domingo, 4 de septiembre de 2011

¡CAMPEON!

Otra vez el hombre del momento en el futbol cubano: Yordanis Alvarez, nos da otra alegría al proclamarse anoche, con su equipo el Orlando City, Campeón de la USL con lo que se convierte en el segundo cubano y segundo cienfueguero que obtiene dicho título toda vez que Yeniel Bermúdez logró ese título el año anterior con el Charlestton Battery.

En un partido Hitchconiano, lleno de drama y suspenso, los del Orlando City sobrevivieron a la adversidad y un adversario respondón para llevarse el título del campeonato.

Tras un primer tiempo en el que la tónica fueron los constantes off-sides del equipo floridano y salidas al borde de los porteros, en el segundo tiempo en una de esas salidas al límite Miguel Gallardo, portero del Orlando, fue expulsado tras una entrada fuera del área sobre uno de los delanteros del Harrisburg, corría el minuto 49 y parecía que se le venía la noche al conjunto local que sobrevivía a los contragolpes del Harrisburg gracias la buena actuación del portero suplente, mientras que al frente Yordanis continuaba enviando venenosos balones a sus delanteros y que solo la rápida bandera de los líneas podían conkurar con los continuos off-side pues la defensa visitante nunca supo encontrar respuesta a los balones del cubano.


El juego parecía irse a los extra tiempos con un empate a cero cuando a los 89 minutos apareció Lawrence Olum para con un riflazo desde el borde del área marcar su primer gol de la temporada y del partido, estalló entonces la celebración del local que ya se sentía Campeón, pero el drama solo estaba por comenzar.

El central añadió 5 minutos de alargue durante los cuales el equipo de Orlando trató de manejar los tiempos pero a los cuatro se vinieron una sucesión de tiros de esquinas que terminaron con el gol del Harrisburg City tras un entrevero en el área local, fue gol y no más pues el central lo terminó a penas reiniciado ante las protestas de los jugadores del Orlando.

El alargue empezó negativamente para el Orlando cuando Touray cabeceó solo dentro del área del Orlando un corner para darle la ventaja al Harrisburg y echarle un valde de agua fría a los más de 11 mil espectadores reunidos en el Citrus Bowl.

Con un gol de desventaja, un hombre menos y el cansancio de jugar más de 50 minutos con un jugador menos la suerte parecía echada para los locales pero el mejor equipo de la temporada regular no habían dicho su última palabra y el dramatismo de la noche solo comenzó.

A los 115 un balón filtrado encontró a Jorseling quien es derribado dentro del áreaante la mirada cómplice de los jueces que no sancionan el penalti lo que origina todo tipos de empujones, agresiones e invasión del terreno de los aficionados.

Par de minutos tomó restaurar el orden y apenas se reinició el encuentro, otro balón filtrado encuentra esta vez a Chin que es tijereteado dentro del área y esta vez el central si marca el punto penal y de paso expulsa al defensor del Harrisburg. Neal cambia la penalidad por gol y manda el partido a los tiros de penal.

El dramatismo subió entonces otro peldaño pues Ellis, el portero suplente del Orlando detuvo los disparos de los dos primeros cobradores del Harrisburg, mientras que Oneil y Yordanis ejecutaban con frialdad los dos del Orlando dándole a su equipo la ventaja de 2-0 con lo que parecía todo sentenciado, pero dos goles del Harrisburg unido a la falla de los dos cobradores del Orlando que lanzaron sus penalties por encima del larguero dejó las cosas 2-2 con un solo penal por cobrar, Harrisburg deperdició el suyo con un disparo desviado mientras que el Orlando transformaba el suyo en gol para terminar el drama e iniciar la celebración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario