sábado, 11 de junio de 2011

Selección de todos, equipo de elllos.

Son días tristes los que vivimos por estos días los seguidores de la Selección Nacional de futbol, dos derrotas, en dos partidos diez goles en contra y ninguno a favor han convertido a la tricolor en el verdadero hazme reír de la Copa de Oro.

Un equipo chato, sin ideas en ocasiones, con una defensa que da vergüenza, una delantera totalmente ineficaz y una pobre preparación física de los jugadores hacen demasiada densa la bruma para poder ver el talento que algunos de sus integrantes poseen.

Una selección huérfana de sus mejores talentos esparcidos por diferentes ligas en el mundo y a los que se le niega el honor de defender sus colores por unos cuantos que se creen de mejor familia. Una selección que sin embargo es apoyada por todos incluso por aquellos a los que se le prohíbe no solo pertenecer a ella sino siquiera acercársele o tratar de ayudarla.

La de hoy, es la selección de todos esa que nos hace vibrar en algunas ocasiones o apretar los puños de rabia, frustración o impotencia , es a la que todos seguimos y apoyamos, los de adentro, los de afuera y hasta de los que sin siquiera haber pisado una vez la isla se siente tan cubanos como el que demás por el simple hecho de llevar en sus venas esta mezcla de sangre española y africana que nos hace únicos, que nos hace: CUBANOS.

Es esta nuestra selección, pero no es nuestro equipo, y no lo es porque este es el equipo de aquellos que se creen con el derecho de denominarse mejores cubanos por el simple hecho de vivir dentro de sus costas, es este su equipo y no el nuestro y es que no podemos sentir nuestro a un equipo que margina y destierra a cualquier cubano por cualquiera que sea la razón.

No existen criminales, ni traicionaron a nadie, esos que hoy en día viven y juegan fuera del país, hombres de carne y hueso cuyo único “delito” fue mirar al cielo buscando las estrellas y no al techo que se les obligaba a ver, que se atrevieron a buscar su sueño y no dejar que el viento se los arrebatara de las manos.

Hay traidores, si, traidores a nuestra selección, a nuestro futbol, pero hay que mirar a otro lado. Traidores con nombres propios, esos que manejan nuestro futbol con el mayor de los descaros y bajezas y no dudan en robarlo, mutilarlo y hacerlo juguete de su propiedad y conveniencia, esos que encabezan a una Federación corrupta hasta los tuétanos.

Señor Luis Hernández a donde quedó el dinero enviado por la FIFA para el desarrollo del futbol en Cuba, si los jugadores tienen que resolver ellos mismos los balones para poder entrenar, a donde los tacos devueltos por los jugadores al final del torneo pasado y que jamás regresaron a ellos para esta temporada, o a donde los uniformes de los equipos que han tenido que usar los mismos del torneo pasado.

¿Qué tanta integridad pregona usted que se cayó el intento de soborno de su amigo Jack Wagner a las federaciones caribeñas con vistas a las elecciones de la FIFA?,? por qué se tragó la lengua y lo denunció si tanta integridad tiene?, ¿es que acaso también se “tragó” los 40 000 dólares?

Pero que más decir de un tipejo cuya única función ha sido destruir el futbol cubano, un tipo que miente fresca y descaradamente, alguien que dirige una Federación de caricatura como el equipo que hoy nos representa en esta Copa de Oro, sin que con esto queramos demeritar a los hombres que la integran, pero que a las claras no representan el nivel del futbol actual cubano, aunque tal vez si el del que se practica dentro de la isla.

Hay que reconocerle eso si que ha cumplido con creces el trabajo de desprestigio del futbol cubano, pues hoy en día nadie en este mundo dudaría en señalar a nuestro futbol como de los peores del área y del mundo, algo que sin duda afecta no solo a los que hoy permanecen en la isla sino también a aquellos que tratan de abrirse su paso en Ligas Profesionales de otros países.

A los cubanos se nos privó de la participación en la Copa de Oro del 2009, bajo la promesa de preparar una mejor selección y ganar la Copa de Oro, palabras que si en su momento sonaron a un claro insulto a nuestra inteligencia y que hoy, dos años después ante el pobre actuación del equipo cubano desnudan que las verdaderas intenciones de aquella ausencia nunca fueron las de poner sobre la cancha un equipo competitivo.

Llegó el momento del cambio, de acabar con los corruptos y vividores que tanto daño nos hacen, es hora de separar cubanos en buenos o malos, en puros o no puros, es hora de soltar la rienda a nuestros jugadores para que como pura sangres salgan desbocados a la conquista del mundo futbolístico, es hora de dejar de usar la patria y la selección como cárceles de las que no se puede salir so pena de ser desterrados perpetuamente.

