martes, 20 de marzo de 2012

De nuevo contra la historia.



No solo contra sus propias limitaciones estará la selección cubana Sub 23 que en tan solo dos días comenzará, antes Estados Unidos,  su camino en busca de un boleto a los Juegos Olímpicos de Londres en este verano, estará también en contra de la historia, ya que a pesar de haber estado en dos eventos de este tipo (Montreal 1976 y Moscú 1980), se llegó a ellos por invitación y no por haber logrado el tiquete en las rondas eliminatorias.

El andar de la selección cubana en torneos preolímpicos se inició un 21 de Junio de 1967, en Edmonton Canadá y allí los nuestros lograron empatarle a los locales a un gol para tres días después (el 24), en el mismo escenario dejarlos fuera al vencerlos con marcador de 2-1.

El próximo rival fue el conjunto salvadoreño al que derrotó en La Habana con marcador de 2-1, pero el 0-3 de la ida, jugada en San Salvador le dio el pase a los cuzcatlecos a la siguiente ronda.

Tras la ausencia a las eliminatorias de para Munich 72, se regresó a las mismas para las de Montreal 76, en uno de los momentos dorados del futbol cubano y con un equipo que permitía soñar con la obtención del pase.

Sin embargo las cosas no comenzaron bien e hicieron tres partidos frente a la selección de Jamaica, victoria cubana 1-0 en La Habana, unida al triunfo Jamaiquino en Kingston obligaron a un tercer partido, jugado en Puerto España, donde los nuestros no tuvieron compasión y se llevaron el boleto a la siguiente fase con marcador de 4-1.

Surinam, probó ser un rival duro en su reducto donde Cuba solo pudo llevarse la victoria con un ajustado 1-0, pero de regreso en La Habana la maquinaria cubana funcionó a la perfección y mandaron el balón al fondo de las piolas en 6 ocasiones, por una de los visitantes.

A pesar de la derrota contra México, el empate contra Guatemala de visita, que había vencido a  los mexicanos de local, daba aires de optimismo a los nuestros que debían cerrar la eliminatoria, con dos partidos en casa, sin embargo no se pudo pasar de empates a un gol con aztecas y guatemaltecos y el sueño de clasificar se evaporó.

Sin embargo un retiro de última hora y una invitación hizo que Cuba pusiera el pie en el torneo cuatrienal, en donde debutó de traje largo enfrentando nada más y nada menos que a la poderosa Polonia, tercera de la Copa Mundial celebrada solo dos años antes, a la que le arrancó un empate a ceros que debió ser victoria cubana, de no haber sido por un grosero fallo arbitral.

Sin embargo dos días después se caía ante la selección de Irán por un gol a cero y había que hacer maletas de vuelta a casa.
No hubo miramientos con Jamaica, primer rival en el camino a Moscú, 3:0 y 2:0 sellaron una clara eliminatoria favorable a los nuestros.

Superada Jamaica, nos esperaba Haití en la segunda ronda para un nuevo capítulo del clásico caribeño, más encarnizado de finales del 70. Aún estaban frescas la heridas de la eliminación rumbo a Argentina 78, aun frescos los recuerdos del robo en Puerto Príncipe y que terminó con nuestras aspiraciones mundialistas.

Pero la espina no se pudo sacar y se hundió aún más en la carne futbolística cubana cuando tras un empate sin goles en Puerto Príncipe, los haitianos nos derrotaron en plena Habana por uno a cero.

El Boicot encabezado por Estado Unidos a los juegos moscovitas motivó el retiro de muchas naciones con lo que llegó la invitación a nuestra selección, que logró no solo su primera victoria Olímpica, frente a Zambia (1-0), sino que repitió su actuación ante Venezuela (victoria de 2-1) para lograr su clasificación a la segunda ronda, antes de ser borrada por una impresionante Unión Soviética (0-8) y terminar cayendo 0-3 ante los checos, a la postre Campeones del torneo.

Largo fue el camino rumbo a los Juego Olímpicos de 84 en la que hubo que deshacerse de rivales conocidos y algunos nuevos antes de llegar a la ronda final. Así quedaron por el camino Jamaica (1-0) (4-1), Barbados (2-0) (0-0), Surinam (0-1) (3-0) y Trinidad y Tobago (2-0) (0-2) (1-0).

No se pudo en el debut en tierras ticas, frente a los locales y se cayó con marcador de uno a cero, tampoco en La Habana donde no se pasó del empate a cero, y mucho menos en Victoria, Canadá en donde el equipo sin Regino Delgado en el medio nunca se encontró y terminó por ser goleado 0-3 por los locales. Un empate entre costarricenses y ticos en el juego posterior selló la eliminación cubana, decidiéndose no jugar el juego pendiente con los de la hoja de Maple.

La política volvió a meterse en el deporte y Cuba no se inscribió para las eliminatorias de Corea del Sur 1988.

