miércoles, 26 de junio de 2013

Walter, contame una de vaqueros mejor.

Dicen que todas las historias tienen sus dos lados y que todos tenemos el derecho a exponer el nuestro y es justo a esta filosofía a la que durante todos los años de existencia se ha apegado este blog dejando, contrario a otros lugares donde se edita y censura, que cada quien exprese lo que piensa, usando las palabras que desee, aunque corriendo el riesgo en algunos casos de que se expresen palabras ofensivas, pero estas al igual que las otras son parte de nuestra vida y de la cultura de aquel que la expresa.

Es por ello que considerábamos totalmente necesario y mandatorio que en  nuestras páginas aparecieran las declaraciones de Walter Benítez actual técnico de la selección cubana, para conocer su parecer y sus razones sobre la decisión más polémica del futbol cubano, la no convocatoria de Marcel Hernández a la Copa Oro a efectuarse en tan solo unos días en territorio norteamericano, polémica además que demuestra el creciente interés de pueblo cubano hacia el futbol y un mejoramiento en la cultura futbolística nacional que se traduce en un mejor conocimiento del talento local, algo prácticamente inexistente hace unos años atrás.

Declaraciones muy medidas y sopesadas las de Walter aclaratorias y a la vez contradictorias en su esencia y que aun me resultan difíciles de creer en lo que se refiere no solo a la ausencia de Marcel, la más relevante y que ha desatado la polémica, sino también la del marcador central villaclareño José Dairon Macías.
Concordemos que salvo muy contadas excepciones, y es que no se puede llevar a todo el mundo, como dice el dicho, este es uno de los equipos más justos y apegados al rendimiento de los últimos años. Sin embargo cuando se refiere al caso de Marcel y Dayron ese argumento no resiste un análisis profundo.

Según sus propias palabras Walter confiesa que estuvo siguiendo la mayor parte del torneo, analizando a los jugadores y el estado de cada uno pues las nuevas condiciones de la convocatoria exigían a los jugadores estar en plenitud física debido a que la brevedad del tiempo para prepararse para la Copa Oro obligaba a concentrarse en cuestiones tácticas y no había espacio para el mejoramiento físico de los atletas.

Y aquí viene la contradicción ya que a sabiendas de que según, la escusa dada para la no convocatoria de Marcel, el capitalino había estado lesionado y estaba muy por debajo de su condición física se le convocó y no se tuvo la “cortesía” de informarle que no iban a contar con él por esa razón como se hizo con Carlos Domingo en su visita al Marrero, ¿es que acaso Marcel no estuvo en el Marrero? ¿O no tuvo la suerte de encontrarse con Walter en las múltiples ocasiones que según el técnico estuvo analizando los partidos jugados en la catedral del futbol cubano? ¿Por qué jugar entonces con los sentimientos de un hombre que ha sido todo entrega y que bañó de gloria las cuatro letras sumiéndolo hoy en día en una depresión que lo ha hecho incluso pensar en dejar el futbol?

Vamos seamos serios y no abusemos de la bondad y la inteligencia de los seguidores del futbol cubano, esa que una vez tras otra se trata de obviar y burlar por parte de los directivos del futbol cubano.

Marcel estuvo lesionado, eso es una verdad, que como dice la canción lo sabe la Habana entera, pero también la Habana y toda Cuba sabe que cuando regresó fue un baluarte del equipo azul, no solo con goles sino también con su nivel de juego, atrás han quedado los años en los que el sol se podía tapar con un dedo, la verdad amordazarla con cesura, esos años han pasado y hoy en día esa verdad que siempre ha tenido presa para hacer y deshacer a su voluntad se escapa al mundo muy a pesar de las cortinas.

En una selección en la que por años han abundado convocatorias de corre-corre e integrantes quebrados y sin opciones siquiera de vestirse para jugar, es ridículo argumentar la no convocatoria de un referente por no estar al 100 por ciento de su nivel, es que acaso Jaine Colomé estaba al máximo de su capacidad durante la última Copa del Caribe o Cervantes estaba para jugar en la última edición de la Copa Oro a solo un mes de recibir una fractura en su pierna, todos sabemos que no, y la cancha lo demostró, solo dos ejemplos de la innumerable cantera que existe en las selecciones cubanas, ¿será una nueva época? ¿Se estarán rectificando antiguos errores? Amanecerá y veremos, pero hoy por hoy en Cuba, en su posición, un Marcel al 80 por ciento es mejor que cualquier otro al 100.

