sábado, 13 de julio de 2013

ROBADOOOOOOOSSSSSSSSSSSS



Así me siento después de ver el juego entre Estados Unidos y Cuba, asaltados sin misericordia por un bandido de camisa verde de nacionalidad canadiense y que uso como arma de asalto su silbato.

No, no nos equivoquemos, Estados Unidos fue superior a nuestro equipo y si el 4-1 hubiese sido, limpio, legal no tuviese ese sabor a robo, atraco, descuartizamiento de que fue objeto nuestra selección.

Modestos si, sin muchos argumentos si, pero con el corazón en la boca, jugando al mediodía y en la altura de Sandy, Utah, los muchachos merecieron mejor suerte y no ser masacrados de la forma que fueron con la complicidad arbitral.

Tarjetas amarillas y rojas obviadas por el central, penaltis y manos no pitadas, piscinasos cobrados como faltas, de todo pitó el central, siempre en contra de Cuba.

Cuba apostó a lo único que podía, aguantar y buscar abofetear de contragolpe y lo hizo como en el 2005 contra México, balón filtrado por la banda derecha, Arielito se llevó a su marcador y centró para que Ciprían la pescara y adentro, para celebrar y hacernos reventar los pulmones con el grito de gol.

Cuba era mejor y no solo por el gol, sino por la organizada que lucía ante un rival muy superior que tenía el balón pero que se frustraba al no poder encontrar por donde y en ese son los muchachos se animaron para llegar nuevamente balón retrasado del Beto al área para la llegada de Jaine para que desde el borde del área la mandara a las nubes.

El árbitro canadiense David Gantar un verdadero delincuente del silbato, influyó muchísimo en el resultado

Estados Unidos había sentido el golpe y caído de su nube y para calmarlos apareció Kyle Beckerman, que en su doble casa, Estados Unidos y el estadio Rio Tinto, le entró desde atrás a destiempo y sin intención de jugarle al balón a Aliannis Urgellés, falta alevosa solo castigada con una reprimenda cuando pintaba casi anaranjada.

Pero a Cuba le faltó creérselo en el minuto final, y cuando se antojaba que Aliannis buscara el desborde del Beto a espaldas de la defensa, optó por darse la vuelta y ponerle hielo al balón, lo que propició el robo de balón por los norteamericanos y la jugada que desencadenaría en el penal de Donovan.

Demasiado infantil un hombre tanto experimentado como Yenier que se enredó con el Rey de los Clavados Castillo, jugador marañero que uso todas sus armas bandolerescas para dormir al central canadiense.

Donovan cobró y Molina se venció demasiado rápido lo que propicio el gol fácil de un Dovovan que telegrafió al palo donde tiraría tres pasos antes de patear, mirando al poste a donde fue la esférica.

Malblanche un defensa con mucho futuro

El gol fue un mazazo para los nuestros, que ahogados entre la falta de oxigeno, las traquimañas de los clavadistas norteamericanos y las bendiciones arbitrales para el equipo de las camisetas a rayas, encajó el segundo gol en contra, una gran definición con comba al palo lejano de Molina que no alcanzó en su estirada.

Cuba tuvo la posibilidad del 2-2 cuando en uno de los pocos contragolpes del segundo tiempo, Ciprian le ganó la espalda a Onyewu que al parecer al darse cuenta de que aquel morenito había sido el autor del gol quiso llevárselo para su casa de recuerdo y le puso toda la carrocería al oriundo de Los Palacios, cometiéndole un penalti del tamaño del estadio y que el canadiense no vio y el cual trató de justificar la transmisión de Univisión demasiado parcializada con el equipo local y poco conocimiento del equipo cubano y que casualmente habían visto como inobjetable el dudoso penal de Yenier.

Pero del posible 2 a 2 al 3-1, gracias a una gran definición de Wondolowski a servicio de Beckerman.


El tercer gol fue una lápida muy pesada para un conjunto cubano, sin piernas y sin aire, pero que aun trató de buscar algún chance con contragolpes fallidos que llegaban solo hasta tres cuartos de cancha.

Aun quedaba el cuarto dardo en el pecho de los nuestros, el marañero de Castillo la baja con el brazo dentro del área con la complicidad del árbitro y Wondolowski le gana el rebote a Malblanche para mandarla al fondo de las redes e historia terminada, en la que quedó como anécdota la llegada de Liván Pérez al área chica del conjunto norteamericano  ganándole las espaldas a su defensor, pero el balón le quedó muy largo para el remate a puerta.

4-1 claro y a favor del mejor de los dos pero con un olor a podrido del tamaño de la Unión.



6 comentarios:

  1. PERDIMOS PERO CON LA BOTAS PUESTAS.

    ResponderEliminar
  2. Es triste que pasen estas cosas,lo peor es que no solo se lo hicieron a Cuba,claramente se ve el esfuerzo en pasar a los favoritos,,bueno como sea hoy me gusto mas el corage de Cuba,Clavelo al que tanto critique reacciono al igual que Molina y aunque todabia siguen cometiendo errores,la garra los saco adelante,asi es como se hacen los grandes cuando se acaban los argumentos sale el corage y la verguenza futbolistica,hoy los felicito y me quito el sonmbrero ante ellos.

    ResponderEliminar
  3. LOS MEJORES TIEMPOS PARA EL ARQUERO CUBANO YA PASARON,ES HORA DE HACER UNA RESTRUCTURACION BAJO LOS TRES PALOS,ODELIN FUE UN ARQUERAZO EN SUS BUENOS TIEMPO PERO YA NO ESTA AL NIVEL CON TODO RESPETO

    ResponderEliminar
  4. yo lo e dicho un par de beces, molina no tiene los mismo reflejos que antes y me he dado cuenta en estos dos partidos donde en ocaciones se lansa con inseguridad y fuera de tiempo. Incluso hay dos goles que se podian parar que estoy seguro que cooper los pararia , uno fue ante costa rica y el otro fue ante usa. Creo que es momento de dar la responsavilidad de los tres palos a otra persona.

    ResponderEliminar
  5. SUCEDE QUE LOS SUCESORES SE HAN IDO TODOS UNO POR UNO, PEPE, EL PULPO, COOPER Y ANDY, UN PORTERO NO SE HACE EN UN DIA Y EN CUBA HOY SOLO SANDY EL DE LA U-20 CREO YO QUE ES CONFIABLE PARA ASUMIR LA RESPONSABILIDAD. POR LO DEMAS A CUBA NO LE VAN BIEN LAS CONCENTRACIONES CORTAS EL CAMPEONATO NACIONAL ES PESIMO Y LOS JUGADORES LLEGAN EN MUY MAL ESTADO FISICAMENTE MUERTO Y LOS RESULTADOS DE LOS 2DOS TIEMPOS ASI LO DEMUESTRAN ESPERO QUE LOS DIRIGENTES DEL FUTBOL UBANO TENGAN ESO EN CUENTA Y VEREMOS UNA SELECCION MAS CAPACITADA PARA ESTOS EVENTOS DE TANTO NIVEL ES UNA PENA PORQUE ESA COSTA RICA ESTABA PARA COMERSELA PERO EN EL 2DO TIEMPO LOS MUCHACHOS ESTABAN MUERTO SOBRE LA CANCHA, LO OTRO ES DISE;AR LA PREPARACION BAJO ESAS CIRCUNSTANCIAS POR QUE NO SE VEN EN BUEN ESTADO FISICO.

    ResponderEliminar
  6. Jugamos como nunca y perdimos como siempre!. Definitivamente Cuba jugó mejor ante E.U.A. que ante C.Rica. Al menos salieron esos destellos de fútbol que todos queremos ver de los nuestros. Se siguen viendo las limitaciones de nuestro fútbol sobre la cancha pero al menos hubo llegadas de peligro al arco rival y por ende el gol, por cierto un golazo de Ciprian y mejor pase aún de Ariel.
    Siento que ticos y gringos comenzaron a jugar contra Cuba caminando, llevándola suave, tal vez subestimando un poco a los nuestros y al ver que jugando de esa manera no se le puede pasar por encima a Cuba terminan empleándose a fondo y es ahí en donde se nota la diferencia futbolística. Una vez más Cuba es un equipo de 45 minutos de juego.
    Se siguen notando las inocentadas en el orden táctico, pases muy cantados, escasas jugadas de fantasía, pocas ideas a la hora de atacar. Pero es un hecho que contra E.U.A. se mejoró.
    Ahora viene Belice. Es la primera vez que enfrentamos en Copa de oro a un rival de calidad similar. En otras condiciones diría que inferior.
    A Belice hay que ganarle sí o sí. Sería imperdonable una derrota ante beliceños. Tenemos la mesa servida para lograr nuestra segunda victoria en Copas de oro y mejorar nuestra posición en la tabla histórica de esta competición. A Belice se le puede ganar perfectamente, Cuba está en la obligación de sacar esa victoria. Si bien es cierto Belice tiene lo suyo y llegó por méritos propios a esta Copa, Cuba no es inferior a los beliceños, con todas nuestras limitaciones aún así tenemos argumentos futbolísticos que contra Belice sí nos tiene que alcanzar para sacar un buen resultado.

    ResponderEliminar