miércoles, 1 de febrero de 2012

Los sueños ruedan en la punta de un balón.

La futbolista cubana Yisel Rodríguez tenía un lindo sueño cuando jugaba en la Habana, por eso no se lo pensó dos veces. Una vez terminado el partido con Canadá en el preolímpico de Vancouver, tomó un taxi rumbo a la frontera con Estados Unidos.

“Vine aquí principalmente para hacer mi sueño realidad: ser una jugadora profesional”, dijo la joven que cumplió este lunes 23 años. “Quiero demostrarme que puedo llegar a ser tan buena como muchas de la futbolistas que he conocido en los torneos en que he participado”.

Rodríguez es una jugadora con mucho talento, capaz de desempeñarse en varias posiciones, con una gran visión de juego, buena velocidad y una excelente técnica. 

“Me desempeño generalmente como mediocentro, pero a veces me ponían de enlace o como volante”, comentó Rodríguez. “Me gusta el Barça, mi ídolo es [Lionel] Messi y creo que mi mayor cualidad es mi juego colectivo”.

La deportista antillana sabía que en la Isla no iba a poder cumplir con su sueño, por eso se encuentra ahora en Miami en su personal ‘búsqueda de la felicidad’. 

“El fútbol femenino en Cuba tiene muy poco desarrollo porque no se le presta la debida atención, allí casi nadie sabe que hay mujeres practicando este deporte”, señala Rodríguez. “No hay promoción, ni atención, apenas existe en las provincias y hasta lo eliminaron de las escuelas deportivas”.

Al abordar las múltiples dificultades por las que pasan a diario los jóvenes cubanos, Yisel se pone muy seria, identificándose plenamente con su generación.

“Aunque casi todos los jóvenes quisieran quedarse en Cuba, les gustaría que hubiese un cambio y poder además conocer otros países sin necesidad de emigrar”, comentó. “A la mayoría de los jóvenes les gusta su país, pero no están de acuerdo con el modo de pensar y de actuar de los dirigentes”.

A pesar de que no es fácil practicar algún deporte en un país con tantas carencias, siempre se impone el espíritu de lucha de la juventud.

“Al principio nos entrenábamos descalzas porque no teníamos nada, no había ningún tipo de recursos”, dijo “Todo era muy rústico, pero nosotros nos sobrepusimos y logramos sacarle provecho”. Según cuenta todo comenzó cuando estudiaba en la escuela Luis Felipe Almeida, en Altahabana, con unos torneos que se hicieron a nivel de secundaria en el año 2001, de ahí pasó a las provinciales, donde jugó por Boyeros, hasta llegar a formar el equipo en Ciudad Habana, considerada la cuna del fútbol femenino.

“Ahí nos tomó el entrenador Gregorio “Goyo” Dalmau, que es como el padre del balompié de mujeres en la Isla, y con él estuvimos entrenando hasta formar el equipo nacional para representar al país en el 2004’’, recordó. “Siempre me imaginaba anotando un gol. Había muchas muchachas con gran calidad, pero como yo tenía la juventud y el entusiasmo se me fue pegando más rápido la técnica y la habilidad”.

La mediocampista protagonizó el pasado 21 de enero una auténtica fuga con su compañera de cuarto Yesenia Gallardo, otra de las grandes jugadoras del equipo cubano, que en estos momentos se encuentra en Houston. 

“Después del partido con Canadá llegamos al hotel cerca de las 11 p.m., cenamos y subimos a la habitación cerca de las 12 p.m., luego bajamos hasta el piso cinco por el ascensor y de ahí tomamos las escaleras hasta llegar a la calle”, relató. “Caminamos varias cuadras y tomamos un taxi que nos llevó a la frontera y allí nos dejaron pasar, gracias a que cuando salí de Cuba ya tenía pensado quedarme y llevé mi carne de identidad”.

En Cuba se quedaron sus padres y su esposo, y aquí en Miami cuenta ahora con el apoyo de su hermano Raudel, quien la está apoyando en todo para que logre su propósito.

“Estaba en cuarto año de Licenciatura en Cultura Física, en el Fajardo, y espero poder terminar aquí mi carrera y a la vez continuar jugando al fútbol”, dijo a modo de conclusión. “No se cómo, pero espero que alguien me pueda ayudar para ser escogida por alguna universidad”.

Por ahora se mantiene entrenando, a la espera que una mano amiga le muestre el camino. (Tomado del Nuevo Herald. Pedro J. González)

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/02/01/1115889/los-suenos-ruedan-en-la-punta.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Publicar un comentario