miércoles, 21 de septiembre de 2011

De nuestra historia. Chicago 59, primera aventura panamericana (II - FINAL)

  Sarabia (9), Batalla con los jugadores haitianos Paul Desrosiers y Roc Pierre

Dirigidos por Bernardo “Trucutú” Llerandi que ese año había llevado al Deportivo Mordazo a coronarse Campeón Nacional el equipo que viajó a los Juegos Panamericanos estuvo integrado por los mordacistas: Julio Blanco, Ramón Peñalver,  Manuel Bobadilla, Ángel “Nini” Piedra García, Ángel Bacallao y Luis “Hueso” Piedra. José Suco, José Doce y José Ramón González del Atlético de La Habana (Campeón de la Segunda División), los Toritos (Juventud Asturiana) Emilio Flores y Ramón Alvarez, junto a los franciscanos Mario Herrera y Juvenal Reyes, Antonio Puebla del Huracán, Raúl Sarabia del Puentes Grandes (que ese año había jugado en la segunda división), Vicente Pérez del Cerro, así como Jacinto Oña y Antonio Fernández cuyos clubs no hemos podido conocer.



Ya en la Ciudad de los Vientos los haitianos fueron los encargados de darnos un poco amistoso recibimiento el 27 de Agosto. La rapidez y coordinación del equipo haitiano unida las constantes indecisiones de los nuestros en el sector defensivo propiciaron el catastrófico 2-8 en contra con el que saldó en el encuentro.



La tricolor había sobrevivido al primer tiempo con apenas un 1-2 adverso, cuando Nini Piedra , quien había sustituido a Bacallao, descontó a los 41 minutos la ventaja haitiana que se había puesto 2-0 en los comienzos de ese periodo con goles del interior derecho haitiano Delices a los 8 y 14 minutos.



Llegó la segunda mitad y con él la debacle cubana, Delpeche marcó a los seis de reiniciado el encuentro seguido solo un minuto después por el tercer gol de Delices quien añadiría su cuarto gol de la tarde a los 23 minutos, mientras que despeche anotaría el sexto a los 28 desde el punto de penal, Lucien Pierre y Germaine Champagne completaron el marcador por los haitianos mientras que Doce lo hacía por Cuba a los 78.



Tres días después Brasil se mostró más “misericordioso” y jugando a media máquina nos propino la segunda derrota y goleada del torneo. Julio Blanco, Herrera, Sarabia, Reyes, Peñalver, Flores, Doce, González, Bobadilla, Nini Piedra y Bacallao trataron de plantar cara ante los auriverdes que esa tarde formaron con Edmar, Nelson, Edilson, Celestino, Rubens, Dary, Roberto, Jose Ricardo, Elson, Gerson  y Germano.



Habían transcurrido solo dos minutos cuando se marca falta penal en elárea cubana y Gerson transforma el penal en gol. El mismo Gerson duplicaría la ventaja tan solo dos minutos más tarde con un espectacular remate de tiro libre desde unos 18 metros de distancia.



Con el segundo los auriverdes bajaron las revoluciones y su delantera no apretó mucho más mientras que su defensa se mostraba duvitativa en las pocas aproximaciones cubanas .



Fatal nuevamente el segundo tiempo cubano, que vio desarrollarse los 45 minutos finales en su mitad del terreno y como a los 10 de esa mitad tras una combinación por la derecha Roberto batía a Julito con disparo esquinado. Beyruth que había entrado al encuentro cerro la faea con el cuarto gol tras una excelente jugada individual en la que eludió a toda la defensa cubana y a Blanco.



Cuba probó cambios para su tercer partido y saltó con Julito Blanco, Puebla, Herrera, Pérez, Peñalver, Sarabia, Doce, González, Bobadilla, Nini y Bacallao pero de poco sirvieron frente a un México que formó con Mota, Mercado, Cariales, Carranza, Fierro, Echevarría, Contreras, Velarde, Arias, Diez y Álvarez y cayó derrotada con marcador de 1-6.



México se adelantó a los 7 minutos con un tiro cruzado de Diez y si al medio tiempo el marcador solo presentaba esa ventaja mínima para los aztecas fue solamente porque Mercado estrelló un tiro penal en el poste derecho de Julito.

Diez volvió a marcar al minuto 46 y Mercado se reivindicó de su error en el primer tiempo al marcar desde los once pasos a los 19 minutos para ampliar la ventaja mexicana.



Diez puso el cuarto a los 54 minutos, mientras que Álvarez dejaba las cosas 5-0 a los 74. Cuba acortó solo un minuto más tarde cuando otro Álvarez (Ramón, que había entrado por Doce) batía al portero mexicano, sin embargo tan solo cinco minutos más tarde Contreras restablecía la ventaja de cinco goles y daba números definitivos al encuentro.



Los locales un día después (2 de Septiembre) no fueron muy hospitalarios y nos encajaron la cuarta goleada en fila al derrotarnos con marcador de 5-0.



Julito volvió a estar en la puerta del conjunto que se completó con Herrera, Sarabia, Reyes, Peñalver, Flores, Doce, González, Bobadilla, Nini Piedra y Bacallao, mientras que los locales alinearon con Ottoboni, Wecke, Schaller, Snylyk, Ruscheinski, Ely, Ganger, Looby, Murphy, Grabowski y Zerehusen.



Argentina necesitaba un triunfo el 4 de Septiembre para proclamarse campeona del torneo y los nuestros no fueron obstáculo alguno para los gauchos que terminaron arrollando a los nuestros 7-0.



Ya al medio tiempo la albiceleste acumulaba ventaja de tres a cero, Basílico se encargó de anotar el cuarto a los 52, Stork que había remplazado a Corridini se encargó de poner el quinto y apenas un minuto más tarde Oleniak marcaba el sexto, ante un equipo cubano, que perdió los estribos hacia el final del encuentro y que se vio reducido a diez hombres tras la expulsión de Nini, por patear al defensor argentino Vázquez.



Con el último puesto “asegurado” Cuba saltó el 6 de Septiembre al Sldier Field en busca de al menos obtener un punto frente a Costa Rica en su último partido. Una vez más Julito Blanco se encargó de los tres palos y por delante de él formaron: Reyes, Sarabia, Flores Peñalver, Fernández, Doce, Ángel Piedra, Bobadilla, González y Álvarez.



En frente Costa Rica alineo a Ramos, Quiroz, S. Bolaños, Mora, Alfaro y Artavia, Vargas, Gómez, Tenorio, O. Bolaños y Acuña.



Parecio que la luz por fin llegaba a la escuadra cubana cuando Manuel Bobadilla controla un balón, se escapa por la derecha y a unos diez metros del arco tico saco un riflazo que deja sin opciones a Ramos, corrían 42 minutos de la primera mitad.



Con el gol de ventaja Cuba se fue al descanso, pero en el segundo tiempo los nuestros volvieron a flaquear lo que posibilitó la remontada de los centroamericanos que terminaron llevándose la victoria con marcador de 2-1.

2 comentarios:

  1. los clubs de antonio fernandez fue huracan y de jacinto oña san francisco

    ResponderEliminar