sábado, 8 de septiembre de 2012

Viejos fantasmas.




Decepcionante y lamentable son dos palabras que bastarían para definir la actuación de la Tricolor cubana frente a un equipo hondureño de pocas ideas, que jugó a medio gas y que fue sin duda el más local de todos los visitantes en esta fecha FIFA.

Fue el nuestro, un equipo lleno de calamidades desde jugadores que nunca llegaron al partido, como el caso de Ariel Martínez que apuntaba al cambio desde el minuto 10 hasta los problemas físicos y de funcionamiento.

El de hoy fue un equipo que no tuvo nada que ver con el que se vio hace unos meses en el Rommel Fernández de Panamá. Cuba nunca tuvo el balón, lucho por él, trató de conseguirlo presionando al rival sobre todo en el primer tiempo, pero nunca lo tuvo, y cuando lo tuvo fue cortesía de Honduras que se dedicó a manejar el partido y esperar agazapada para fulminarnos en la segunda mitad.

Los nombres en el once inicial hacían pensar en equipo ofensivo, con Marcel dirigiendo desde el centro del terreno, pero al capitalino, al menos hoy le quedó grande el traje de Cervantes, el que más extrañó la selección. No existió el mediocampo cubano, desapareció aquel incesante toque-toque, de rotación constante de jugadores y balón, con que nos había ilusionado la sele en Panamá y el sueño de un equipo ofensivo desbordando por las bandas se esfumó en apenas cinco minutos.

Se volvió a usar el pelotazo como recurso ofensivo, una y otra vez a pesar de la ineficacia evidente del mismo, al ser absorbidos nuestros delanteros por los centrales catrachos, no se abrió la cancha y cuando se hizo se hizo por el lado equivocado. Corrales y Batista desnudaron bien temprano las falencias defensivas visitantes por el lado izquierdo del ataque cubano, y por ahí llegó la más clara, que por cierto no llegó hasta el minuto 19 de juego, sin embargo se prefirió buscar por la derecha, insistir con un Ariel envuelto en una tarde para el olvido.

Cuba no encontró variantes y ni la inclusión de Jaine logró una mejoría en el mediocampo de una selección que se vio agotada en los minutos finales en los que Honduras llegó con claridad en cuatro o cinco ocasiones en apenas seis minutos incluyendo el gol en tiempo de descuento.

Sin embargo más lamentable que la actuación del equipo fue la asistencia del público a un Marrero que se vio pintado del azul y blanco hondureño en donde los visitantes fueron clara mayoría, muestra, más allá de los resultados de la Tricolor, la poca difusión que se le dio al partido en particular y a la sele en general.

Hoy Cuba mostró corazón y mejoras en la defensa, pero revivió sus carencias ofensivas y del mediocampo, viejos fantasmas que una vez más espantaron las ilusiones.

12 comentarios:

  1. Lamentable, pero ahí esta el final. Cuba 0-honduras 3. Lo venia disiendo el Marrero no sirve o ya no tiene efecto ninguno sobre los contrarios. Habían mas hondureños que cubanos. Zulueta hubiera sido otra HIstoria . Pero bueno mientras no se tomen soliciones y sIgan amarrado a La capital tendrán resultados similares. Cambiemos de sede.
    El Camilo Cienfuegos ayudaría muchísimo a conseguir el Sueno. Recuerden ahí hay pasión, asistencia de publico y sobre todo los jugadores locales se sienten muy distintos porque es la cuna del futbol cubano , creo que se acuerdan de jugar al futbol en ese solo terreno. Apesar de las malas condiciones de la instalación , pero con terreno excelente el mejor de Cuba
    Alex Acosta

    ResponderEliminar
  2. El problema del equipo cubano va más allá de un cambio de sede, hay otros factores que influyen directamente sobre el rendimiento y el juego de la selección, lamentablemente por el momento no hay solución posible...

    ResponderEliminar
  3. Tiene Razon pero recuerde que es un conjunto de factores, con inteligencia se puede solucionar. Ya pronto regresa la copa del caribe en octubre- noviembre jugaremos en la segunda fase. Veremos la otra cara del equipo. Un equipo goleador y un equipo ganador. Pero recuerde que los tres puntos como local son mas que importante. De ahi que tener una sede que inspire y trabaje psicologicamnete a los jugadores es vital y tiene el nombre de Zulueta. En independencia de los directivos y la falta de claridad en sus ideas.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo dijo...
    Caballero - si al 10% de los Habaneros les gusta el futbol eso quiere decier que ha 200,000 personas les gusta el futbol. Cuba tiene suficiente ciudades grandes para tener una liga de Futbol competitiva si algun dia se llega al punto de mercadeo deportivo, patrocinadores etc.
    Esa liga debe tener como base ciudades con una buena infraestructura y una poblacion base la cual pueda apoyar al equipo no solo con boletos, pero con compra de mercancia y audiencia en la TV o la Radio.
    En NINGUNO de esos esquemas Zulueta entra en la conversacion . Ahora Zulueta se puede lucir en torneos Juveniles o en torneos municipales y seguir siendo una cuna de buenos jugadores - pero Zulueta como base para desarrollar el Futbol en Cuba - es una idea un poco tonta y un concepto bastante similar a las tantas ideas de nuestro comandandte que tienen a nuestro pais en la ruina y a su hermanito tratando de dar marcha atras poco poco ante que se le vire la gente.
    Otra cosa no se quien puede esperar que el Cubano apoye a la seleccion esa - cuando todos sabemos que esos no son los mejores 11 cubanos en la cancha - ni siquiera son un equipo de segunda.
    Si quieren apoyar al futbol Cubano , apoyen a Ozzie a Yordanis o a Onel Hernandez en Europa , o a Eduardo Sebrango que con 39 años esta en la MLS . Deberiamos sentirnos orgullosos de esos.
    Los pobres muchachos que estan en ese equipillo que ha seleccionado ese systema con criterios conocidos por ellos - realmente da pena.
    7 de septiembre de 2012 4:21 p.m.
    Anónimo dijo...
    Poco tonto es jugar en un lugar donde los visitantes son home club.Poco tonto es hechar la culpa al transporte como los dirigentes del Futbol le hechan la culpa al beisbol y a la falta de recursos. Poco tonto es que la fifa alla invertido en un estadio donde nunca se juega de noche, ni se llena y ademas las gradas siempre basias, porque INDUSTRIALES siempre esta PRIMERO. POCO TONTO ES PENSAR QUE EL LATINO ESTE BASIO SI JUEGA CON SANTIAGO Y ESO QUE EL TRANSPORTE ESTA MALO. poco tonto es buscar explicaciones y no buscar soluciones. Todos los equipos de este mundo tienen su sede para buscar sus tres puntos. Excepto cuba que la sede sirve para que otros jueguen de Local. POCO TONTO ES no tener en cuenta que los jugadores todos los de cuba quieran jugar en Zulueta.
    Disculpe usted, pero la seleccion puede tener el marrero para prepararese y jugar sus partidos amistosos. Pero los GRANDES LOS DECISIVOS DEBEN SER DONDE EL CONTRARIO SE SIENTA PRESIONADO Y AHI ESTA LA SEDE DE ZULUETA.
    gracias,
    8 de septiembre de 2012 10:54 a.m

    ResponderEliminar
  5. Lo dije que a Cuba le iba a ser muy dificil y aunque no merecieron perder por este marcador, porque primero que nada el segundo gol de Honduras vien de un tiro libre que no fue falta sino un clavado grosero de su delantero, el tercero una contra en el ultimo minuto despues de un saque de esquina a favor de Cuba y habia un solo defensa atras, los goles fueron en jugadas muy puntuales, pero Cuba al ataque casi no genero peligro llegaban con muy poca gente y sin ideas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. supercuba concuerdo contigo,pero dejame agregar que en el segundo gol tambien la mala colocacion de la barrera causo el gol de un hombre que solo patea con fuersa ,pero que no tiene colocacion,creo que alguien tiene que trabajar mucho con los porteros y con los fensas porque el segundo tambien es por causa de la defensa,mucha debilidad. En la marca en el momento de centro

      Eliminar
  6. En el segundo gol creo que hay varios errores o factores que ayudan a la anotación, sin duda la pésima colocación de la barrera, a mi entender producto de la inexperiencia de Cooper por un lado y la falta de conocimiento del rival por otro, pues creo que si Cooper hubiese conocido mejor al pateador de Honduras hubiese puesto al menos un par de hombres más en la barrera, y lo segundo una mala lectura de la trayectoría del balón lo cual provoca la reacción tardía del portero cubano y por tanto que no pueda llegarle al balón.

    ResponderEliminar
  7. Pongamos al equipo a jugar en una liga fuera del país para que tomen experiencia.

    ResponderEliminar
  8. http://www.lavanguardia.mobi/slowdevice/noticia/53841256738/La-isla-del-futbol.html
    Antes de enfilar hacia el cementerio, el cortejo fúnebre que acompaña a los zulueteños a su última morada suele detenerse a depositar una corona ante la escultura más destacada del parque central de la localidad. ¿Qué hay allí que merezca tal ceremonia? No es un prócer de la independencia o héroe de la revolución. La honra de este penúltimo adiós se celebra ante un enorme balón de cemento macizo: único monumento al fútbol del Caribe y símbolo adecuado a la pasión que por este juego sienten los vecinos de Zulueta, un humilde pueblecito de apenas 7.000 habitantes situado a media hora de carretera pero a miles de intangibles kilómetros de la opulencia turística de los cayos de Villa Clara. Tanta entrega al balompié no sería rara en otras latitudes. Pero lo que impera en Cuba no es el deporte rey sino el del bate y la pelota. Así que Zulueta es una isla dentro de otra; la isla del fútbol en el paraíso del béisbol.

    "El Taco"

    ResponderEliminar
  9. http://www.lavanguardia.mobi/slowdevice/noticia/53841256738/La-isla-del-futbol.html
    El esférico de metro y medio de diámetro que ornamenta el parque, que además de parada fúnebre para los que fueron jugadores y aficionados (casi todos) es punto de reconocimiento a los que aún lo son, se plantó aquí en el año 2000, exactamente sobre el trozo de tierra donde se alzó una de las porterías del primer campo de Zulueta. Aquel terreno de juego se creó a principios del siglo XX, cuando los inmigrantes españoles llegados allí para trabajar en el ferrocarril de Julián de Zulueta introdujeron el deporte al tiempo que fundaron el pueblo.

    Pero el campo en cuestión no duró mucho. La iglesia quedaba enfrente, y eso ya era un problema en la época. Pero lo que le dio la puntilla fueron las protestas de las damas que salían a pasear por el parque, junto a la cancha, y no podían tolerar el obsceno espectáculo de veinte hombres corriendo con las pantorrillas al aire (pantorrillas y no muslos, pues los pantalones tapaban las rodillas).

    Los jugadores de Club Deportivo Zulueta (creado en 1918) y su ya nutrida afición hicieron de la necesidad virtud. El solar que el municipio les ofreció para trasladar el campo era ideal: grande, con hierba natural, amplias vistas con palmeras al fondo y pegado al pueblo. Era, es, el mejor estadio de Cuba; escenario de grandes encuentros de la liga nacional y de gestas del Fútbol Club Zulueta; y escuela de los más destacados jugadores de la isla. No en vano las guías turísticas han otorgado al pueblo el título de "Cuna del fútbol cubano".

    De Zulueta son ocho integrantes del Villa Clara, el equipo regional de primera que atesora diez de los 46 títulos disputados hasta hoy en la liga. Uno de esos ocho, Roberto El Toro Linares, es el pichichi de Cuba, como su paisano Ariel Betancourt fue el máximo goleador de la historia en el país entre 1998 y el 2003. Otro zulueteño, Ramón Ledesma, metió el gol más rápido del que se tiene noticia en la isla: en 7 segundos desde el pitido inicial.

    La afición estimula tamañas hazañas desde dos colectivos. Uno es la peña ¡Gool de Cuba!, con sede en la barbería del mismo nombre que su regente, Anry Garit, ha forrado con fotos de jugadores, bufandas y banderines de los grandes equipos. La otra peña es la Diego Armando Maradona, encabezada por Nelson Rodríguez, quien ha dejado dispuesto que le entierren con la camiseta del Boca Juniors. Aunque de confesa tendencia madridista, Rodríguez se confiesa "enloquecido por el Barça y arrebatado por Messi".

    Los zulueteños se gastan lo que no tienen para seguir en directo los partidos internacionales: a través de Radio Exterior de España con aparatos de onda corta que les cuestan el equivalente a dos o tres sueldos (25 a 40 dólares), o pagando la pequeña fortuna de cinco dólares más costes de transporte que apoquinan para ver los encuentros vía satélite en el hotel Los Caneyes de Santa Clara. "Pagamos lo que sea. El fútbol es un sentimiento; una gracia que dios ha dado a este pueblo... ¡Lo más grande!", se emociona Nelson, hombre sencillo y educado que tampoco mira el dinero a la hora de enviar un mensaje electrónico a Chema Abad, de Tablero Deportivo, "cuando se pone demasiado radical con algunas cosas". Alguna vez el radiofonista o su equipo le han contestado, "y ha sido muy emocionante".

    "El Taco"

    ResponderEliminar
  10. yo pienso q al equipo le faltaron dos jugadores de gran experiencia,uno de ellos es Cervantes,y voy a "robarles"las palabras textuales a Roberto Rivera"comentarista de futbol en panama,LA MAQUINARIA QUE MUEVE AL EQUIPO CUBA,SE LLAMA CERVANTES".

    ResponderEliminar
  11. Si, le falto es verdad. Pero porque falto esa maquinaria, por causa de la federación que destruyen el equipo y solo velan por sus interés y no los interés del equipo y de los cubanos. Ojo esos interés no son los mismos de los dirigentes, ni de Cuba como nación. El cubano le gusta ganar y tiene la consciencia que debemos de acabar con las viejas políticas de los años de la guerra fría, aferrados a un orgullo. Hay que tener en cuenta que en Cuba, cada día que pasa nacen menos y se van muchos jóvenes . Dentro de poco tendrán que llamar a las filas del equipo Cuba a Luis Hernández, y a todos esos futbolistas retirados. Hasta el difunto Antunas, hubiera sido llamado. Saludos

    ResponderEliminar