lunes, 13 de junio de 2011

No somos iguales

"Nuestros jugadores son iguales a los jugadores de todo el mundo. Pueden dar una entrevista durante un tiempo determinado, pero por ahora tienen que permanecer concentrados. Somos iguales."

"Hay una renovación del equipo nacional llevándose a cabo. Estamos en un proceso encaminado a la búsqueda de armar un equipo que pueda estar en la eliminatoria para el Mundial. "

"Lo que estamos buscando es clasificar a Cuba a un campeonato mundial. El fútbol cubano está participando en todos los eventos de la FIFA y de CONCACAF. Hay un movimiento masivo en nuestro país. El fútbol es ahora muy similar al béisbol. Hay muchos niños jugando fútbol, que es lo más importante. De ahí saldrá el talento. Estamos convencidos de que el fútbol cubano crecerá a un nivel internacional. Las deserciones quedaron en el pasado. Se trata de jugadores que cometieron una indisciplina muy grave porque abandonaron a su compañero de equipo. Pero eso ya pasó. Este es un equipo muy unido."

Luis Hernandez Heres

Cuando parecía que no podría haber algo más lamentable y bochornoso que la actuación del equipo cubano en esta Copa de Oro, aparece el “señor” Luis Hernández, flamante presidente de la Desfederación Cubana de Futbol y máximo responsable de este desastre futbolístico, para con estas declaraciones para demostrarnos que estamos equivocados.

Habría que empezar por decirle al Señor Hernández que nosotros no somos iguales y eso él lo sabe muy bien, y no lo somos porque tipos como él le mutilan a los jugadores la posibilidad de ser libres, de elegir su futuro y porque se le niega a otros el derecho de pertenecer y defender los colores de su patria por el simple hecho de vivir fuera del país o de jugar en Ligas extranjeras.

No somos iguales pues los jugadores de otras selecciones no tienen a su equipo como cárcel, pueden ir y venir libremente, no son confinados a sus cuartos de hotel, no se les retiran sus pasaportes ni sus entrenadores montan guardia en los Lobbies de los hoteles para mantenerlos vigilados, no somos iguales señor Hernández, porque el esclavismo ya se abolió en todas las selecciones y solo sobrevive en esa que usted maneja a su antojo y para su propio beneficio.

No podemos ser iguales porque mientras en otras selecciones la prensa tiene acceso a los jugadores los nuestros son mantenidos alejados de esta o son sacados sigilosamente de los estadios por los lugares más alejados del periodismo.

Y no podemos serlo porque mientras los otros son libres de escoger su futuro los nuestros deben escapar en el medio de la noche, como vulgares delincuentes para buscar el suyo y cumplir sus sueños.

No señor Hernández no son traidores ni indisciplinados como usted quiere hacerlos aparecer, son simplemente jugadores que quieren ser tratados solo como lo que son, seres humanos y no esclavos marcados por su yugo.

No podemos ser iguales porque mientras usted usa su cargo y esta selección como medios de beneficio personal, nuestro equipo, nuestro futbol palidece bajo su mando y se precipita en el abismo de la mediocridad.

Dejemos ya de una vez por todas el mismo cuento de la renovación para tratar de opacar malos resultados, ¿Es que acaso esa no fue la justificación para no asistir a la pasada Copa de Oro? ¡Basta de mentiras!

Esta selección es solo el reflejo de lo que se ha convertido el futbol en Cuba bajo su mando: Una calamidad, es un equipo que como ya dijimos en artículos anteriores no representa a todos los cubanos y que solo la muestra de ese grupo que quiere doblarse a sus exigencias y normativas

En la selección no existe ninguna renovación, no ocurrió hace dos años no está ocurriendo ahora, pues para que esta exista se debe comenzar por liberar a la misma, convocar a quienes se lo merecen, jueguen aquí o allá sin importar sin que medien otros factores que los meramente deportivos.

De poco importa el movimiento masivo del que usted habla, si los talentos se pierden porque no hay quien los reconozca, si a esos que de verdad les interesa el futbol y que dedican su tiempo a los niños no se les apoya, si no se respeta nuestro Campeonato Nacional y a nuestros jugadores o se siguen desviando los recursos destinados al futbol a otros deportes.

Seamos claros Luis Hernández, nosotros no somos iguales, habría que cambiar demasiadas cosas para hacerlo y eso usted lo sabe tanto como nosotros solo bastaría ver si quiere cambiarlas

3 comentarios:

  1. de acuerdo contigo no hay que aportar nada mas ya tu lo has dicho todo mario verguenza le debe dar es un tirano traidor del deporte que lo ha empanado y hundido en lo mas profundo esta pa cojerle y caerle a galleta en esa cara de comunista aprovechado vividor ladron porque se coje los recuersos que la fifa les asigna a cuba la fifa deberia permitir un equipo cuba de exciliados y permitir afiliarnos como cubanos independientes y tener nuestra sede en el exterior con representantes en la fifa se que no sera jamas pero es lo que merece un regimen improbioso y tirano es increible que esto suceda en un pais civilizado luis hernandez si lees esto te digo en tu cara que eres un descarado y vas a pagar por esto

    ResponderEliminar
  2. Oye, SUPER MARIO, estaba acomodandome desde ayer para escribir sobre este mismo tema cuando lei el articulo de la pagina de CONCACAF y al pasar por tu blog veo que ya tu le habias tirado a ese balon. No quise ni leerlo para no contaminar mis ideas, ya colgue mis "REFLECCIONES" en el BLOG DEL FUTBOL ZULUETE~O y ahora al leer las tuyas mas me aseguro de que la demagogia de estos tipos es capaz de generar mas razones que el agua que corre por el amazonas. ! que tipo mas sinico y bajo este personaje LUIS MENTIRA !

    ResponderEliminar
  3. Que tal Ariel Hermano, esta mañana estuve viendo tu blog y concuerdo contigo, pero dejemos al lado los números, lo peor de este grupo, difícil llamarlo equipo, fue la falyta de entrega de lucha, de pelea y eso es algo en lo que coiciden todas las personas que han hablado conmigo al respecto, nada hermano que a la actaución de Cuba en la Copa Oro habría que titularla "La vergüenza y los sinvergüenzas"
    Mario

    ResponderEliminar