasará a la historia como el primer futbolista que marcó en el estadio, aunque las crónicas señalarán a Jesús Alonso Fernández, alias "Chus Alonso", como la estrella del encuentro al marcar los otros dos tantos del conjunto merengue.

El Real Madrid intentó que la inauguración de su nueva casa se produjera con un torneo triangular. Estudiantes de la Plata y Torino debían ser los rivales. Ante la imposibilidad de realizarlo, decidió invitar al Os Belenenses portugués, que ya había jugado en el viejo estadio de Chamartín dos años antes con motivo del homenaje a "Chus Alonso"; un encuentro en el que el club madridista quiso premiar a su jugador, al que todavía le restarían tres años para abandonar el equipo de la capital.

Hijo de asturianos, Jesús Alonso nació en La Habana en 1917. Nacionalizado español desde que llegó al mundo, su familia retornará a su lugar de origen siendo éste muy joven. Alonso desarrollará una brillante trayectoria futbolística, convirtiéndose en el mejor de los ocho cubanos que tuvieron alguna relación con el Real Madrid en sus 110 años de historia.

Muy precoz, debutó en primera división con el Oviedo a los 17 años, en un encuentro frente al Arenas de Getxo en el que marcó dos de los cuatro goles de su equipo; los otros dos los marcó todo un mito, Isidro Lángara. El conjunto asturiano vivía una buena época, con un once muy competitivo. Con el citado Lángara en punta de ataque, y acompañado en labores ofensivas por Emilín y Herrerita, el Oviedo llegó a ser tercero en dos ocasiones. Curiosamente, Eduardo Herrera Bueno se convertiría en cuñado de Alonso tiempo después. El futbolista nacido en Cuba se marcharía al Madrid CF, al que no se le había escapado el talento del joven jugador.

Chus Alonso sería cedido al Valladolid justo antes de que arrancara la Guerra civil española. El conflicto bélico hace que existan problemas con la validez de los contratos. Por ello, Alonso estuvo muy cerca de firmar por el Barcelona, donde llegó a presentarse junto a Herrerita y Emilín, los dos asturianos que sí terminaron jugando en el club catalán.

Finalmente, el 26 de Diciembre de 1939 se resuelve el conflicto. Tras múltiples gestiones por parte del equipo merengue, la ficha de Alonso queda configurada como parte de la primera plantilla del Real Madrid. El futbolista tardaría poco tiempo en demostrar sus aptitudes: el 28 de Enero de 1940 marca el gol más rápido de la historia en un enfrentamiento frente al Club de fútbol Barcelona. Un dato que solo sería superado por Karím Benzemá 71 años más tarde.

Alonso será fijo en las alineaciones del Real Madrid durante la primera mitad de los años cuarenta, viendo premiado su esfuerzo con la convocatoria para la selección española. Debuta con el equipo nacional en un amistoso ante la selección francesa en 1942 . El estadio sevillano de Nervión es testigo de la victoria española por cuatro goles a cero."Chus Alonso" jugaría en dos ocasiones más con el combinado nacional.

Jesús Alonso también fue uno de los goleadores en la primera edición de la Copa Eva Duarte de Perón (uno de los antecedentes de la supercopa de España). En Junio de 1948, el Real Madrid(campeón de copa el año anterior) se impuso al Valencia (vencedor de la liga 1946-47) por 3-1; uno de los tantos fue conseguido por Jesús Alonso en la prórroga.

Vivió sus últimas tardes como futbolista en el Real Zaragoza. En 1962 sufrió uno de los percances más duros de su vida; víctima de una fulminante enfermedad fallece su sobrino, Jesús Herrera Alonso, hijo de Herrerita y ex-jugador durante cuatro temporadas del Real Madrid. Chus Alonso, el interior diestro de La Habana, murió diecisiete años más tarde, en Agosto de 1979. (Tomado de futbolprimera.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario