viernes, 19 de julio de 2013

Osvaldo Alonso está contento por la selección de Cuba en Copa Oro: "Siento nostalgia y quisiera estar con ellos”



SEATTLE - El pasado martes en el estado de Connecticut la selección cubana se clasificó de manera agónica a los cuartos de final de la Copa Oro al derrotar 4-0 al combinado de Belice. Tres de los tantos los consiguió Ariel Martínez y el cuarto gol que necesitaban los cubanos para avanzar, lo consiguió Yénier Márquez al tercer minuto de reposición en el segundo tiempo.
Mientras Martínez y compañía celebraban jubilosamente sobre el terreno del Rentschler Field en East Hartford, Osvaldo Alonso observó con nostalgia el encuentro por televisión en su residencia en Seattle.
“Estoy contento por el equipo, uno siente nostalgia y quisiera estar con ellos”, dice el mediocampista de los Seattle Sounders, quien desertó del combinado cubano en la Copa Oro de 2007 y gracias a su talento se ha convertido en uno de los jugadores más llamativos de la MLS.
“Nunca me he arrepentido de haber desertado, si lo tuviera que hacer otra vez lo haría”, le dijo Alonso a FutbolMLS.com. "Los jugadores en Cuba quedan estancados, llegamos a un nivel y no tenemos para donde crecer. No tenemos cómo desarrollarnos como futbolistas a no ser que tomen una decisión como la que yo tomé. En Cuba el fútbol es una pasión inmensa pero los jugadores se frustran de no tener la oportunidad de salir a jugar a otras partes, tienen que morirse en el fútbol cubano”.
A través de los años Cuba ha dado algunos buenos jugadores pero la falta de fogueo internacional y una liga profesional no ha permitido que estos brillen en el fútbol mundial y que sus selecciones nunca hayan trascendido.
“El nivel de Cuba con respecto a otros países es bajo, pero cada dia tratamos de llegar hasta donde más se pueda en el fútbol cubano”, le dijo a FutbolMLS.com, Alberto Gómez, un volante creativo de la actual selección cubana que está disputando esta Copa Oro.
Gómez fue elegido como el mejor jugador de la liga cubana el año pasado, sigue la liga española y le gusta como juega el Barcelona. Pero para el volante de 25 años de edad como para cientos de futbolistas cubanos jugar al lado de Messi y Neymar no es ni siquiera un sueño, saben que es imposible; a no ser que tomen la decisión de desertar su selección como lo hicieron Alonso, Yordany Álvarez y Maykel Galindo, entre otros.
“Osvaldo Alonso es un gran jugador, es todo lo que te puedo decir” señaló Gómez con clara incomodidad sobre la pregunta si jugadores como Alonso podrían elevar el nivel de la selección cubana. Pero tanto los jugadores como el cuerpo técnico tienen prohibido tocar el tema de los desertores.
De puertas para adentro la situación parece menos hostil. La semana pasada Alonso visitó a sus ex-compañeros en la concentración cubana en Portland después del partido que perdieron 3-0 ante Costa Rica.
“La relación entre nosotros es buena, pero ellos no pueden declarar nada a la prensa que los pueda afectar en Cuba”, aclaró Alonso. “Cuando hablé con mis compañeros les dije entre broma que llegaría a reforzarlos para los cuartos de final, y todos se reían”, le confesó el cubano aFutbolMLS.com.
Hace poco menos de un año Osvaldo Alonso recibió la ciudadanía estadounidense por lo que podría ser elegible para la selección de los Estados Unidos. Sin embargo, no basta con que Jürgen Klinsmann lo convoque, se necesita un permiso de la FIFA y la buena disposición de la federación cubana de fútbol para que tan siquiera "Ozzie" pueda aspirar a una convocatoria.
“Yo no se nada de este jugador, no tengo ni idea de sus intenciones de jugar en otra selección”, declaró el director técnico de la selección cubana Walter Benítez sobre las intenciones de Alonso.
“No hay nada que ellos puedan hacer por mí, con mi representante mandamos una petición a la FIFA y ahora solo tenemos que esperar. Por ahora yo estoy cumpliendo mi sueño de jugar en la MLS y estoy concentrado en eso”, dijo Alonso con cierta resignación, pero el talentoso volante de los Sounders aún conserva su sueño intacto.
“Jugar en un Mundial es un sueño que yo tengo, por eso sigo esperando que se resuelva la situación”, afirmó el contención de Seattle quien no podrá ver por televisión el partido de los cuartos de final donde la selección cubana se enfrentará a su símil de Panamá, porque a esa hora estará jugando con los Seattle Sounders ante Colorado Rapids. Aunque el corazón de "Ozzie" estará con sus compatriotas, su cabeza y su talento continuará como todos estos años en los Seattle Sounders de la MLS. (Tomado de la página oficial de la MLS en español)

3 comentarios:

  1. yo no entiendo , si quiere jugar tanto con Cuba porque tiene una peticion puesta para jugar con la seleccion Americana. las cosas en cuba estan cambiando poco a poco ya se habla de que los volleybolistas en Italia y el extrangero podran representar a su pais en toneos internacionales.

    ResponderEliminar
  2. bueno el juego con Panama termino 6-1 y Cuba juega con diez hombres. El gran logro de Cuba en esta copa de oro el haberle ganado a BELIZE 4-0, dos de esos goles cuando Belize jugaba con diez. Por cierto muchos de los jugadores de Belize la carrera de ellos no es el futbol - tienen miembros del ejercito y la policia.
    Lo que quiero dicer es que si el senor Walter Benitez no admite saber quien es o seguir la carrera de Oswaldo Alonso creo que es hora de que amplie sus horizontes.
    Estos bochornos quedaran en las historia con el nombre de nuestra tierra a su lado. tenemos las piesas para no hacer estos papelasos .. hasta cuando.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja Walter me da gracia como no va a saber quien fue el capitan del cuba en la copa oro 2007 que no le convenga es otra cosa, la verdad Cuba necesita abrir sus horizontes y defiendo a Ozzie por estar haciendo negociaciones para jugar con USA en el mundial de otra manera no podra hacerlo nunca gracias a la estupides de dirigentes de nuestro pais que siguen con metodos arcaicos que solon demeritan y despretigian la calidad de todos los deportes en Cuba porque esta mas que claro que para ser competitivo en la actualidad hay que jugar profesional

    ResponderEliminar