sábado, 6 de agosto de 2011

John Wayne, La Vecchia Signora y la Visita del Santo Padre Batler

 "(...) tanta enseñanza hizo ruido,
en el poder de los templos y en
la madera lo clavaron recio"


Silvio Rodríguez

Como en las viejas y míticas películas del Oeste, en las que un Don Nadie lanzaba una botella en una taberna y luego se desataba el pandemonium…puñetazos van, puñetazos vienen… lo que para algunos significaba la defensa de la integridad o la tan manida “hombría” se convirtió en el calvario y santo sepulcro de todo un pueblo. Y aunque no sucedió en el Oeste, sino en el Este, allá en la lejana Guantánamo, aun el hedor de la componenda, se percibe en las narices del pueblo cienfueguero y en todos los que amamos el fútbol. Los que lo amamos de verdad.

El día del suceso, lejos, tras bambalinas, John Wayne sonríe, vacila su trago de ron 7 años recibe la llamada de alguno de sus incondicionales acólitos, forajidos todos como él, y los felicita porque el plan ha salido a pedir de boca.  “La cosa fue así jefe, el tipo hizo zas, y luego otro vino y pam, y bueno ya usted sabe… Sí sí, no se preocupe Excelencia, nadie podrá identificar los agresores,… eran unos bebedores tradicionales de ron de una esquina cualquiera de Baracoa” y John comenta al teléfono: “Genial… sencillamente genial” mira a través de la ventana, se acaricia el mentón y recuerda la premiación del año pasado, los improperios que le dijeron,.. los gestos con los dedos, el dolor, la rabia... no importa, son otros los que sufren.

No es la primera vez que al fútbol cienfueguero le aplican una de las variantes de la vieja fórmula de la ley de fuga. Tradicional hueso, hueste emblemática y cuna de grandes figuras del fútbol nacional como Dagoberto “el Tibi” Lara, Andrés Roldán, Carrazana, Frank Pérez Espinosa, Kiki Blake y el divino Julio Modesto Cabrera, sobre la cabeza del Cienfuegos siempre vuela la tiñosa del infortunio cuando de momentos trágicos se trata.  Años atrás, un día X – que no recuerdo si fue domingo o miércoles aunque me encontraba presente en el Pedro Marrero - TODO el equipo de Ciudad de la Habana se fue a las manos contra quien la debía y contra quien no y aun cuando hubo palos y hasta cuchillos, la camarilla de casi siempre dirigida por el alegre y sempiterno gatillero, tocayo del descabezado ex monarca, aplicaba sanciones risibles contra el equipo de la capital. Mientras, al Cienfuegos le pasaban literalmente la cuchilla si por casualidades del destino, algún aficionado malintencionado, de esos que no queremos ver nunca en ningún estadio, lanzaba una botella al terreno.

Es la triste realidad. Cienfuegos CAE MAL y lo sancionan siempre con rigor inusitado,  desproporcionado y alevoso. Cae tan mal, que en esta ocasión sancionaron o querían sancionar incluso a quien no estaba presente en la bronca, pues se encontraba a 700 km de distancia del lugar de los hechos. Y cae mal NUESTRO Cienfuegos por bueno, por dedicado, por apasionado, porque mientras a los futbolistas de la urbe menos aventajados académicamente les otorgaban por obra y gracia del espíritu divino, dadivosas carreras de Licenciatura en Educación Física y Deportes, los del Cienfuegos debían cumplir el sagrado deber del Servicio Militar General. ¡Cuantos atletas perdidos en nuestra sureña provincia! ¡Cuantos “poncheros” ganados! ¡Cuantos vendedores ambulantes de pan! ¡Que bueno coño! Coño and shit, como diría Zumbado.

Allá, en su cantina, parado detrás de las puertas de doble hoja, Johny se alisa el bigote porque claro, a él no le importa nada de eso.