Leo nuevamente a Walter y aun me sigue resultando difícil de creerle no solo por la verborrea bien elaborada de escusas que solo él se cree si no por la cerezas con las que adorna su discurso de condiciones excelentes y casi paradisiacas con las que se ha encontrado la selección a su llegada al Marrero aunque tal vez sea por esta razón que la selección Sub 20, que en estos momentos juega el Mundial de la categoría en Turquía no recibió sus uniformes hasta el día antes de iniciarse el torneo.

Vamos Walter, cuéntame una de vaqueros mejor, estas historias ya las conocemos y sabemos que normalmente rondan más lo incierto que el mundo real, la verdad saldrá algún día como siempre ocurre, una verdad que no podrá ser ocultada ni por versiones oficiales de un Marcel aleccionado y advertido a estas alturas y que tendrá que aprender a tirar curvas al mejor estilo de técnico que hoy le deja fuera de la Copa, porque en Cuba ya aprendimos que cuando se tiran rectas te sacan del parque y si a alguien le quedan dudas de ellos puede preguntarle a Chandler.

5 comentarios:

  1. Exelente ,resumen y criterio,pero como podriamos jusgar a este tecnico,cuando sabemos que paso con el anterior por hablar lo que no puede,es una pena pero asi funciona aquello,nada que seguiremos lidiando con estas cosas que lejos de aportar al futbol ,logran manchar una ves mas la imajen del futbol cubano y con esto afecta a un atleta que trata siempre de dar el maximo

    ResponderEliminar
  2. Si bien parece cierto que convocaron en base a rendimiento por los casos de ciprian, puga, miguelito y la no convocatoria de linares, pues segun rumores ya solo vive del nombre, lo de marcel deja a todos con dudas. Coincido q marcel al 80% aporta mas q muchos al 100% y ojala solo quede en rumor su pretension de abandonar el futbol pues nos privaria de un jugador extra clase. La excusa de no estar en forma no convence cuando se comenta q entreno super bien y de hecho marco en los entrenamientos, no lo hubiesen convocado si entendian no estana en optima forma deportiva y hubiese sido mas elegante. Es una lastima q el heroe de antigua no participe en lo q por derecho propio merecia, ojala se reflexionara al respecto y situaciones como esta no se repitieran. Acaso la historia de Marcel guarda similitud con la de pestano y victor, ojala y no, seria una decepcion empañar el deporte y las estrellas con hechos como este.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, un dato más que me acaban de mandar de la Habana, dicen que en el último partido de preparaci´øn jugó 60 minutos y metió tres goles. Definitivamente esta fuera de forma solo pudo jugar 60 minutos..... que clases de cara de tablas, ?hasta las cuantas caballeros hasta las cuantas?

    ResponderEliminar
  4. No quiero ser aguafiestas, Cuba es mi selección, pero como buen aficionado uno también tiene que ser realista.
    Las selecciones que lleva Jamaica, Trinidad y Tobago e inclusive otras de menor peso como Haití y Martinica, a la Copa del Caribe no son sus selecciones absolutas, dejan por fuera figuras que juegan en Europa y la MLS. Aún así casi siempre trinitarios y jamaiquinos logran llevarse el trofeo, pero en otras ocasiones selecciones como Cuba, que sí lleva su selección A, logra vencer a Trinidad y a Jamaica como en esta ocasión en que logramos llevarnos la Copa. Pero hay que ser sinceros, ya para eliminatorias mundialistas en donde nuestros vecinos llevan a sus selecciones completas, ahí no la vemos, el antecedente más cercano lo podemos ver rumbo a Sudáfrica 2010, cuando Trinidad nos metió 1-3 en el Pedro Marrero y nos recetó un 3-0 en su campo. Podemos ganarle a Jamaica y Trinidad todo lo que queramos en amistosos, copas caribeñas, pero ya cuando ellos llegan con sus pesos pesados no es lo mismo. ¿Qué corren riesgos compitiendo así en la Copa del Caribe?, claro!, si no que lo diga Jamaica que quedó fuera en esta ocasión de la Copa de Oro.
    Hablando de Copa de Oro. Vamos contra ticos y gringos, ellos llegan a la Copa con sus selecciones, llamémosles “intermedias”, mezcla de algunos jugadores que están utilizando en eliminatorias con talentos del medio local. Aún así están muy pero muy por encima del fútbol cubano, inclusive si llevaran su “selección C”, la que usa por ejemplo Costa rica para la Copa UNCAF.
    En el caso de Belice, ellos sí van con “todos los hierros”. En teoría es un rival que Cuba le podría sacar una victoria. ¿Lo lograremos?. A ver, la última vez que nos enfrentamos fue allá en su terruño en el 2001, un amistoso que perdimos 2-3, pero eso no cuenta, es solo un dato. A esta Copa, Belice llega con su selección A, al igual que los nuestros. La mayoría de sus jugadores juegan en el medio local, a excepción de un par de “hondureños”. Belice llega de la mano del experimentado DT estadounidense Ian Morks, eso en lo personal me tranquiliza un poco, me hubiese preocupado más que llegaran a la Copa de la mano de quien los clasificó, el “cazatalentos” tico Leroy Lewis. De todas formas, si decimos Morks y Benítez, sabemos quien tendrá más experiencia. La “Liga premier de Belice” (así se llama), claro está es una liga de escasos recursos, no al extremo de la liga cubana, pero sí se podría decir que pocos clubes de esta liga pueden pagar un buen salario a sus jugadores, así que es una liga mezcla de profesional y amateur. Podríamos decir que en cuanto a competición local no se distancian mucho de los nuestros, aunque algunos de sus clubes más importantes como el Defense force o el Police united, son clubes que regularmente se foguean con clubes de países vecinos y participan en la Copa de campeones de CONCACAF. Belice lleva al goleador de la eliminatoria mundialista del área, un excelente delantero llamado Deon McCauly.

    ResponderEliminar
  5. Cuba es la única selección de este grupo que no ha tenido un solo fogueo internacional después de clasificar a la Copa. A gringos y ticos ni los menciono porque esos no solo fogueos hasta de lujo han tenido si no que la mitad de estos jugadores están en plena hexagonal rumbo al mundial de 1ros y 2dos en la tabla respectivamente. Y Belice, en este aspecto nos aventaja, ya que han tenido al menos un par de amistosos en casa contra Trinidad y de visita en Guatemala, ambos con marcador de 0-0, lo cual demuestra que están trabajando duro en defensa.
    Si Benítez está pensando las cosas como debería, supondríamos que está trabajando horas extra con la zaga nacional, para jugar a la defensiva y contragolpe contra los dos rivales más fuertes del grupo y evitar goleadas y de pronto con un poco de fortuna lograr un histórico empate ante los ticos en la Copa. Y con Belice pues ahí sí hay que jugar “bonito”, una derrota contra los beliceños sería imperdonable aún y con toda las necesidades del fútbol cubano.
    Pero me pregunto yo, ¿Podrá el DT nacional sacar la tarea en la Copa?, ya sé que Benítez no es Company, nadie le va a pedir peras al olmo. Aquellas experiencias de la mano del peruano fueron únicas y sirvieron para demostrar lo que se puede lograr con nuestro fútbol trayendo entrenadores de máximo nivel, al menos eso. Solo esperemos que Cuba en esta edición no haga un ridículo tan mayúsculo como en la edición pasada. Esperemos que Benítez a pesar de sus limitaciones logre al menos organizar un buen trabajo defensivo porque esa es la única manera en que podemos aspirar al menos a no ser goleados por ticos y norteamericanos. Y a Belice, hay que ganarle, por primera vez enfrentamos a un equipo de un nivel similar en esta Copa, primera vez que tenemos la suerte que han tenido otros equipos caribeños de enfrentarse entre sí en Copas de oro. Es hora de mejorar nuestra posición en la tabla histórica de esta competencia. Ya veremos!. Si me preguntan ahora mismo, y sin querer jugar de Nostradamus futbolero, creo que contra E.U.A. caemos por diferencia de 2 ó 3 goles sin anotar, contra los ticos caemos por la mínima tal vez anotando, un 2-1. Y a Belice se le gana por la mínima o un par de goles. Son solo especulaciones por cierto bastante optimistas.

    ResponderEliminar