lunes, 20 de mayo de 2013

Camaguey también tiene su MVP


Fidel Alejandro Manzanares Fernández
La distinción como Major Valious Player  es el título “honorífico” deportivo más de moda en la última década; el mismo define al jugador “franquicia” de un equipo determinado por sus aportes en el rendimiento atlético, así como por otras cuestiones mediáticas y publicitarias.
Acá en Cuba eso del MVP se traduce en otro diccionario, sin embargo, no pierde su esencia en cuanto al desempeño competitivo de cierto jugador.
Casi a las puertas de los Play-off  del 98 Campeonato Nacional de Fútbol, el once de Camaguey se mantiene dentro del grupo de avanzada de la competición, y aunque su rendimiento ha sido irregular, uno de sus integrantes se ha destacado sobremanera: Liván Dayron Pérez Recio.
A sus 22 años y envuelto en su cuarto torneo doméstico, a este jugador le ha llegado la hora de la “combustión” y explota su velocidad en función de la ofensiva.
“Me siento muy bien. He tenido en este evento la confianza que necesitaba por parte de los entrenadores, y eso me ha ayudado mucho.
“Tuve un excelente entrenamiento en los mese previos, y los resultados se ven reflejados en el terreno.”
Desde el Torneo de Apertura, Liván ha sido titular en todos los partidos. Ya suman 30 sus apariciones con una cuota goleadora de siete perforaciones, solo superado en ese renglón por el capitán del equipo, Armando Coroneaux.
En el año 2008, cuando debuté, anoté un gol contra Granma, pero nada trascendente. Ya hoy llevo 7. Para mi eso es tremendo, fruto de mucho sacrificio.”

¿Qué me puedes decir de tu cambio de posición en la cancha?
“Realmente fue un cambio muy brusco. Mira, para nadie es un secreto que yo no jugaba antes casi nunca. Era defensa lateral, y jugar allí es bastante complicado. Este año el DT me dijo que podía hacerlo de delantero, y de volante por ambos extremos. Asumí el reto y me preparé.
“Cuando a uno le dan confianza las cosas le salen mejor; ya siento incluso que los oponentes me respetan. Pasé de ser un desconocido a una figura importante para mi equipo.”
Precisamente Liván a suplido en esa posición a Dagoberto Quesada, ex miembro de la Selección  Nacional, quien ha tenido que retrasarse más en la cancha para combinarse por la derecha con  la nueva perla del fútbol agramontino.
“Dicen que mi nombre suena para el equipo Cuba, no lo creo así; solo me esfuerzo para mi equipo provincial, eso es lo primero. Nosotros hemos discutido en los últimos años dos veces el Campeonato, pero las cosas no han salido bien. Ese es mi propósito, ayudar en todo lo que pueda, luego veremos si visto las cuatro letras”.
Las magníficas condiciones físicas de Liván, gracias a la velocidad en el regate y la resistencia para afrontar con regularidad 90 minutos bajo la furia del calor tropical,  hacen del mismo un tormento para sus rivales; sin embargo, aun le queda mucho camino por recorrer.
“Tengo que mejorar el dominio de mi pierda izquierda. A veces driblo, y si me queda para la derecha no hay problema, pero para la zurda…me falta precisión.
“Además tengo que definir mejor de cara a portería, he fallado goles imperdonables. Me reprocho eso, pero el entrenamiento me limará esos detalles.”    
La tabla de posiciones a falta de una fecha luce muy reñida. Con Pinar del Río y Camaguey, clasificados aun las otras dos plazas podrían cambiar de dueño.
“En las semifinales puede pasar cualquier cosa porque el nivel es parejo. NO importa si quedamos segundos o terceros, La Habana, Villa Clara que es el actual  campeón, o Cienfuegos tienen posibilidades no solo para clasificar, sino que también le ganan a cualquiera. Hemos perdido y ganado con todos. Será difícil llegar a la final, pero estamos concentrados en nuestro objetivo.”
Extiende su mano para indicarme que ha finalizado nuestro encuentro; no lo hace para “despacharme”, pero se le nota un tanto agotado al finalizar el choque ante Ciego de Ávila. Tuvo otra jornada destacada y ahora el colectivo le felicita.
No sabe que hoy es el MVP, pero tampoco le importaría mucho conocer el “dato”, pues para Liván las metas individuales son secundarias cuando Los Miuras de Camaguey saltan al terreno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario