viernes, 10 de junio de 2011

La Cuba que se fue; en 1938 tuvo su clímax

(Trabajo periodistico con Don Manuel Tuñas, realizado por el diario El Excelcior de México y publicado en el día de ayer, al cual nos hemos permitido la libertad de añadir algunas fotos que con gran amabilidad Don Manuel nos ha hecho llegar)
CIUDAD DE MÉXICO, 9 de junio.- Aunque no lo quería, el futbol cubano se fue diluyendo, como esas canciones que no se desea que terminen pero se van apagando poco a poco hasta perderse.
Pero existió alguna vez una generación diferente, aquella que fue al Mundial de Francia 1938, prácticamente la única alegría que ha tenido Cuba en el futbol.
Llegaron a cuartos de final después de empatar y vencer a Rumania en dos juegos.
Juan Tuñas era el goleador de época, el Romperredes, como le decían por su fuerte pegada al balón. Años después vino a jugar al España y decidió quedarse definitivamente a vivir en México.
Su hijo, Manuel Tuñas, lleva con parsimonia todos los datos de su padre. “Fue una camada de jugadores de gran estirpe, muchos de ellos hicieron grandes cosas, deportistas que estaban bajo el régimen de Fulgencio Batista, después todo cambió y mi padre fue un gran delantero en México”, menciona con un tono totalmente conmovedor, de un hijo que admira la vida de su padre.
Tres Leyendas del Futbol Mundial: Juan Tuñas (Cuba), Isidro Lángara (España) y José Manuel Moreno (Argentina)
La actual Cuba se enfrenta a México hoy en la Copa Oro, siendo totalmente distinta a la de hace muchos años.
La Habana comunista cambió muchas cosas, no dejó florecer más que algunos deportes y el futbol se fue deslavando.
“México en aquellos años, iniciando los 40, era muy parecido a Cuba. Incluso hay informes donde el Centro Gallego, donde jugaba mi papá, hizo giras por Centroamérica y salió invicto.
“Era raro que un cubano fuera fichado por el España en México, pero mi papá hizo 28 goles con su equipo en su última temporada en Cuba, su más cercano perseguidor hizo 14, entonces era fácil deducir que necesitaban un goleador y lo encontraron”, expresa Manuel Tuñas.
El equipo nacional de Cuba de 1938, curiosamente estaba conformado por puros jugadores de raza blanca, “es que casi todos eran hijos de españoles”, acentúa Tuñas desde Cuernavaca, donde vive.
La historia de esa selección y de Juan Tuñas, data de balones de cuero, piernas muy fuertes, olor a sal que se desprende desde el mar y bastantes confrontaciones con los marineros de buques y barcos que llegaban al puerto de La Habana.
“Jugaban cada día contra una selección diferente de extranjeros, era un buen entrenamiento”, responde Manuel Tuñas con desparpajo ante la reacción del recuerdo.
Mundialistas y amigos "Bolillo" Rodríguez, Romperredes Tuñas, Juan Ayra y Cubanaleco Gil, Miembros del Real España mexicano en la temporada del 44-45
Fue tan buena la contratación de Tuñas en el Real España que de esa pléyade de futbolistas cubanos emigraron a México otros tres más: José Antonio Bolillo Rodríguez, Manuel Cubanaleco Gil y el portero Juan Ayra.
Después de ellos, el futbol en Cuba entró en una etapa de oscurantismo y poca vivacidad de afición, a pesar de que éste año se cumple el centenario de celebrar el día del futbolista en la isla.
Incluso, el gobierno de Fidel Castro rindió tributo un par de veces a Juan Tuñas por su logro con aquella selección y por ser el jugador más longevo de la Concacaf, con 93 años.
“Mi padre decía que el futbol no era tan complicado, el que jugaba bien lo hacía así y punto y se enojaba de lo que veía ahora. También es una realidad que hoy en día, Cuba no tiene buen equipo con respecto a México”, menciona Manuel Tuñas, con un timbre de voz lleno de verdad. (Carlos Barrón, Tomado de la edición digital del periódico Excelsior de Mexico)

No hay comentarios:

Publicar un comentario