sábado, 21 de abril de 2012

Villa Clara no tuvo misericordia y acaricia el título.


El Expreso del Centro no se estuvo creyendo en Miuras y los arroyó en su propia madriguera del Lumumba con marcador de 3-0 y acaricia el título de la edición 97 del Campeonato Nacional de Futbol Cubano.

Roberto Linares abrió el marcador a los 43 minutos de juego y puso el de la tranquilidad a los 71, Francisco Salazar por su parte cerraba la cuenta a los 92 minutos y dejar la final prácticamente decidida, toda vez que ahora habrá que viajar al Camilo Cienfuegos de Zulueta, de seguro lleno hasta la bandera, para jugar los segundos 90 minutos de esta final.

Por el tercer lugar los granmenses dieron un gran paso en sus intenciones de llevarse esa posición al vencer como visitantes al conjunto de Guantánamo.

Yoandry Vásquez adelantó a los locales al minuto 33, pero Félix Guerra igualó el marcador a los 40 minutos al convertir desde el punto penal y a los 92 Yasniel de La Rosa enmudecía al Rogelio Palacios con el gol de la victoria para los de la visita que ahora defenderán esa victoria en Media Luna el próximo Miércoles.

La nueva herejía.


En solo unas horas se dará en el Camp Nou de Barcelona el inicio al partido más importante del futbol Mundial: El Barcelona contra el Real Madrid. Olvidémonos de Finales de Copa del Mundo, Champions, Eurocopas o lo que sea, ningún partido en este mundo nuestro denota más interés que un Madrid – Barcelona.

Hoy es el día más esperado del año, el que se juega ese partido que todos, hasta esos que pregonan a todo el pulmón que no gustan del futbol quieren ver. Poco importa la situación por la que atraviesen los equipos o su posición en la tabla de ambos, si la Liga está resuelta o no, el clásico español tiene un morbo especial que no tiene ningún otro.

Ese mismo que hace que el mundo se pinte hoy de blanco o azulgrana, que se pongan a un lado las rivalidades políticas, religiosas y hasta amorosas para vivir las futbolísticas, hoy, durante 90 minutos,  los enemigos se convertirán en aliados y los amigos y amantes en enemigos dependiendo solo del color del club de sus amores.

Pasión esta a la que no es inmune el pueblo cubano, a pesar del bloqueo beisbolero y a la represión futbolera a al que por años ha sido sometido el aficionado cubano, el virus del futbol y muy especial el del Barcelona – Madrid ya se ha adueñado hasta de su espina dorsal y hoy en mi Cuba linda solo se habla, se sueña y se vive el Barca – Madrid.

Sin embargo hoy no solo se vive el juego más publicitado y seguido del planeta tierra, pues quiso que la insensatez, esa que rosa los linderos de la estupidez, de los dirigentes del futbol cubano, que a la misma hora se inicie, en el modesto Patricio Lumumba, la final del futbol cubano.

“Incapaces”, han sido estos herejes del futbol, enfrascados en destruir el nuestro, de cambiar la fecha del partido de ida de la final del Campeonato Nacional, acción con la que poco se perdía y mucho se ganaba.

Pues seamos realistas, en un país donde se idolatriza al futbol mundial y se pisotea al nacional, ¿cuántos parroquianos preferirán ir a ver a un Villa Clara – Camagüey, dejando de lado a un Barcelona – Madrid?. No muchos, eso es seguro, convirtiendo lo que debía ser una fiesta a banderas desplegadas y a tumbadora batiente en una especie de reunión muy privada.

Hoy nuevamente, el futbol cubano es apuñaleado por aquellos que lo deberían cuidar y alimentar, pues hoy se le obliga a decidir al amante del futbol entre las luces y el glamour de un Barcelona-Madrid, de un Cristiano Ronaldo- Messi o el anonimato de un Camagüey-Villa Clara, de un Mandy-Toro y como ya sabemos las luces siempre son las que guían nuestros pasos.

miércoles, 18 de abril de 2012

Villa Clara y Camagüey van por la corona.


Villa Clara confirmó su favoritismo, mientras que Camagüey se desquitó de la eliminación de la temporada pasada ante Guantánamo al eliminarlos en el propio Rogelio Palacios.

Los del Guaso llegaban con cierta ventaja al empatar a un gol en el juego de ida y vieron aumentar sus posibilidades de pasar a la final cuando a los 32 minutos Aliannis Urgellés puso al frente a los locales, ventaja que llegó hasta el minuto 88 de juego cuando los camagüeyanos lograron empatar el cotejo y arruinar la fiesta de los locales que ya celebraban el pase.

Llegaron entonces los penalties y allí los visitantes fueron mejores y terminaron imponiéndose con marcador de 3-2.

Por su parte el Expreso del Centro hizo buenos los pronósticos y vencieron a los granmenses con marcador de 2-0.

En el Camilo Cienfuegos de Zulueta, Yenier Márquez adelantó a los naranjas a los 36 minutos y sólo dos minutos más tarde Roberto Linares puso cifras definitivas al marcador.

Ahora la lucha por el título empezará el próximo sábado en el Patricio Lumumba camagüeyano, mientras que el partido de vuelta se jugará en Zulueta el 28.

lunes, 16 de abril de 2012

Villa Clara y Guantánamo a medio paso.

Bajo los rumores de la destitución de Raúl González Triana como técnico de la Selección Nacional Cubana se jugaron el pasado sábado los partidos de ida de las semifinales del futbol cubano en los cuales Guantánamo y Villa Clara sacaron ligera ventaja para los partidos de vuelta, a pesar de que ambos partidos terminaron en empates.
Los muchachos del Guaso se recuperaron de la derrota de la última fecha frente a Camagüey, para salir del Lumumba con una importante paridad a un gol, resultado que les garantiza su pase a la final si consiguen, en casa, ganar o empatar a cero goles, mientras que los Miuras deben vencer u obtener un empate a dos o más goles para desquitarse de la eliminación del año anterior.
En la capital camagüeyana, el internacional cubano, Aliannis Urgellés adelanto, a los 37 minutos, al conjunto de la visita, mientras que Zaure Burón, negociaba el empate a uno cuanto transcurrían 60 minutos de juego.
Villa Clara por su parte sacó un cero a cero de la cancha de Jigüaní, que si bien es un resultado algo incómodo pues los obliga a ganar el encuentro o empatar a cero para prolongar el encuentro a tiempos extras o penalties, tienen la ventaja de ir a jugar al Camilo Cienfuegos de Zulueta, que seguro será una verdadera caldera lista para cocinar a unos granmenses que buscarán hacer la hombrada y llevarse una victoria o un empate a uno o más goles para así descarrilar al Expreso.