Salida rápida en la eliminatorias para Barcelona donde el gol diferencia nos jugó  una mala pasada ante Haití, pues tras el empate en Puerto Príncipe a un gol, se hizo lo mismo en La Habana, pero esta vez a dos goles.

Periodo especial y política nos dieron el puntapié de la eliminación en las de Atlanta 96 para regresar a las de Sydney 2000.

Tras el retiro de Bahamas, nuestro la tricolor superó con claridad al conjunto dominicano y con un Léster Moré autor de tres dianas se llegó a la siguiente ronda con un global de 7-0. Goles que hicieron falta posteriormente en la fase grupos donde no se le pudo anotar a Bermuda con la que se empató a cero goles, y el que conseguía Moré a los 69 minutos frente a Panamá era borrado solo tres minutos más tarde por los canaleros, que merced de su victoria contra el cuadro de Bermudas se llevaron el pase a las finales.

Jamaica se cobraría las eliminaciones de las décadas de los 70 y 80, en la edición del 2004 y tras empatarnos en La Habana, nos “regaló” la eliminación con un gol en el minutos 85 del partido de vuelta en Kingston.

Llegaba así la eliminatoria del 2008, acaso una de las más recordadas tanto por los hecho ocurridos tanto dentro como fuera del terreno.

Conformado por una de las mejores generaciones de futbolistas que haya dado nuestro país, esta selección cubana mostraba una solidez increíble en todas sus líneas, al punto de que aquellos que salían del banco eran capaces no solo de mantener el nivel de los titulares sino, también en ocasiones, de mejorarlo.

Puerto Rico, Bermuda e Islas Cayman sintieron la fuerza de los verdaderos Leones del Caribe que arrasaron el grupo al son de tres victorias, 20 goles a favor y ninguno en contra.

Trinidad y Granada tampoco pudo detener su empuje e la segunda vuelta y cayeron con marcadores de 0-3 y 1:2, lo que abría las puertas a la final preolímpica en Tampa.

Llegados apenas unas horas tras un vuelo desde La Habana y horas de carretera hasta el lugar de la competencia, los cubanitos salieron en su debut frente a los favoritos locales.

Ante tales condiciones, aquellos desconocedores de la calidad del elenco criollo, no le daban oportunidad alguna frente a un rival lleno de figuras y en casa.

Pero al León se le atragantó la espina azul y tras los minutos iniciales de bombardeo local, Cuba se afianzó en el terreno y a pesar de ponerse debajo en el marcador, no decayó y comenzó a hilvanar su juego hasta que al minuto 41 tras un saque de banda y al ritmo de los oles que bajan de la tribuna, Duarte se le entrega a Yordanis que se la devuelve al avileño que baja hasta la línea de fondo y entrega al cienfueguero que a tres dedos saca un disparo centro que encuentra a Toro Linares dentro del área chica que desvía el balón para empatar el partido.

Los minutos que siguieron vieron a un local atónito por la cachetada, buscó la victoria pero nunca encontró la formula para romper la defensa cubana ni cuando el equipo se quedó con diez tras la expulsión de Linares por una chiquillada o cuando se quedó prácticamente con nueve cuando los calambres dejaron a Bermúdez casi en una pierna.

Cuba daba la sorpresa y se llevaba los titulares reservados para los locales, titulares que pasaron de lo deportivo a lo extra cuando siete de los jugadores que tomaron parte en el juego, decidieron abandonar el equipo y burlando el cerco “policial” creado por los directivos de la delegación buscaron refugio en los Estados Unidos en busca del sueño prohibido en su tierra de ser jugadores profesionales.

Criticados en ambas partes de la orilla, unos por la rabieta política, otros por el hambre de un resultado futbolístico, los siete jóvenes cubanos iniciaron aquella noche un camino a lo desconocido en busca de su futuro, correcta o no su decisión no es menester de quien escribe estas líneas fiel defensor de la libertad de cada individuo de escoger su camino.

Solo diez Leones salieron para el partido el segundo partido, este contra el equipo que se llevaría al final el título del torneo: Honduras. La inferioridad numérica y el cansancio fueron demasiado para los criollo que vieron sus esfuerzos venirse abajo a los 68 minutos con el primer gol de Honduras que conseguiría el segundo y definitivo a los 76.

Si fuerzas y sin aspiraciones Cuba no pudo sostenerse ante una Panamá y el gol de Leonel Duarte solo sirvió para decorar el marcador final 1-4.

Y si el del 2008 transpiraba seguridad y esperanzas, el grupo que iniciará esta nueva eliminatoria solo despeja dudas, con una anemia de goles impresionante, sin un medio campo creativo, la actual selección Sub 23 tiene muy poco que ofrecer pues si bien en las manos de Cooper hay seguridad garantiza en el marco, los partidos se ganan haciendo goles y esa, precisamente es la asignatura pendiente.

4 comentarios:

  1. Excelente trabajo Mario Lara!!! He vibrado de emocion, al recordar el GLORIOSO EMPATE ante EE.UU, la hombria de Bermudez, la SUPER HOMBRIA d salir al otro dia con solo 10 hombres a la cancha y aguantar hasta el minuto 68' el empuje de los hondureños (cuanto nos hizo falta el Toro Linares en ese 2do partido) ... pero ya poco se podia pedirle a 10 hombres golpeados x los sucesos de dias anteriores, jugando con pocas horas de descanso entre partido y partido.. y sin cambios en la banca. Recuerdo q las emisoras FOX y CNN y hasta el publico, no cesaban de quitarse el sombrero ante la actitud de aquellos muchachos... que diezmados no dejaron de sangrar en el terreno. A mi en lo particular NUNCA me gusto que hubiera sucedido aquel 'abandono" en algun momento pense que debieron haber esperado hasta 'el final" para hacer lo que hicieron... pero las oportunidades se presentan de manera escasa en esta vida, y lo cierto es q lo unico que me calmaba la ira era saber q desde hace muchos años todos esos q se sumaron a la rabieta politica, los tenian abandonados a ellos, con actitudes q de sobra conocemos tu y yo requetebien. Este tema despierta polemica aun entre nosotros mismos q amamos nuestro futbol de potrero, pero la verdad es que aquella leccion debio servir como ejemplo a quienes dia a dia NO ACABAN DE ABRIR LOS OJOS y 'cambiar lo que debe ser cambiado' Hemos descendido tanto, no solo en futbol, sino en Beisbol, en Polo Acuatico, en Boxeo y en tantas ramas deportivas, casi siempre llevados de la mano en fatidica danza la desercion de los atletas con la mala atencion y politica de nuestros organismos deportivos... cada cual podra esgrimir la opinion q mas le interese, o que incluso considera oportuna u oportunista, pero es una verdad de perogrullo que lo 1ro es consecuencia de lo 2do y no a la inversa. No por jugar en un club extranjero X jugador dejara de ser revolucionario, cubano o patriota. La politica no cabe en la azucarera - como diria el trovador Carlos Varela. Yo, al igual q tu, he tenido el honroso deber de convivir en el entrenamiento y sacrificio del futbolista cubano, sin llegar luego a sus casas, salvo alguna excepcion, y descubrir la magia "en la cocina" o soportar el apagon inoportuno. El futbolista, el atleta, es ante todo hombre, y como hombre aporta a la sociedad el sacrificio y la fe en un trabajo, que se supone, la propia sociedad le remunere en correspondencia, o acaso no marxista-socialista y porque no, MARTIANO el slogan de: A CADA CUAL SEGUN SU CAPACIDAD... con el que tantas veces nos adoctrinaban en nuestras escuelas y en el hogar. La paga a tanto sacrificio no debe ser vivir en la zozobra de caer bien, ser confiable o aparentar serlo, para ver si uno, que estoy seguro NO TIENE LA MITAD DE LOS PRINCIPIOS HUMANOS que tu o yo poseemos (acaso no existio nadie mas humano que Cristo, de quien se dice fue el 1er socialista de este mundo) lo premia con un viajecito al extranjero de par de semanas, pagandole $10.00 dlrs por dia y con eso poder resolver algo que durante un año entero de sacrificios no puede ni medianamente adquirir legalmente en nuestro pais? La batalla esta planteada. Como diria nuestro apostol: Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre.

    ResponderEliminar
  2. Mi hermano Mario, discrepo completamente de tu opinion sobre este ultimo equipo que nos representara' o' tu no leiste en el J.R. de hoy las declaraciones de nuestro abnegado D.T. y creo que tu mismo fuiste quien publico sus palabras a la prensa Boliviana tras el amistoso. El equipo esta muy bien y los topes han sido muy provechosos y hemos corregido las deficiencias y saldremos a darlo todo y 31 y pa'lante y bla, bla, bla... asi que creo que con la verguenza deportiva que tenemos y el decoro y Cooper, no se necesita ni jugar en ligas competitivas, ni aceptar a los jugadores CUBANOS que andan por otros paises, ni entrenadores de verdad. Al seguro que estaremos en LONDRES (en los 110 con VAllas)

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Ariel, concuerdo contigo, Mario lara no sabe nada de futbol comparado con nuestro ilustre DT de los ultimos años. TU vas a ver que si, si el cada vez q abre la boca pa' pronosticar algo, siempre sucede lo contrario... estoy por pensar que es de la CIA.

    ResponderEliminar
  4. Roberto, muy bueno el punto, siempre polemico como dices. Yo estube ahi en ese partido vs Honduras y no solo eran 10 Juan Carlos Martinez (el defenza de Sagua la Grande) y el Ddelantero de Guantanamo (Suasnabar o Urgelles no recuerdo) jugaron con los tobillos bendados e inchados que no les cabian dentro del zapato y Armandito Coroneau con un tiron en un muslo.

    Ahora, lo polemico del tema, lo es por lo que dijiste,la antilogica irracional o conveniente, pero en todo caso extremista y restrictiva.

    ResponderEliminar