lunes, 3 de junio de 2013

Mis eternos segundones

Cuando Ariel Martínez-de lo mejorcito que tiene el balompié en este archipiélago-miró a los ojos del arquero  Oslendys Machado, ya parecía que la historia estaba sentenciada. Y así fue, sonó el silbato y en fracciones de segundo se decretó el 1-0.

Penal cobrado magistralmente. Martínez  reencarnó a Billy el Niño y desenfundó al más puro estilo WESTERN MOVIE.

El once local se quedaba sin balas en la recámara; el tiro del actual campeón de  La Liga MDM había sido mortal.

Los aficionados del Patricio Lumumba en mi Camagüey ya tenían en su poder el guión de este largometraje, sabían de su desenlace, pero como ahora esta de moda eso de los espejuelitos para ver en 3D, se dieron sita para presenciar una de las semifinales de la 98 edición del Campeonato Nacional del Fútbol Cubano.

Sin embargo los que vieron en Tercera Dimensión fueron los integrantes del equipo local, a quienes la vista se les tiñó de un tono monocromático, cuando Villa Clara –principal vencedor de estas justas con 12 lauros-, la versión de la Naranja Mecánica de Cuba, les pintó la cara con un compuesto químico llamado “científicamente” : Así se juega para ser campeón.

Nada, que Camagüey  no logra meterse en la cabeza que se vale ganar los torneos, o sea, que en la vida  tienes que echar el resto por llegar a la cúspide.

Y lo digo, perdón, lo escribo con un dolor en mí alma y específicamente en mis dedos.

No sé. Es muy complicado que el Alavés conquiste la Liga española; que el Pescara logre titularse en el Calcio; o que el Sunderland arrase en la Premier League.

Pero aquí no existen esas diferencias de nivel adquisitivo, ni un equipo cuenta con mayor presupuesto que otro; esta es una competición muy pareja, claro siempre se destacan los equipos con más tradición y cultura futbolística…pero nada del otro mundo.

Entonces no acabo de entender qué metodología o táctica de juego le enseñaron a los jugadores de mi tierra para coquetear año tras año con el título. Algo similar al mírame y no me toques.

Es como si les fuese prohibido dar el salto o el remate conclusivo; ese que aprendieron  en la Victory Glory University los Michaels más famosos del deporte: Jordan, Phelps, Shumacher, quienes compartieron pupitres con  Roger Federer, Yelena Isinbayeba , Diego Maradona, Usain Bolt y Mireya Luis.
Me atrevería a asegurar que los camagüeyanos constituyen el equipo de los últimos cinco años más estable y desesperante. Dos subcampeonatos, y tres tristes terceros lugares-como el trabalenguas de los felinos del trigal – matizan la actuación de este conjunto del centro del país.

Pero la gente nunca se acuerda de lo que pudo ser y no fue. Holanda ha llegado   a discutir en 3 oportunidades la Copa del Mundo-1974/1978/2010- empero solo se han colgado el silver medal. Uruguay con una menor densidad poblacional y sin haber experimentado Revolución Industrial alguna, salió victorioso en 1934, y silenció el Maracaná en el 50.

En este mes de junio  corroboré que los futbolistas de “Primera categoría” en Camagüey   se han enganchado el cartelito de segundones.
                                                      
Se repitió la producción de la final de la temporada 2011-2012; solo que ahora tenía como antecedentes  en la clasificatoria, el reparto de una victoria por bando y un empate. Sin embargo en esta instancia decisiva el denominado Expreso del Centro, no frenó en el anden agramontino.


Ya desde la partida en la cancha Camilo Cienfuegos de Zulueta, se sabía que el boleto de los camagüeyanos para llegar a la discusión del cetro se había comprado con un ticket fantasma.

En el universo atlético existe un “indicador” determinante llamado fortaleza psíquica, que encuentra un sinónimo en la frase confianza en si mismo, y  que en mi país se conoce también como GUAPERÍA.

¿Quién aplaudiría  hoy la proeza de Javier Sotomayor, si hubiese visto inalcanzable la altura de la varilla, aquella tarde de 1993 en Salamanca? ¿Cómo habría podido triunfar Félix Sánchez  en Londres , si ya todos decían que estaba para Los Juegos Olímpicos del Geriátrico?

La generación de estos futbolistas de Camagüey no le tiene fe a su talento, por ello la vida la condena. Se han convertido en su propio rival, se miran en un espejo y ven reflejado a una bestia negra o ¿naranja?

Desconozco la fecha exacta del día en que les  tocará ganar. Tal vez sea para cuando Cuba organice un mundial de natación en piscinas de curso corto. Los habitantes de mi ciudad -que casi cumple 500 años- también se cuestionan algo similar.

Yo con una almohada espero.
No solo soy periodista, soy hincha fanático de esta Liga MDM, y de mi seleccionado, Los Blue de Camaguey-que visten como los de Chelsea aunque no compartan analogías en su filosofía de juego-. A  Los de la capital británica  les llegó su hora y ya presumen de sendas Copas UEFA y Champions League. Y como las esperanzas es lo último que se pierde, sueño con ver a mi equipo en una Copa de Clubes Campeones del Caribe.Por el momento me conformo con la coronación en una Liguita de las nuestras.  Mas no depende de mí; ni siquiera de este Office que ayuda tanto a mi redacción; depende de esos muchachos que sigo tanto, aunque por ahora los vea como los eternos segundones del fútbol  cubano.

Tomado de: http://mipuntodepenalty.wordpress.com

8 comentarios:

  1. estimados amigas y amigos el juego del miércoles, es en Villa Clara, lo acabo de confirmar, el sábado será en en Pinar del Río, a esta hora los verdes van en camino, cuidado y descarrilen al trennnnn

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el dato, entonces hay que arreglar el anuncio de partido

    ResponderEliminar
  3. Bueno en verdad, hablé ayer domingo y eso fue lo que me dijeron, voy a ratificar, por que la prensa local dice lo contrario, aunque se puede esperar cualquier cosas de de Pinar del Río.

    ResponderEliminar
  4. Bueno a mi el socio de pinar me habia dicho que jugaban este miercoles en Pinar, como siempre la desinformacion acabando

    ResponderEliminar
  5. Luego hablare con elier para que me confirme

    ResponderEliminar
  6. Confirmado el primer juego es en Pinar, según cuentan la Comisión técnica, cambió su parecer, nada nuevo, así son las cosas.
    Los verdes según cuentan algunos jugadores está optimistas, al fin y al cabo nunca han tenido el apoyo de sus directivos, gracias a la cohesión del equipo y las enseñanzas de Elier, están donde están.

    ResponderEliminar
  7. Gracias helena,le escribi a elier pero todavia es pronto alla pa que me responda

    ResponderEliminar
  8. Este artículo está bien potente desde mi punto de vista. Es difícil escribir de esta forma sobre el equipo de nuestra simpatía, pero la realidad está por encima y por tanto hay que reverenciar la actitud de este Fidel Alejandro porque ha sido valiente al realizar esta crítica.

    ResponderEliminar