viernes, 29 de julio de 2011

La lección del Carra a Florentino.

Por: Roberto Lamelo
Foto: Ney Sandó Castillo

Tom is a boy. Mary is a girl. Tom tiene un balón. Tom va por la banda. Mary pica por el centro. Tom tiene que centrar el balón. Mary debe cazar la trayectoria de la esférica y anidarla en la red del contrario. Lección número 1 del ABC futbolístico. Centrar, pasar… y entre los muchos recuerdos que atesora mi memoria en materia del fútbol está una que no he olvidado jamás, el día que se desarrollaba el partido, sabe Dios si clasificatorio o final, entre dos de los equipos duros de la escuela y Florentino el Profesor de Fútbol venía picando por el centro y Michael desbordando por la banda y el “Profe” en su fañoso lenguaje le gritaba: “Enjentra Mijael, enjentra”

Pero Michael no “enjentró” el balón y vino la fuerte reprimenda después por la pelota no “enjentrada” por Michael y no anotada por Florentino.

Si bello o aleccionador resulta recordar la anécdota, más bello resulta ver a Francisco Carrazana conversar con sus muchachos de la categoría 12 – 15, sentado él en un banquito del parque de Reina, allá en mi añorada Cienfuegos, y ellos en el suelo escuchándolo, no solo como un chico escucha a su Profe, sino como quien escucha a un padre o como quien escucha a quien no solo militó durante muchos años en la Selección Nacional de Fútbol, sino sobre todo, a quien lanzó toda una generación al estrellato futbolero de nuestro país y que por tanto sabe de que está hablando.

Bello resultó ver los muchachitos después fajados “de tú a tú” con grandulones de 20 a 25 años, metiendo el pie, cargando con el hombro, moviéndose por la cancha con soltura y elegancia; buscando al compañero mejor ubicado, pasando el balón, complementándose en las subidas, tapando por detrás cuando hace falta, marcando de cerca, presionando las salidas del contrario, recuperando balones y “El Carra” desde el banquillo, tranquilo, dejándoles que hagan lo que él les ha enseñado hacer, observando las deficiencias en sus alumnos para pulirlas luego en el entrenamiento, pero principalmente, dejando a un lado la cursilería barata de gritar palabrotas y exigir actitudes impropias en quien no ha desarrollado aun toda su fuerza muscular ni todo el talento futbolístico debido a su corta edad, algo que tantos profesores usan hoy como método de enseñanza. Ofender, presionar, zarandear por el hombro, abochornar delante de sus compañeritos, son actitudes que no entran dentro del código de enseñanza del Carra.

“Enseñar puede cualquiera, educar solo quien es un Evangelio vivo” decía José de la Luz y Caballero.

Al finalizar el partido el estrechón de manos entre padres y el entrenador que se marcha tranquilo a casa pedaleando su bicicletita; y aunque ni uno ni otros están contentos con el resultado obtenido, sí están seguros que el camino elegido es el correcto

Desde nosedonde Florentino se quita el sombrero ante Carrazana, respira aliviado y le dice a Michael:

“No injorta Mijael, pa’ la otra, pa’ la otra.”

6 comentarios:

  1. Gracias Ney, por la foto... era el complemento que me faltaba... me he puesto muy contento y emocionado a la vez. Un abrazo querido hermano.

    ResponderEliminar
  2. • (ACLARACION NECESARIA) El Carra. Francisco Carrazana Patrilge (24/7/1960) Futbolista y Gloria Deportiva de Cienfuegos, Cuba. Militó en la Selección Nacional de Mayores desde el año 1980 hasta 1987. Es considerado el gestor de llamada Generación de Oro del Fútbol Cienfueguero, cuyos integrantes, nacidos casi todos en el año 1985, obtuvieron varios títulos en las categorías escolares y juveniles de forma consecutiva, a los cuales sumaron posteriormente y de modo inmediato dos terceros lugares y dos títulos de la categoría de mayores.

    ResponderEliminar
  3. He disfrutado una enormidad este artículo. Aclaro que no es producto de la imaginación prolífica del autor. Los personajes y acciones fueron REALES. Lo escrito sobre el Profe Carrazana,no por reiterado está de más. UN GRAN ENTRENADOR.

    ResponderEliminar
  4. Mi querido Ney: Ya este artículo te lo había leído en tu casa hace unos meses,... pero creo le debía esta "publicación" al Mario luego de haberlo conocido y en parte para que no piense nadie que soy "incendiario" jajajaja, pero fijate tú que desde hace unos días tengo una idea en la cabeza dandome vueltas y revisando y revisando, me he encontrado con las palabras pronunciadas por Eusebio Leal en el congreso de la UNEAC en el año 2008, las cuales, luego de ser dichas arrancaron los aplausos mas sonados de todo el congreso. Esas palabras, son el complemento justo de alguien, que sin lugar a dudas no puede catalogarse de "desafecto" y que al escucharlas me hicieron vibrar de emoción. Esas palabras necesito "tirarlas" a la cara de todo aquel que por un medio u otro quiere dividirnos. A los de acá, con los de allá, porque cubanos SOMOS TODOS.

    ResponderEliminar
  5. Te felicito Roberto, buen trabajo, que decir del "carra", tremendo, lo que ha logrado no es facil porque una cosa es triunfar como deportista y otra como entrenador y el ha sabido hacer las dos cosas quiero decirte que la famosa generacion del 85 hizo en la categoria juvenil lo que nadie ha hecho en la historia del futbol despues de la revolucion o sea ganarlo de forma invicta y sin perder un solo punto. Un dia lo veo por mi casa y le digo que le habian puesto a un muchacho en la seleccion, me acuerdo que era el kiki Villa Urrutia y me dijo que todavia faltaban mas, pienso que la comosion ha sido un poco injusta con su hijo Alexey nuca le dieron la oportunidad, lo llevaron a la copa oro y practicamente ni jugo.

    Roberto dime si sabes algo de los resultados de este nuevo equipo que tiene, tambien del de Frank Espinosa que creo que iba ganando el juvenil pero no he sabido mas nada. Gracias a ti y a Ney.

    ResponderEliminar
  6. Pomares: El Ney anda perdido... ya le diré q se ponga en contacto contigo, yo en la verdad estoy fuera de eso...

    ResponderEliminar