lunes, 11 de marzo de 2013

Garra camagüeyana supera virtuosismo de La Habana



Dos conceptos diametralmente opuestos de fútbol se encontraron este sábado en la grama del Estadio Nacional Pedro Marrero en el inicio del Clausura del nacional de fútbol de Primera División. Los subcampeones nacionales de Camagüey llegaban a la capital con el ansía de imponer su juego de presión en las marcas y rápidas salidas al contragolpe sobre el pausado toque del balón de los habaneros que no contarían para el choque con su brújula en el mediocampo, Marcel Hernández.
Con la novedad en el once inicial de Dariem Díaz de los  clasificados mundialistas sub.20 Arturo Diz Pe y Andy Baquero comenzaría el encuentro. Desde el arranque los camagüeyanos salieron a buscar el partido con un pressing asfixiante que no dejaba a los capitalinos circular la esférica con tranquilidad.  Se presagiaba un juego donde el contacto físico y la entrega superarían al virtuosismo.
Camagüey con los minutos elevaba los decibeles, mientras los locales no acababan de cambiar la marcha. El primer aviso llegó a la salida de un córner cuando el defensor Ángel Horta cabeceó desviado en medio de varios zagueros habaneros. El tirón de orejas no surtió efecto y un pase errado de Diz Pe derivó en una contra por la izquierda llevada por Liván Pérez. El 14 de Camagüey se metió en el área y cuando buscaba la meta de Ernesto Ramírez el veterano Yariel Chapotín le derribó. El principal no dudó y decretó la pena máxima que Armando Coroneaux transformó en gol a los 19 minutos de juego.
La ventaja en el marcador para la visita estuvo precedida de un repliegue de sus líneas para aprovechar los errores en la creación de los capitalinos. Sin embargo, los de Dariem Díaz no sabían que hacer con la esférica ni mostraba ambición por el triunfo. Los camagüeyanos, por su parte seguían bien ordenados y centrados en consumar el éxito
Cerca de la primera media hora de juego el protagonista de la jugada del primer gol volvió a poner a prueba Ramírez con un disparo de larga distancia pero el cancerbero logró manotear a tiro de esquina. El cobro del córner sorprendió a la estática defensa capitalina que miró boquiabierta como Osmani Montero cabeceaba a gol para el 2x0 de la visita.
La Habana no reaccionaba y a penas generaba acciones de peligro de cara a la valla custodiada por Orlendis Machado. La ocasión más peligrosa llegó con el tiempo cumplido cuando Darío Suárez fue derribado al borde del área en una jugada personal. Jaine Colomé puso a prueba a Machado con un disparo colocado por encima de la barrera pero el meta agramontino se estiró hacia su derecha para desviar el balón a córner. Tras el libre directo el principal finalizó una primera mitad de pálido funcionamiento para el once anfitrión, desmoralizado y sin sed de victoria
La segunda parte comenzó más movida que la primera pero la tónica era la misma, con un elenco capitalino incapaz de vulnerar el orden defensivo de los agramontinos. Poco para resaltar de los 45 minutos complementarios donde La Habana sin ideas fue presa de la desesperación y facilitó el trabajo a los visitantes. Los de Armando Cruz manejaron a su antojo el partido y las cosas se les pusieron más fáciles con la roja de Yoel Colomé a falta de 15 para bajar el telón. En ese mismo instante desaparecieron todas las esperanzas de los habaneros de remontar el encuentro.
Los últimos compases del choque serían de un bombardeo constante de pelotazos al área camagüeyana pero cada envió era despejado sin dificultades. El único tiro a puerta de La Habana en toda la segunda mitad llegó en el 90´ con un disparo desviado de Osley González. Con solo 2 remates al arco en todo el partido es imposible ganar.
El silbatazo final terminó con las angustias de los habaneros que deberán tomar nota para su siguiente desafío frente a Ciego de Ávila este miércoles. No hay tiempo para lamentaciones, ni críticas destructivas. Es momento de encontrar soluciones a la falta de hambre de triunfo y ambición goleadora. Ardua tarea para Dariem Díaz con solo 3 días para preparar el choque.
Camagüey, por su parte, celebró eufóricamente el éxito ante un elenco que históricamente le resulta un hueso duro de roer. Los de Armando Cruz hicieron un partido muy práctico donde prevaleció la garra y la entrega y se llevaron 3 puntos que suben la moral del conjunto en su gira por el Occidente del país. De seguro este miércoles ante Pinar del Río los de la tierra del Mayor salen a por todas en su visita a la grama del ISFC Nancy Uranga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario