miércoles, 24 de abril de 2013

Armando Cruz solo pide confianza


Por Fidel Alejandro Manzanares Fernández. Fotos: Raúl Alejandro del Pino Salfrán
Las gradas de la cancha del Patricio Lumumba acogen pocos espectadores en la jornada número 12 del Campeonato Nacional de Fútbol en su nonagésima octava versión.
Los presentes se cobijan a las sombras de los árboles de la instalación, incrédulos, apenas inmutados por el partido de los locales en el derby agramontino ante Ciego de Ávila.
El sol castiga la tarde camagüeyana, y paradójicamente los líderes del torneo no cuentan con el apoyo de sus más “fieles” seguidores.
Una victoria en los últimos 6 partidos del Torneo de Clausura cuestionan las pretensiones de volver a discutir el cetro. Hoy los aficionados no entienden cómo el equipo ha descendido tanto su ritmo competitivo, al punto de perder la ventaja de diez puntos que los distanciaban de Pinar del Río, su más próximo persecutor.
Todas las miradas enjuician al timonel de la embarcación, Armando Cruz, DT al frente de los actuales subcampeones nacionales.
Mira, este es un torneo muy exigente para todos. Se juega miércoles y sábados sin para, es muy agotador. Y aunque la preparación fue muy buena, no hay equipos perfectos que lo ganen todo.
Tuvimos una primera vuelta invictos, e incluso con un solo gol permitido, tuvimos ventaja cómoda, pero los 8 equipos se ven muy parejos y cualquiera te puede ganar.”
Hoy la maquinaria parece falta de engranaje, los jugadores lucen cansados y falta mucho torneo por delante.
Hemos tenido un bache jugando en casa, perdimos contra Pinar del Río 1-2, y La Habana 0-2. Esto no nos ha disminuido anímicamente, al contrario, trabajamos para corregir deficiencias.
En la media cancha es dónde más los jugadores se sienten el rigor de los juegos. Cuando este sector no funciona, entonces las cosas de cara a gol no fluyen.
Mantener la forma física a lo largo del evento es un arma a tu favor. En los primeros choques, el comportamiento en este aspecto fue sobresaliente.
Entonces, ¿en qué medida han afectado las lesiones a la plantilla?
La entrada del refuerzo tunero, Maykel Celada, nos complementa la línea de ataque y da variantes para las cuestiones técnico-tácticas, y refrescar la nómina.
Teníamos a Dagoberto Quesada con algunas molestias. Ya hoy estará de titular; pero en sentido general las lesiones no han sido grave en ningún atleta.”
Precisamente Quesada, ex miembro de la Selección Nacional, ha sido reconvertido. Sus últimas presentaciones como lateral derecho es uno de los ejemplos de modificaciones de algunos jugadores.
Nos planteamos los partidos en dependencia del contrario. No es que rompamos nuestra identidad, pero los rivales tienen características distintas. En el caso de Dagoberto, puede hacer de volante por derecha y de defensa. No improvisamos, entrenamos mucho para cualquier variante.”
El rumbo de la nave camagüeyana en ocasiones pierde el camino y lo atrapa una especie de complejo mosca, pues se adaptan al planteamiento del oponente. Muestra de ello resultaron los choques ante conjuntos de menos entidad futbolística como Guantánamo y Holguín.
A veces a los muchachos le falta concentración. Los orientales son de juego brusco y tirar pelotazos. Solo sacamos empates ante holguineros y guantanameros. Sinceramente no lucimos bien pues no tocamos la pelota como acostumbramos. Cuando caemos en el juego del contrario nos perdemos.”
Armando tiene claro que la meta inmediata es la clasificación entre los cuatro, luego recalca que irán por discutir nuevamente el título, no hay otra variante.
Le pido a la afición camagüeyana confianza. Nos hemos ganado el respeto de Cuba entera, en nuestra provincia debemos actuar con justicia. No le temo a las críticas, me ayudan a esforzarme más.”
Casi el árbitro da la orden para echar a rodar el balón en los predios del Casino Campestre. Mandy Cruz parte hacia el banquillo donde 90 minutos después celebraría el triunfo de sus pupilos 1-0 ante los avileños.
El gol de Héctor Portel permitió a los subcampeones afianzarse en la cima de la tabla general, ahora con 27 unidades, separados tres puntos de los pinareños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario