lunes, 29 de julio de 2013

La fiesta fue en Charleston.


De La Habana a Charleston, viejos amigos se reencuentran gracias al fútbol.

Y no solo porque el equipo de esa ciudad, donde militan Odisnel Cooper, Heviel Cordovés y Maikel Chang salió de la racha adversa de siete partidos sin conocer la victoria y ganó contundentemente sus dos partidos sino porque una vez más sirvió de centro para la reunión de los jugadores cubanos que juegan por estos lares.

Bermúdez, Yordanis, Alonso, Miguel Ferrer, Pepe Miranda, Maykel Galindo, Moré y Erlys García han sido algunos de los que han vivido el reencuentro con sus compañeros de selección algo que el sábado en la noche volvieron a hacer Chang y Cordovés con su amigo y compañero Erlys García a los que se unió, un rival de Ligas cubanas pero hermano de selección nacional Odisnel Cooper.

En un partido que además del color que proporcionaba el encuentro entre viejos conocidos prometía el sabor de una dura batalla con ambos equipos empatados en la tabla de posiciones, con un LA Blues con la mejor ofensiva de visitante, buscando taladrar la portería de Spiderman y del otro lado Flying Erlys tratando de controlar al Motor Cordovés que viene carburando y fuerte en los últimos partidos.

El duelo del morbo, Cordovés - Erlys se dió en los minutos finales del encuentro.

Y lo que parecía una batalla, terminó cayendo de un solo lado con un Cooper en noche de vacaciones y un Erlys con traje de obrero cumpliendo horas Overtime.

El local volvió a mostrar las buenas maneras que lo llevaron a despedazar al FC Phoneix tres días antes y se volcaron sobre la puerta del equipo Angelino, con penetraciones por el centro de la defensa y llegando con claridad sobre el marco visitante.

Tirado sobre la derecha, Erlys lució como la única pieza decente, junto a su portero,  en el endeble andamiaje defensivo del equipo de azul, y aunque en ocasiones trató de hacer las coberturas poco pudo hacer ante el empuje del equipo aurinegro, ya que quedaba en desventaja numérica en la mayor parte de las ocasiones.

Para la segunda mita el Jugador Más Valioso de los Blues en la temporada pasada fue movido hacia el centro en busca de taponar las entradas frontales del Charleston, sin embargo los goles llegaron desde la banda derecha gracias a desbordes perfectos de Griffin y Fisk y aun mejores culminaciones de Kelly y Cordovés para el tres a cero lapidario.








Secuencia del gol de Cordovés en los minutos finales del juego.


Y si bien García tuvo que multiplicarse por todos lados, Cooper vio a la tan promocionada ofensiva azul ahogarse en su muro de contención, que realizó una labor casi perfecta, al punto de que el camagüeyano se apuntó un nuevo partido sin goles y a pesar de que le dispararon a puerta en ocho ocasiones no tuvo que realizar ninguna de sus espectaculares atajadas y según los estadísticos de la USL terminó el partido con 0 balones atajados.

Quizas el único momento en el que su portería estuvo en peligro fue en los primeros compases del segundo tiempo, cuando el partido aun estaba 1-0, cuando tuvo que rifarse el físico en una rápida salida hasta el borde del área grande cuando un delantero angelino se colaba a toda velocidad y dejaba atrás a su marcador central, pues ni los centros que lanzaron sobre su marco lograron inquietarlo sacándolos limpiamente.

Lo más cerca que estuvo el LA Blues de la meta de Cooper.

Por su parte, como ya es costumbre, “Big Man: Cordovés” volvió a entrar para los minutos finales y creo todo clase de problemas al sector defensivo de los azules, anotando de paso su quinto gol del Torneo, aunque en la única vez que se enfrentó a Viejo Lobo de Erlys, las mañas del experimentado defensor pudieron más y le sacó limpiamente el balón dentro del área.

Ha resaltar el gran torneo del Motor Cordovés está teniendo en este torneo, cinco goles y una asistencia (válido para 11 puntos, tercer máximo acumulador en su equipo) en tan solo 571 minutos jugados, algo que resulta más significativo si tenemos en cuenta que Nikki Paterson líder en puntos (7 goles, varios de penal y tres asistencias) ha jugado 1650 minutos y Dane Kelly, el “9” regular del equipo, acumula 16 puntos (7 goles y dos asistencias) en 1259 minutos jugados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario