jueves, 6 de junio de 2013

Revolución Cordovés


Ya el capitalino lo había anunciado y al parecer el Eagles de Charlotte no tomó correcta nota de los anuncios del capitalino y anoche esa desatención les costó muy caro, pues de los botines del cubano llegaron los dos goles, uno con una magistral definición y otro con un pase milimétrico para apuntarse su primera asistencia del año.

Aun sin estar al 100 porciento físicamente, Heviel ha recibido contados minutos por parte del técnico del Charleston Battery, pero estos han probado ser oro puro para el conjunto aurinegro, si contra el Rochester Rhinos su entrada revolucionó el ataque del Battery y solo una extraordinaria actuación del portero del Rhinos evitó su gol y contra el Harrisburg City fueron de sus botines que salieron todas las jugadas de peligro de su equipo ya sea con remates a puerta o con pases quirúrgicos que desarmaron la defensa rival y que condujeron al gol del Batttery lo de anoche fue a otro nivel.

En un campo imposible, resbaladizo y bajo un diluvio Cordovés mostró una vez su excelencia técnica para primero poner el empate y después originar la jugada del gol de la ventaja transitoria.

Corría el minuto 55 de juego cuando el coach Anhausser decidió darle entrada al cubano buscando resolver la madeja defensiva que plantaba el Charlotte ante un Charleston que dominaba pero no veía por donde y el Cordo resolvió.

Primero,  tras recibir un pase de cabeza de su compañero Patterson bajó el balón con el pecho hacia su izquierda, y con un ligero toque se la acomodó para su pierna derecha y por la pequeña brecha que le dejaba el defensor sacó un riflazo de casi 25 yardas que hizo una comba buscando el primer palo y meterse por allí ante la estirada impotente del arquero, golazo.

Pero si hermoso fue el gol aun más la celebración, apenas el balón besó la red el gigante cubano se volteo hacia al banco y corrió en busca de Chang, a quien las lesiones le han marginado, dedicándole el gol y fundiéndose con él en un abrazo.

Pero aun el “16” no había terminado, tras una recuperación en el medio del terreno recibió el balón y le lanzó un pase cruzado de casi 30 yardas a su compañero Dane Kelly, a las espaldas de la defensa, para que este, solo ante el arquero levantara el balón para poner el dos a uno transitorio.

Pero aun faltaban alegrías para los nuestros en la noche Charlestoniana, faltando 5 minutos para el final, apareció la figura de Maikel sobre la línea de banda, el “Chino” quien el domingo había jugado los 90 minutos contra la Academia del Club regresaba en las condiciones menos pesadas, un campo muy pesado y resbaladizo, una prueba de fuego para una lesión rebelde que parece por fin será olvidada, y el muchacho cumplió, se vio suelto hizo varios sprints, pidió la bola y buscó cooperar con el equipo, pero lo más importante fue que tras el encuentro no sintió ninguna molestia en su muslo.

Por su parte el sacrificado de la noche fue el guardameta Odisnel Cooper que a pesar de tener una buena actuación, deteniendo un disparo a quemarropa en la primera mitad en un uno-uno con un delantero rival y sacar claramente los centros que le llovieron toda la noche, tuvo que ir a recoger el balón dos veces al fondo de las redes en jugadas en la que poco o nada pudo hacer para evitar las conquista rivales.

YOSMEL SIGUE A TODO TREN.

Nigeria sigue siendo factor de su equipo, aquí en foto de archivo contra el Fort Lauderdale Strikers de la NASL

Y si eso ocurría en el este, hacia el oeste, el equipo de Laredo Heat se despachaba con una clara victoria de 5:1 que le devolvía la sonrisa a sus seguidores.

Nuevamente el capitalino Yosmel de Armas volvió a ser factor desequilibrante por la banda jugando los 90 minutos del partido y anotándose su segunda asistencia en lo que va de torneo.

NOS ROBAN EN EL EQUIPO DE LA SEMANA.

Curiosos muy curioso lo que sucedió en el equipo de la semana de la USL y es que al parecer no solo en Cuba se cometen errores a la hora de identificar jugadores.

Erlys García regresó a la alineación del LA Blues el viernes para el primer encuentro del LA Blues de dos partidos en la carretera y probó ser un factor vital en el empate de su equipo con una sólida actuación en la que incluyó un providencial salvada sobre la línea de gol después de garrafal error de su portero en una salida a destiempo.

El domingo nuevamente Erlys se vistió desde el principio y puso otros 90 minutos de solidez defensiva en el empate a cero goles de su equipo.

Ciento Ochenta minutos de solidez y buen juego hacía pensar que el nombre del muchacho de la capital apareciera en la lista de los defensores en el equipo de la semana, sin embargo tal distinción no recayó en él y si en un compañero suyo de características físicas similares pero que solo jugó 86 minutos en los dos partidos (41 en uno y 45 en el segundo) en los que se desempeño como ¡Mediocampista! Y no como defensa.

Nada que en todos los lugares se les va la musa de vez en cuando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario