jueves, 27 de junio de 2013

Gracias


La imagen que marcó por siempre el futbol cubano. Cuba al Mundial

Decir que Cuba cayó ante Portugal en su último partido mundialista y que lo hizo con un abultado marcador no sorprendería a nadie como tampoco decir que la desventaja pudo ser mayor ni que los nuestros cayeron, como lo hace un cubano de a de veras, con las botas puestas y poniéndole el pecho a la situación.


Tras ver las actuaciones previas de ambos conjuntos era de esperarse que fueran los lusos los que se adueñaran de los tres puntos en disputa ante un conjunto cubano al que le faltó arsenal táctico pero al que le sobró inocencia, amor por la camiseta y vergüenza para salir a buscar a un rival superior para hacerle pagar la displicencia con que jugó por momentos, misma vergüenza que debe avergonzar a esos directivos cubanos a los que les falta una gran dosis de ella y que constantemente gambetean el desarrollo futbolístico en Cuba.

Cuba volvió a demostrar que tiene jugadores de un gran talento técnico pero a los que le falta conocer del futbol, entenderlo, pues el futbol de hoy, ese a nivel competitivo va mucho más allá de solo divertirse o tener una gran técnica, hace falta que cada uno de los elementos estudie los sistemas tácticos no solo de su equipo, lo que quiere el técnico sino también a lo que juega el rival, cuáles son sus figuras más importantes, cuales sus virtudes, cuales sus deficiencias.

El futbol de hoy, en los altos niveles no es más un simple juego, es una ciencia, un arte y requiere muchísimo tiempo del jugador, no solo para entrenar o jugar sino también para estudiar.

Y Cuba pecó durante todo el torneo y sobre todo hoy de eso, sobre todo en el sector defensivo donde una y otra vez sus jugadores quedaban expuestos debido a pobres coberturas de sus compañeros  y desorden a la hora de marcar.

Cuba marcaba, cuando marcaba, por amontonamiento, nunca en forma escalonada, con lo cual con una sola jugada un jugador luso se deshacía de dos jugadores cubanos dejando el resto de la defensa en desventaja numérica.

El futbol es cual juego de ajedrez en el que antes de mover una ficha se debe estar seguro de que otra puede cubrirle y no dejar a esa pieza indefensa o demasiado expuesta como sucedió con Cuba hoy, las subidas de Rosales terminaron perjudicando al equipo en la parte defensiva pues a Labrada le costaba hacer las coberturas preocupado por la presencia de los centro delanteros lusos y la no cobertura de los medios de contención cubano que no lograban insertarse entre Urgellés y Labrada dejando en predicamento no solo al guantanamero sino también a Sandy que en más de una ocasión tuvo que vérselas con delanteros solos en la boca de su puerta.

Factor este no exclusivo de las subidas de Rosales sino también de las de Baquero por otro sector algo que se agravaba cuando tanto los dos medios laterales Anderson y santa Cruz, junto con los dos marcadores laterales, Rosales y Baquero subieran al mismo tiempo, ya que tanto Urgellés como Labrada debía abrirse en demasía creando un abismo entre el uno y mismo que se convertía en un paraíso para los jugadores ofensivos portugueses.

Esa fue Cuba hoy, la de siempre, la de problemas defensivos, la de los jugadores técnicos y corajudos, la que no se dejó humillar muy a pesar de las diferencias abismales con algunos de sus rivales, la que sudo, corrió y puso lo que tenía sobre la cancha, esa que nos hizo soñar en Puebla primero y en Turquía durante más de 50 minutos, esa que nos hizo llorar de alegría por el triunfo o mover cabisbajos la cabeza con las derrotas y sus errores, esa que nos reventó los pulmones con sus goles, los de Reyes, los de Arichel, los de Dany o Diz Pe, esa de las jugadas de fantasía salidas de los botines de La Perla, esa fue la Cuba de hoy, mi CUBA, Mi SELECCIÓN, MIS MUCHACHOS.

Por eso hoy, como hace tres días ante Nigeria me voy contento, con lágrimas en los ojos por la derrota, pero contento y agradecido, por haberme regalado la posibilidad de ver a mi Cuba en un Mundial, por haberme dado la razón y demostrarme que no estoy loco que CUBA si puede, que en CUBA si hay futbolistas que en Cuba si gusta el futbol nacional, que en CUBA si se sigue a la selección, solo hay que querer, que los que decidan quieran.

Hoy más que nunca quiero decirle muchachos GRACIAS por todo, Gracias por el Mundial, gracias por las alegrías y las tristezas, Gracias por todo, el Futbol Cubano hoy les hace una reverencia de gratitud y los héroes del pasado les regalan un guiño y una sonrisa franca.
GRACIAS

1 comentario:

  1. Realmente me ha gustado mucho este trabajo. Es una reverencia a lo que han logrado los muchachos. Concuerdo al 200% que el futbol de hoy es CIENCIA, ESTUDIO, SUPERACIÓN, además de arte y juego. Es ahí donde debe aumentarse el nivel. No demerito en este caso al profesor González Triana, todo lo contrario, es merecedor de un reconocimiento por haber logrado la clasificación y haber logrado hasta cuanto podía, pero me hago una pregunta. ¿La actualización que tienen los entrenadores cubanos desde el punto de vista táctico nos permitirá seguir obteniendo algunos resultados o con la evolución que tiene constantemente este deporte, las enseñanzas ya adquiridas son obsoletas hoy mismo? Son elementos que se deben valorar para eventos futuros. Este mismo grupo quizás el año que viene o el posterior, comenzará su andadura panamericana y olímpica con vistas a 2015 y 2016 y es vital tomar en cuenta las enseñanzas de este mundial. Si logran su clasificación para algún que otro evento, ya estarán consolidando su labor y con suerte, la AFC les buscará lugar a esta superación tanto para técnicos como para jugadores.

    ResponderEliminar