Miguel “El Peruano” le había comentado, al finalizar el congresillo técnico, de los ingeniosos argumentos del periodista llegado esa misma tarde en la diligencia del miércoles pero él… hizo caso omiso. Tampoco le importó que el Jefe de Árbitros en Cuba le hubiese presentado al periodista alabando sobremanera el programa realizado en las vísperas del Campeonato Mundial de Fútbol Francia 98 en la radio local de Cienfuegos; Johny se limpió la boca literalmente con todo eso. Y es que a Johny no le importa para nada ir a las canchas del país, a ver como los futbolistas del pueblo se desangran bajo temperaturas de 30 y tantos grados sin tener – a veces - la posibilidad de poder saciar la sed con un vaso de agua fría, o que terminado el entrenamiento la comida para ellos elaborada en el comedor de los estadios no recompense ni medianamente el gasto calórico de las horas anteriores. O que los atletas albergados duerman en colchones de hoja de plátano. No, Johny no está pa’ eso. ¡Que coños le va a importar un periodista!

Johny puede decir bobadas en la Televisión como aquella de que “Revé no alineó porque no es un buen estudiante” y seguir ahí, en su silla, hablando bastante para que el periodista le pregunte menos - aunque en el 80% de las entrevistas siempre le preguntan lo mismo - farfullando lo que no debe, porque en un pueblo eminentemente beisbolero, donde por problemas objetivos que de sobra todos conocemos, los recursos que la Revolución destina al deporte son concentrados en las áreas que mas dividendos nos ha reportado, la atención que se le presta al fútbol es diferente y no diferenciada. Y si Johny es llamado a contar “más arriba” su palabra será santa palabra y ley, porque él y solo él es quien puede decir lo que es y como lo diga, sea en prosa o en verso, se toma como cierto y fin del sermón.

¡Qué valor el de Johny¡ Analiza el problema del “Guantanamazo” en Villa Clara City (no en Cienfuegos Village ni en Guantánamo Town) y toma la medida, muy similar a la que le aplicaron a la Vecchia Signora, el equipo de la Juventus de Turín en el 2007, cuando fueron “descendidos” a la Segunda División. O sea, a luchar por volver a la primera. Sí, porque si a grandes equipos les quitan su bujía inspiradora descienden en el nivel colectivo de juego, y al Cienfuegos le quitaron CINCO, “de sopetón” ¡Y por dos años! ¡Que deshonra para el once cienfueguero! ¡Que deshonra para sus huestes de seguidores!

Y mientras la inmensa mayoría de los periodistas – que dolor tener que incluir a los de aquí, a los de Cienfuegos - hacen mutis y no investigan ni van al fondo del problema, callan y se vuelven cómplices del asunto, Johny se burla de ellos, de los futbolistas y del público amante del fútbol, a fin de cuentas él está habituado a vivir por encima de la ley, protegido por cuatro o cinco secuaces que no pueden irle a la contraria en modo alguno y engrasa su pistola, saca su caballo de cuatro puertas de la escuadra, purifica y refina su verborrea, presto a cuando llegue el Santo Padre Batler decirle sin vergüenza y reparo alguno que “nosotros esto” “tenemos en nuestros planes esto otro” “en estos momentos contamos con” “el fútbol cubano goza de buena salud porque se practica en los 168 municipios del país … bla bla bla. ¡Hermosas palabras!

De seguro, no hablará nunca de su plan maestro para sancionar a un equipo bicampeón nacional por dos años consecutivos, equipo ganador de todas las categorías del fútbol. Tampoco le hablará de cómo es que se entrena en Cuba, porque estoy seguro que desde que regenta “el segundo piso de la taberna” no pasan de los dedos de una mano las veces que ha visitado un entrenamiento de un equipo provincial. Tampoco le hablará al Santo Padre Batler, de que los futbolistas jóvenes de nuestro país admiran no solo a las luminarias que trascienden nuestra frontera, sino también a las de su terruño. Muchos de los que hoy pasamos de los 40 aprendimos a amar primero a Máximo Iznaga antes que a Peter Shilton. De seguro Johny no tendrá el valor de admitir, que ver como muchos de esos grandes futbolistas cubanos del pasado hoy están en el olvido NO es, ni por asomo, la mejor lección de amor al deporte que se le puede dar a quien se inicia tras un balón.  Luego blasfeman, protestan y lo peor ¡se preguntan porqué se quedó este o se quedó el otro¡ Dime Johny, ¿qué futuro tienes reservado para ellos?

Johny le hablará a San Joseph de perspectivas, las mismas que tiene – tenemos – desde hace muchos años, de presupuestos, de necesidades, de que hace falta esto y esto otro, “balones, muchos balones es lo que nos hace falta” sin mirar por supuesto, la paja que en su propio ojo tiene hace ya más de veinte años. (POR: Roberto Lamelo)

7 comentarios:

  1. Aclaración necesaria: Los sucesos aquí narrados no se pierden en el tiempo. Es cierto que pertenecen a un pasado, que incluso es un pasado reciente, pero son sucesos que pueden repetirse en un futuro. Incluso hace poco alguien nos hizo llegar unas fotos de una "piñacera" que hubo en Mayabeque no hace ni 2 meses. No es la 1ra vez que los del público son los que comienzan la bronca con sus ofensas a los jugadores, a veces contrarios, a veces no. Una gran parte de ese público son familiares y amigos de los propios futbolistas. Amigos de barrios, panas de esquina - como se diría en P.R o en R.D - que son los que prenden la chispa, para que luego, tocados en su orgullo regional y provinciano, los locales salgan a defender a los suyos. "El Guantanamazo" fue un suceso del cual se divulgó bien poco y que se sepa, "costó la cabeza" a un periodista, que dicen que se alejó del fútbol al apreciar la injusticia cometida y no poder exponerla a la luz pública, y le costó "un halón de orejas" a otro, que desde entonces, ha incorporado la palidez a sus escritos. Lo cierto es que "vox populis" ni los mismos jugadores del Cfgos saben como fue que empezó aquello. Lo que si se sabe es que: las condiciones de seguridad en el estadio de Guantanamo eran mínimas. No habia policias. El arbitro principal llegó tarde y con aliento etilico. El cuarto árbitro tenía un vasito de ron debajo de la silla y entre ellos 2 y los de la banda, todos, eran guantanameros y santiagueros, por ende no hubo imparcialidad a la hora de la justicia. Lo cómico del caso es que el informe de la sanción, se conoce, ya estaba preparado de antemano, e incluía el de Noelvis Palacios, quien por casualidades de última hora no hizo el viaje a Guantánamo, pero iba a ser sancionado sin dudas, por haberse bienifestado de forma correcta, en la premiación del año anterior. La "delegación" que fue a las puertas de la CNF a protestar lo injusto y desmedido de las sanciones (una bronca donde no hubo ni heridos ni lesionados y mas bien fue un rifirrafe) jamás fue escuchada. Se sabe, que les cerraron la puerta en la cara, que se les dió la espalda, que no los recibieron, que los amenazaron incluso si se quedaban ahí "formando huelga". Secretismo, despotismo, violación de los derechos de los atletas como atletas y como ciudadanos, así actuó la Comisión Nacional de Futbol, en el caso del Guantanamazo, específicamente su Sr. Presidente, quien al parecer pretende, no solo hacernos pasar por tontos a nosotros, sino que actúa como le da la gana, violando hasta principios sagrados de la Constitucion Cubana. No te deseo el mal Luis Hernández, solo deseo que en un día muy próximo, a oídos de la máxima dirigencia del país, lleguen los atropellos, abusos y robos que has cometido. De seguro ese día tu verborrea no te servirá para convencer a nadie.