La patria como la Selección es madre agradecida y no desprecia a sus hijos porque vivan en la casa del al lado, siempre los recibe cariñosa cuando estos regresan ante el llamado maternal, la Selección es de todos y a todos se nos debe dar la oportunidad de defenderla, sin importar si viven en la Habana o en el Polo Norte, si nacieron en la campiña cubana o en las abarrotadas calles de Hialeah, que prime además de la calidad futbolística el simple hecho de sentirse cubano para que el Equipo deje ser de Ellos y como la Selección sea de TODOS.

3 comentarios:

  1. muy buena reflexión, soy mexicano pero sigo tu blog desde hace tiempo, Cuba dio su peor papel en su historia en CONCACAF, con un futbol equiparable al de Turcos y Caicos, Islas Caiman, Dominica, etc., una pregunta, a que se debe que jugadores que juegan en otra liga no puedan representar a Cuba? .. un caso especial es del Armenteros en Holanda, se que el no "deserto" pero tiene ascendencia cubana, si que porque no convocarle? .. espero me puedas responder, gran trabajo en tu Blog mis respetos ya que es el unico medio que tengo para enterarme del futbol en la Isla, Saludos desde la Ciudad de México.

    ResponderEliminar
  2. mi nombre es julio espinosa padre ..muchos me conocen en el mundo futbolistico de cuba por el... sangano..quisiera agradecerle sus comentarios...pero lo unico que le desearia a todos los jugadores es que se quedaran ...asi el escandalo para la FIFA seria bien grande y dejaran a un lado la hipocrecia que existe con CUBA...todos sabemos que FIFA sanciona a cualquier gobierno que se entrometa en los asuntos de las federaciones nacionales...porque no al gobierno de CUBA...porque no cuando todos saben que el futbol en CUBA lo dirije el gobierno y no la federacion de futbol ...por eso es que durante mas de 20 anos o quizas mas no hemos vuelto a ser un pais competitivo en el area...solo los que llevamos el futbol en la sangre sabemos los desastres que cometen con nuestra seleccion nacional...los dirigentes de esta y los dirigentes del gobierno...donde estan aquellos que si han jugado futbol..que si han sufrido por nuestra camiseta..que si merecen que se las haya dado la oportunidad de capacitarse como tecnicos en el extranjero ..de tener una escuela donde superarse...de demostrar que se viene alcansando al menos un nivel tactico..donde estan muchos estamos aca fuera de CUBA ..solo por eso porque nunca tuvieron esa oportunidad o porque no eran del grupito..todos sabemos como funciona la seleccion nacional;solo la FIFA.. solo la FIFA..esa no lo sabe...es triste pero es la realidad...habria que hacer algo hacia adentro..pero los de afuera no creo que podamos hacer nada....solo nos queda seguir sufriendo... ver como recibimos 16 goles de todos los angulos ..quien le dijo a nuestro director tecnico que CUBA puede jugarle de tu a tu costa rica o a mexico o el salvador..no ve el futbol mundial..no sabe que los equipos se arman de atras para adelante..que pobreza de espectaculo...solo podemos seguir esperando .....solo no nsabemos cuanto....gracias...

    ResponderEliminar
  3. Saludo Señor Espinosa, la verdad yo dudo que la FIFA no sepa lo que esta ocurriendo en la Federacion Cubana de Futbol y con los jugadores cubanos y la discriminacion a la que son sometidos por parte de las autoridades cubanas. ?Por que no hacen nada? La verdad no lo se, tal vez por lo mismo que no hicieron nada por casi 20 años con Jack Wagner a pesar de que la corrupción en la CONCACAF era algo evidente y por todos conocida y es que en este asunto parece que una mano lava la otra y las dos la cara y si bien Cuba no es nadie en el futbol mundial, su voto cuenta igual que el de Brasil y parece que Blatter tiene asegurado ese voto.
    Pero tanta desgracia es la corrupcion rampante dentro de la Federacion como la indiferencia de quienes se llaman gente de futbol o dicen querer la seleccion y que no lebvantan la voz para denunciar esa corrupcion o se conforman con decir solapadamente que la seleccion es un asco y se hacen los locos para que nadie los identifique como seguidores del futbol cubano, mientras sigamos asi estamos jodidos, mientras que los que pueden los que tienen las conexiones para llevar esto ante la FIFA o las autoridades que haya que llevarlas sigan mirando a un lado este problema seguira ahi y nosotros seguiremos ciendo el circo de la Copa Oro
    Mario

    ResponderEliminar