sábado, 21 de abril de 2012

La nueva herejía.


En solo unas horas se dará en el Camp Nou de Barcelona el inicio al partido más importante del futbol Mundial: El Barcelona contra el Real Madrid. Olvidémonos de Finales de Copa del Mundo, Champions, Eurocopas o lo que sea, ningún partido en este mundo nuestro denota más interés que un Madrid – Barcelona.

Hoy es el día más esperado del año, el que se juega ese partido que todos, hasta esos que pregonan a todo el pulmón que no gustan del futbol quieren ver. Poco importa la situación por la que atraviesen los equipos o su posición en la tabla de ambos, si la Liga está resuelta o no, el clásico español tiene un morbo especial que no tiene ningún otro.

Ese mismo que hace que el mundo se pinte hoy de blanco o azulgrana, que se pongan a un lado las rivalidades políticas, religiosas y hasta amorosas para vivir las futbolísticas, hoy, durante 90 minutos,  los enemigos se convertirán en aliados y los amigos y amantes en enemigos dependiendo solo del color del club de sus amores.

Pasión esta a la que no es inmune el pueblo cubano, a pesar del bloqueo beisbolero y a la represión futbolera a al que por años ha sido sometido el aficionado cubano, el virus del futbol y muy especial el del Barcelona – Madrid ya se ha adueñado hasta de su espina dorsal y hoy en mi Cuba linda solo se habla, se sueña y se vive el Barca – Madrid.

Sin embargo hoy no solo se vive el juego más publicitado y seguido del planeta tierra, pues quiso que la insensatez, esa que rosa los linderos de la estupidez, de los dirigentes del futbol cubano, que a la misma hora se inicie, en el modesto Patricio Lumumba, la final del futbol cubano.

“Incapaces”, han sido estos herejes del futbol, enfrascados en destruir el nuestro, de cambiar la fecha del partido de ida de la final del Campeonato Nacional, acción con la que poco se perdía y mucho se ganaba.

Pues seamos realistas, en un país donde se idolatriza al futbol mundial y se pisotea al nacional, ¿cuántos parroquianos preferirán ir a ver a un Villa Clara – Camagüey, dejando de lado a un Barcelona – Madrid?. No muchos, eso es seguro, convirtiendo lo que debía ser una fiesta a banderas desplegadas y a tumbadora batiente en una especie de reunión muy privada.

Hoy nuevamente, el futbol cubano es apuñaleado por aquellos que lo deberían cuidar y alimentar, pues hoy se le obliga a decidir al amante del futbol entre las luces y el glamour de un Barcelona-Madrid, de un Cristiano Ronaldo- Messi o el anonimato de un Camagüey-Villa Clara, de un Mandy-Toro y como ya sabemos las luces siempre son las que guían nuestros pasos.

1 comentario:

  1. Barcelona 1 vs Real Madrid 2
    Goles de Kedira(RM), Sanchez(B) y Cristiano Ronaldo (RM)

    ResponderEliminar