    ResponderEliminar
  2. Que bueno estuvo eso hermano, tienes el 200% de razon en todo lo que dices, es una lastima que ese comentario no se pueda poner en el granma no digas tu en el granma, ni en el 5 de septiembre, por este comentario deduzco que uno de los periodistas que se fue del aire por no poder decir la verdad fue Nomar, mientras en nuestro pais no se pueda decir la verdad todo ira de mal en peor, es cierto que Cienfuegos cae mal, malisimamente mal y eso no tiene remedio, que bueno que tienes este blog para poner tus comentarios, se podria decir mucho sobre lo que acabas de escribir pero seria redundancia tu has dicho bastante. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Oye compa y que fue lo que paso en la premiacion del a~o anterior y por que ? Que fue lo que hizo a la perra con bigote de luis hernandez arremeter asi contra CIENFUEGOS ?

    ResponderEliminar
  4. Ariel: Sería interesante que lograras conseguirte y ver, el documental FUERA DEL LUGAR, del realizador cfguero Erick Mendilahaxon. En el documental se aprecia claramente, que en el momento de la premiación, allá en Zulueta, Luis Hernández, dice con rabia y resentimiento refiriendose "a los chiquiticos de Cfgos": "Los chiquiticos juegan, eh? Los chiquiticos juegan" Sí, con odio, o con ignorancia, pero con absoluto descaro de su parte, mientras Noelvis que estaba de 1ro en la fila, le respondió: "Los chiquiticos si juegan tu sabes que los chiqutiicos juegan" Claro, a este equipo cfguero ya le faltaba Yordanis Alvarez y Yenier Bermudez y nadie daba un kilo prieto por ellos frente a tu amado y bien fuerte V.C. Cfgos ganó en Zulueta, ante el asomrbo de todos, especificamente de este "Sr." quien de muy mala gana tuvo que colocar las medallas para luego no soportar mas la rabia que se lo comía por dentro " y delegar en manos de otro" la entrega de la Copa... la entrega de la misma se demoró tanto, que Noelvis Palacios, le dijo; "dame acá eso, dame acá eso... COJONE! COJONE! " Sucede una cosa interesante, y es que luego de cfgos haber ganado el 1er campeonato, 1ro, los engañaron como unos perros, al suspender el viaje q le tocaba a la copa de campeones del caribe, luego le hicieron otra triquiñuela, pues en la copa del alba, se habia dicho que el sistema de discusión era uno, y cuando llegamos al final, lo cambiaron sin más ni más, quitandole la posibilidad al cfgos, que era el equipo mas debil en el papel, la posibilidad de discutir el titulo, dejandolo por obra y gracia de una ley q dicto este Sr. en el 2do lugar, cuando habia ganado el derecho de discutir el oro. Luego, suceden las desatenciones con el equipo, ... cosas que se ven en el documental, lo cual hizo que lso muchachos no aguantaran mas las injusticias. Este Noelvis, no fue a Guantanamo, pero los de la CNF pensaban que si y lo sancionaron, señal mas que evidente q la sancion y la componenda estaba en marcha.

    ResponderEliminar
  5. jajaja... dentro de la calamidad y miseria de las actuaciones de nuestra "Disociacion de Futbol de Cuba" da ganas de reir esa burda tonteria y como quedan en evidente desnudes en sus arbitrariedades. jajaja... mira que sancionar a uno que no estaba ni por to' eso.
    La perra perdio el olfato.

    ResponderEliminar
  6. Roberto , como puedo ver el documental ? yo vivo en miami, existe alguna pagina que lo tenga, me interesaria verlo. Gracias.

    ResponderEliminar
  7. El documental no está en Internet, me cansé de buscarlo. Estoy buscando el modo que alguien "por allá" lo suba, pero no creo... pues es un documental largo, y no hay condiciones,... quizás me lo quemen y me lo manden en un cd. Ya cuando lo tenga lo subiré a megaupload y les daré el link.

    ResponderEliminar